www.euromundoglobal.com

Opinión: “La Columna de Primavera…”

A Treinta Años del NO

martes 25 de septiembre de 2018, 22:08h

25SEP18 – SANTIAGO DE CHILE.- Considerando que el mundo envejece cada día más, en Chile, algunas asociaciones espontáneas están llevando a cabo reuniones o conversatorios cada vez más interesantes para sobrellevar el déficit de ubicación y representación social de un gran porcentaje de la población: los adultos mayores.

A Treinta Años del NO
A Treinta Años del NO

A las puertas del aniversario N°30 del plebiscito, cuyos resultados botaran a Pinochet de su detentado gobierno, la organización Acción Mayor, mediante el conductor Richard Yáñez, experto en DDHH, el destacado periodista Patricio Bañados (83) ícono oficial de la promoción del NO en la franja publicitaria, más una cantidad suficiente de adultos mayores unidos a jóvenes estudiantes y profesionales, se prestaron para un emocionante intercambio de historias personales referidas al plebiscito y otros relatos anteriores al mismo.

La mayoría de los adultos convocados fuimos personas afectadas directamente por el atropello a los Derechos Humanos por parte del Régimen Dictatorial y, tomando mate con pan amasado, en medio de un cálido y enigmático conversatorio de ambiente solemne e inmensamente respetuoso, se dio rienda suelta para que los recuerdos de los mayores y las dudas de los jóvenes, hicieran un silencioso pacto para fusionarse en respuestas increíbles, considerando la edad de aquellos testigos de primera fuente, entre sesenta y noventa años, ya con sus cabezas blancas, pero serenas y resignadas ante sus innumerables pérdidas.

Las ansias de tales jóvenes, estribaba en la imposibilidad de obtener tal conocimiento de parte de sus padres u otros parientes, quienes traumatizados por larga data, decidieron sellar sus bocas, para “no entrar en conflictos inútiles”, para “no volver atrás”, más la infaltable y sonsa expresión: “el pasado pisado”. Mientras que las ansias de los mayores, entre civiles y uniformados presente en la reunión, era permitirse entregar información antes de que la memoria los abandonara y con ella, la credibilidad en las descripciones de hechos traumáticos por generaciones.

De tal manera, supimos de personas que fueron verdaderos juguetes de la dictadura, que recorrieron casi la mayoría de los improvisados penales de la época y que, sin haber sido más que jóvenes espectadores, sin colores ni tendencias políticas, fueron perseguidos hasta entregar el alma. Supimos de alguien que perdió la vista, traicionado por el temor de sus pares, quienes prefirieron perder a uno de los suyos, que perderse todos ante la decisión del primero de votar por el NO. Nos confidenciaron hechos casi irreproducibles, que hacen que nuestro corazón se parta en pedazos al intentar recrearlos.

Con todo, los jóvenes abiertos al conocimiento, no lograron entender a ciencia cierta, ni menos medir lo que significaba la falta de libertad, algo aparentemente abundante en nuestro tiempo actual. Tampoco fue fácil explicar ese gran temor, que traspasaba los límites de la cordura por querer conseguirla, ni hacer sentir a través de los relatos, aquella impotencia de tener que renunciar a ella por el bien de los demás. Se entiende, se justifica, porque no hay parámetros tan horripilantes para ejemplarizar tales sentires. Pese a lo anterior, una ventana de esperanzas se abre con el sólo hecho de saber que hay una linda muchachada, jóvenes profesionales y estudiantes de diversas materias y provenientes de distintos estratos sociales y culturales, que están interesados en la historia verdadera, que están arrojados a conocer la verdad de la injusticia, del aplastamiento, de la traicionera gestión militar ejerciendo como dictadura atroz. Todos, adjetivos que nos formaron como una sociedad debilucha e incapaz de exigir sus derechos en todo orden de cosas. Los jóvenes de hoy no temen exigir, ni protestar, porque para temer ya fue suficiente con nosotros, los que sobrevivimos a la maldad.

Gracias a la vida que cierta vez, en que otros jóvenes, unos de aquella lejana época de hace treinta años, se organizaron y lograron derrocar a una cruenta dictadura con el pacífico y simple poder de un voto, más otro y otro.

(Primavera conmemoradora)

Las fotografías son gentileza del Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM) http://www.gam.cl/

Autorizadas por Acción Mayor http://accionmayor.cl/

(*) Primavera Silva Monge es una escritora chilena, traductora de japonés, ex alumna del prestigioso Instituto Nacional de Santiago de Chile, artesana y socióloga por afición. Sus escritos los redacta referidos principalmente a los temas cotidianos imprimiéndoles una dosis de frescura y cercanía que hacen muy fácil su lectura y comprensión. Su género literario favorito es la novela y el relato o cuento corto.

GALERÍA DE IMÁGENES - Haga click en una foto para "abrir" la Galería y ver todas las imágenes

Primavera Silva Monge (*)

(*) Primavera Silva Monge es una escritora chilena, traductora de japonés, ex alumna del prestigioso Instituto Nacional de Santiago de Chile, artesana y socióloga por afición. Sus escritos los redacta referidos principalmente a los temas cotidianos imprimiéndoles una dosis de frescura y cercanía que hacen muy fácil su lectura y comprensión. Su género literario favorito es la novela y el relato o cuento corto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

2 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8