www.euromundoglobal.com

Opinión: “Recuerdos de Mi Abuelita…”

Cerebros privilegiados

Por Geral Aci (Madrid)

jueves 01 de diciembre de 2016, 19:14h
Cerebros privilegiados

02DIC16.- Hoy estoy contento, soy feliz, amo la vida, me siento un ser humano beneficiado, por haber tenido la oportunidad de vivir acontecimiento tan hermoso. Me quito el sombrero ante cerebros tan inteligentes, desarrollados y que seguramente causan envidia en toda la población.

He olvidado mis deudas, se que ahora puedo pagarlas con facilidad. Tiré a la basura un listado de 569 amigos, que me pedían que si encontraba una vacante de cualquier trabajo, ya que estaban muy mal económicamente, que por favor les avisara. Pero yo creo que ya no lo necesitan. Terminó la crisis, no solo aquí sino en toda Europa, es bello poder decirlo, ya no más gente buscando alimentarse con los “caducados” que yacen en el fondo de los contenedores de basura, en la puerta de los supermercados; tranquilidad absoluta para los ocho millones de parados, que se las veían negras para poder alimentar a los hijos y resto de la familia. Seguramente mañana les llamaran para darles un puesto de trabajo o una buena cantidad de dinero mensualmente.

Se ha producido el cierre definitivo de los CIES (centros de detención de inmigrantes o campos inmorales de ciudadanos sin documentos y privados de los derechos humanos). Ya nadie por la mañana comentará en los programas defecados de las diferentes cadenas de televisión, que hablaban de los inmigrantes como causa de la crisis de Europa, olvidando opinar sobre las tarjetas de Caja Madrid, de los arruinados con las promesas estafadoras de bancos y cajas. Y de los centenares de aforados, pero ladrones.

Tranquilidad para la derecha económica y política, contra los extranjeros conocidos como “quitadores de puestos de trabajo”, digamos trabajos especializados: pasear perros, cuidar señores de cien años, bañarlos y cambiarlos, pasear señoras de 99 años cuando van a misa. Estar días y noches, con frío o calor, durante las cuatro estaciones, esperando a un “empresario” para descargar camiones o acarrear arena con una cuchara.

Ya todo eso terminó, nada tenemos que envidiar a Holanda, Alemania, Bélgica, Luxemburgo, Montecarlo, Vaticano o Suiza. Ya todos somos iguales, nadie tiene problemas con respecto al estado de bienestar social, de corrupción, de indocumentados, de extranjeros feos, de acentos raros o vestimentas coloridas. No señores, eso terminó, esto es el paraíso.

¿Por qué tanta euforia? Tanta alegría, la sensación de ver el futuro muy claro, sin pobres, sin putas de quince años, sin curas denunciados por inmorales, sin políticos encausados.

Nada, yo me quiero morir aquí, esto es el Edén.

Me recuerdo que mi abuelita me dijo: Si una vez te sientes acorralado por una jauría de zorros, hienas o lobos, solo procura matar uno, lo despedazas y lo arrojas a los otros, ellos lo devoraran olvidándose de ti. Ella quería decir que cuando las autoridades necesitan una presa, para ocultar sus fechorías, recurren a un ser humano desvalido, indefenso y asustado. Creen que con una cagada de gallina pueden ocultar la mierda de cien perros.

No es posible.

Le cuento mi odio y rencor.

Hace tres días, la policía expulsó de España a un niño de cuatro años, bueno, ahora tenía 19, pero era un ser humano. Lo enviaron a Paraguay después de vivir CATORCE años en España, es decir un ciudadano español, solo conocía Galicia. Era su tierra, ahí estudió, creció, tuvo sus amistades y tal vez soñaba con formar una familia. Pero no pudo ser, él no era un narcotraficante de la zona, ni un delincuente internacional de Georgia, Rusia o Albania no, él no tenía un equipo de abogados pillos que dilataran por años su enjuiciamiento, y dinero para pagar a funcionarios judiciales, menos, ni era amigo de un juez. Era un simple niño o joven que cumplió 19 años y no encontró un puesto de trabajo, se unió a los ocho millones. Pero él era extranjero.

Era una presa más fácil, se podían ensañar con él. Pocos le defenderían.

Yo soñé que lo despedían con honores constitucionales, con medallas en el pecho, con el himno nacional, con la presencia de ministros, jefes de policía, politiquitos, y enviados extranjeros, porque un solo hombre solucionaba todos los problemas de España. Con su desaparición seguramente ahora viviremos ese Edén del que yo hablaba. Imagino que para darle la despedida estaban presentes los mismos perros que por la mañana en televisión ladraban sobre “La muerte de un dictador cubano” pidiendo democracia, es decir que existan ciudadanos aforados, que puedan robar sin castigo y políticos que no pagan seguridad social. Ciudadanos de primera y segunda clase, documentados e indocumentados. Esos mismos monaguillos o sacristanes que días antes oraban y vomitaban padres nuestros y aves Marías por una señora que fue alcaldesa.

Es algo sucio, inmoral, un acto ejecutado por los que claman a Dios cuando las injusticias se responden con violencia.

El niño paraguayo no tiene familia en ese país, se considera ciudadano español, pero hacía falta una presa para las hienas.

Creo que Paraguay tiene un consulado y una embajada, no sé si se habrán movilizado en defensa del niño; si lo han hecho, tienen que seguir luchando por su retorno, si no lo han hecho, entonces son como todas las embajadas y consulados, solo sirven para banquetes, orgías, borracheras y negocios “particulares”.

Es cómico, junto a publicarse esta barbaridad, se publicita un teléfono, lógicamente de los caros, para llamar y ayudar a salvar la vida de miles “de niños maltratados por los mayores”. ¿Existirá algún número donde llamar para darle de comer a este “peligroso” expulsado de un desarrollado país europeo?

Si, desperté alegre por los beneficios que suponían para Europa la desaparición de este niño, pero al pensarlo con calma y como un ciudadano civilizado, ya no estoy contento. Me ducharé, si me ducharé muchas veces; la noticia me dejó impregnado de eso que se conoce como excremento.


(Geral Aci – Madrid)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8