www.euromundoglobal.com

El Gobierno de Túnez busca recobrar seguridad cambiando altos mandos policiales

El Gobierno de Túnez busca recobrar seguridad cambiando altos mandos policiales
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:21h

El Gobierno tunecino intentaba este miércoles recobrar el control de la seguridad en el país, aún inestable, destituyendo a 30 altos oficiales de la policía, una institución que fue uno de los pilares del derrocado régimen del presidente Ben Alí.

Ante las protestas de funcionarios y los repetidos incidentes de saqueos en el país, el equipo remodelado del primer ministro tunecino, Mohamed Ghanuchi, desembarazado desde el 27 de enero de los últimos caciques del régimen Ben Alí, asestó un gran golpe.

Unos 30 altos oficiales de la policía fueron destituidos, un militar fue nombrado jefe de la seguridad nacional y nuevos comandantes de policía fueron designados en siete regiones claves del país. El ex ministro del Interior de Ben Alí, en arresto domiciliario desde el 13 de enero, fue puesto en detención provisional.

El almirante Ahmed Chabir, nuevo director de la seguridad nacional, tiene por misión garantizar de nuevo la seguridad, que estaba en manos de miembros del antiguo régimen, así como hacer que retornen a su trabajo miles de policías que habían desertado las calles por temor a represalias de la población o por fidelidad al presidente derrocado.

Este miércoles por la mañana, la prensa de Túnez aportaba un decidido apoyo a las autoridades en sus editoriales, defendiendo una relación consustancial entre "democracia y seguridad".

"El retorno del policía, ese soldado de la democracia, a las calles después de un eclipse que sumió al país en la inquietud y el desconcierto le devuelve la confianza a los tunecinos", escribe el editorialista del diario Le Quotidien.

Un difícil desafío en un país atenazado desde hace 23 años, donde unos 100.000 policías y miles de adherentes al partido RCD (Reunión Constitucional Democrática, que reivindica dos millones de miembros) constituían los ojos y brazos del sistema de represión Ben Alí.

El ejército, que se sumó a la revolución negándose a disparar contra los manifestantes, sólo cuenta con 35.000 hombres, esencialmente en las fronteras.

El martes en la noche, en la televisión nacional, el nuevo ministro del Interior, Farhat Rajhi, dio un testimonio increíble acerca de las poderosas fuerzas que actúan aún en el seno del Estado.

"El lunes en la noche, entre 2.000 y 3.000 personas atacaron mi ministerio. Gracias al general Rachid Ammar (figura del ejército que ha prometido ser el garante de la revolución) y a las fuerzas antiterroristas, pude escapar, pero me robaron mi abrigo, mis gafas y mi teléfono móvil", contó el ministro.

"Cincuenta de los invasores, algunos de los cuales estaban armados, fueron detenidos y luego liberados, lo que muestra un fallo en la seguridad y una complicidad entre los agresores y los servicios de orden", afirmó Farhat Rajhi, denunciando un "complot contra el Estado".

Al término de un consejo de ministros el martes, el equipo de transición dio garantías de firmeza, tanto a los tunecinos como a sus socios internacionales.

Por otro lado, la justicia tunecina se hizo cargo del caso sobre malversación de fondos públicos de la que se acusa al ex presidente Zine El Abidine Ben Alí y a sus allegados, afirmó este miércoles en Bruselas el nuevo jefe de la diplomacia de ese país, Ahmed Abderrauf Unaïs.

"El asunto atañe a la justicia, por fin independiente, que debe hacer su trabajo a su ritmo. No estamos ni impacientes, ni ansiosos ni con ánimos de linchar", dijo Unaïs tras reunirse con la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, en su primera visita al extranjero desde que asumió el cargo.

La justicia tunecina abrió investigaciones sobre un "determinado número de personas, que incluyen el ex presidente, su esposa, miembros de su familia y otras personas que eran o bien sus clientes o sus cómplices", precisó el ministro.

"No nos pronunciamos sobre estas malversaciones. Hemos confiado la cuestión a la justicia, que la está tratando y todo lo que la justicia nos confía lo distribuimos en tanto que gobierno a nuestros socios", insistió Unaïs, en alusión a la decisión europea de congelar los haberes del clan Ben Alí.

La Unión Europea (UE) congeló el lunes los haberes del ex presidente tunecino y de su esposa en Europa y prevé ampliar en el futuro la lista de personas sancionadas en el seno de su clan.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8