www.euromundoglobal.com

Pueblos de España

Paraísos perdidos en la provincia de Zamora
Ampliar

Paraísos perdidos en la provincia de Zamora

Alfarería, arqueología y agua limpia y cristalina

lunes 29 de agosto de 2016, 02:59h

Por Concha Pelayo (*)

Museo alfarero y arqueológico de Muelas del Pan:

29AGO16.- Los primeros datos que se conocen sobre la alfarería de Muelas del Pan parten de la Edad Media cuando en 1547 se hacen los primeros barreños para la reina Juana la Loca, aunque también existen documentos de 1571 cuando el oficio de ollero se practicaba en tiempos de Felipe II. Esta actividad, junto a la arriería se realizó de forma tradicional en el municipio hasta conseguir abandonar la agricultura.

Paraísos perdidos en la provincia de Zamora

Esta actividad estuvo vigente hasta el siglo XIX. De hecho, el barro de Muelas del Pan fue trabajado tanto por hombres como por mujeres, aunque fueron éstas las que se implicaron más de manera generalizada. Era frecuente ver en casi todas las casas, ollas, platos, cántaros y todo tipo de utensilios de cocina elaborados con el barro autóctono y por las propias mujeres. Un oficio que fue desapareciendo poco a poco y que marcó una época en el que trabajo artesanal se mantuvo durante varios siglos.

El Museo, abierto hace algunos años se ubica en una antigua edificación de nueva planta donde se guardan los vestigios de la cultura popular que se fue desarrollando a lo largo de los siglos. El museo se halla situado en un teso, a la entrada de la localidad y visible desde la propia carretera y desde el contiguo pueblo de Ricobayo. Debido a la belleza del paisaje, sinuoso y granítico, algunas de las paredes del edificio son acristaladas para integrar el paisaje en la propia estructura.

En su interior nos vamos a encontrar con numerosas lecturas que van de la Edad del Cobre, del Bronce, Primera Edad del Hierro, Etapa Celtibérica, Romanización, Periodo Tardorromano y Visigodo, hasta la Época Medieval. En cada una de estas etapas se explica de forma pormenorizada las características y los hallazgos de cada una de ellas incluyendo detalles sobre las excavaciones llevadas a cabo.

Dos plantas para mostrarnos restos de estelas funerarias, cerámica de todos los tamaños, los diferentes asentamientos como el Castro de San Estéban o El Vedal, entre otros. Un museo donde los visitantes pueden ver cómo se hacía una vasija o un plato con los mismos procedimientos que se utilizaron en otras épocas. Incluso pueden elaborar uno de estos objetos para llevarlo como recuerdo.

Molino

Otra curiosidad que nos ofrece Muelas del Pan, es la recuperación de un antiguo molino con una antigüedad aproximada de principios del siglo XX y que tuvo actividad hasta hace treinta años, permaneciendo durante todo este tiempo cerrado. Ahora, ha sido recuperado por su dueño, José Arribas Vizán y aunque es propiedad privada lo muestra, orgulloso, a todo el que quiera acercarse para que vea el funcionamiento al completo. Aunque nunca más volverá a utilizarse, sin embargo está en perfectas condiciones de uso ya que su propietario lo ha restaurado y recuperado totalmente. Los curiosos podrán descubrir, además de cómo se realizaba la molienda del cereal, descubrirán también no poca terminología y palabras con las que se denominan los elementos que componen el molino. Una visita verdaderamente interesante.

Embalse de Ricobayo:

Una experiencia única para disfrutar del arte y de la cultura, un día, o durante un largo fin de semana, ya que Muelas del Pan, junto a Ricobayo, separadas ambas por el embalse del mismo nombre, comparte un embalse de aguas cristalinas rodeadas de granito que proporcionan al lugar una atmósfera limpia y salutífera y que hacen de estas dos localidades lugares apetecidos por propios y extraños que acuden a diario a disfrutar de la natación y de deportes como la navegación el piragüismo, el senderismo o el ciclismo, sin olvidar la buena gastronomía de la zona como la ternera de Aliste. A treinta minutos la localidad portuguesa de Miranda do Douro y a una hora Braganza. Madrid, a una hora y treinta minutos en el AVE. Dos en automóvil.

No se lo pierdan.

(*) Concha Pelayo es escritora. Miembro de AECA

Paraísos perdidos en la provincia de Zamora
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios
Portada | Hemeroteca | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8