www.euromundoglobal.com
ABU SIMBEL
ABU SIMBEL

Los periodistas de Turismo confirman el interés de España hacia Egipto

  • FEPET acaba de celebrar su Congreso Internacional en el país de las pirámides
  • Por Hamdi Zaki y Enrique Sancho

miércoles 05 de junio de 2024, 23:14h
05JUN24 - MADRID.- Tras varios años de gestiones para organizar en Egipto el Congreso Internacional de los periodistas de turismo agrupados en FEPET (Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo), una vieja aspiración y deseo, que hubo que ser retrasado por distintas causas, por fin hace unos días ha podido celebrarse, gracias sobre todo a la gestión y magníficos contactos a alto nivel del egiptólogo y también socio de FEPET, Hamdi Zaki, que fue durante muchos años director de la Oficina de Turismo de Egipto en España y América Latina. Un Congreso que acogió a 40 participantes y que tuvo momentos únicos muy especiales. Aquí se recogen algunos de los más destacados.
DONACIÓN DE LIBROS A LA BIBLIOTECA
DONACIÓN DE LIBROS A LA BIBLIOTECA

Para empezar, se contó con la ventaja de vuelo directo de apenas cuatro horas desde Madrid a Asuán con la compañía NESMA AIRLINES, gestionado por MASTER FLIGHTS que dirige Alfonso Martínez y que cuenta con más de 25 años de experiencia. Todo el viaje estuvo coordinado por Hamdi Zaki, el Presidente de FEPET, Mariano Palacín y Enrique Sancho Director General de FEPET y con la imprescindible experiencia y gestión de la agencia DUNAS TRAVEL EL CAIRO y su incansable presidente Atteya El Yamany que no dudó en añadir y mejorar los servicios inicialmente contratados.

La primera imagen de Egipto nada más aterrizar la ofreció un grupo folclórico que interpretó música y bailes egipcios que contagiaron a algunos de los periodistas que se animaron a acompañarlos en sus danzas. También estaban allí el guía Ihab Aly que habla un excelente español y Ahmed Islam, ambos acompañaron al grupo durante todo el viaje. Tras los trámites en el aeropuerto, el grupo viajero fue trasladado al espectacular NILE MARQUISE, una bonita motonave que cuenta con 67 camarotes con baño privado, aire acondicionado y TV. Además, el crucero dispone de lobby bar, restaurante y discoteca, así como zona de descanso y piscina. Durante los días y noches a bordo se pudo comprobar su excelente gastronomía y buen servicio. Además, se ofrecen servicios de spa y masajes para aquellos que deseen mimarse durante su viaje.
Comienzan las extraordinarias visitas
Un pequeño madrugón para comenzar las visitas, pero contemplar Abu Simbel lo justifica. Por el camino se pudo disfrutar de algo único: el amanecer en el desierto. Después de unas tres horas de trayecto, ante la vista aparece Abu Simbel, el famosísimo complejo compuesto por dos templos excavados en la roca, uno dedicado a Ramsés II y otro a Nefertari, su primera esposa y la predilecta del faraón. La construcción tardó unos 20 años y se hizo bajo el reinado de Ramsés II. El estado de conservación de los templos es excelente, ya que estuvieron enterrados bajo la arena hasta el siglo XIX. La creación de la presa de Asuán obligó a trasladar piedra a piedra el colosal monumento a un lugar a salvo de las aguas, pero se hizo de forma minuciosa, conservando la orientación original que permite que dos veces al año el primer rayo de sol atraviese 60 metros y llegue hasta el fondo del templo y acaricie las caras de las cuatro figuras que alberga el santuario: los dioses Ptah y Amón, el faraón Ramsés II y el dios Ra. En realidad, solo ilumina tres rostros, no el de Ptah, que es el dios de la oscuridad. Como es sabido España colaboró en el rescate de los templos y Egipto se lo agradeció con la cesión del templo de Debod, instalado en el centro de Madrid.
Tras el madrugón y las horas de autocar, se cogen con ganas las comodidades del NILE MARQUISE, con su refrescante piscina, su buena gastronomía y las extraordinarias vistas del Nilo y los tesoros que guardan sus orillas, con el Valle de los Reyes a un lado y los majestuosos templos al otro al llegar a Luxor. Pero el descanso no dura mucho porque queda mucho por ver en las horas y días siguientes.
En la orilla oriental de Luxor, el Templo de Karnak, que domina todo el paraje de Tebas, nacido del esplendor de los faraones del Imperio Nuevo, obra de dos grandes faraones Ramsés II y Ramsés III, el templo más grande del mundo antiguo con el «dromos» o avenida de las esfinges y carneros que finaliza en los dos pilonos de entrada al templo y su impresionantes gran sala hipóstila, con una superficie de unos 5.000 m2 y 134 columnas. Los sucesivos faraones compitieron en erigir edificios y obeliscos en Karnak para honrar a Amón, dios principal del panteón egipcio con lo que el conjunto resulta espectacular. Al lado está el templo de Luxor, edificado por dos faraones, Amenhotep III, que construyó la zona interior, y Ramsés II, que finalizó el templo. Es el único templo en el mundo que exhibe monumentos de varias religiones: la faraónica, la islámica y la copta.
La visita a esta zona cargada de monumentos, se completa con el templo de Kom Ombo, dedicado a los dioses Sobek y Hareoris, donde se muestran cocodrilos sagrados disecados e interesantes relieves, los primeros de la historia que hablan de los instrumentos medicinales y el más antiguo calendario que demuestra que los egipcios fueron los primeros en conocer los días del año, y el de Edfú dedicado al dios Horus, el mejor conservado de Egipto. También la imprescindible orilla occidental con la Necrópolis de Tebas, incluyendo el Valle de los Reyes donde se encuentran escondidas las tumbas de los más importantes faraones del Imperio Nuevo, el templo funerario de la Reina Hachepsut, primera mujer faraón, hija de Tutmosis I, quien reinó Egipto a lo largo de 20 años durante la dinastía XVIII (1490 - 1469 a. C). El Templo de Hachepsut se construyó directamente en la roca, consiste de tres terrazas, con una amplia rampa que las comunica, y que funcionan como gigantescos vestíbulos para el templo que se encuentra en lo más alto. En el recorrido se contemplan los gigantes y grandiosos Colosos de Memnon, construidos hace 3.400 años, que muestran al faraón tranquilo, con las manos en las rodillas, mirando al Sol Naciente; en su parte baja están esculpidas su madre, la reina Mutemwiya, y su esposa, la reina Tiy. Cuenta la leyenda, y está documentado por varios historiadores, que en el año 27 a.C. un terremoto derribó gran parte de uno de ellos. A partir de entonces, el otro coloso comenzó a “cantar” cada mañana al amanecer, según se cree por el cambio de temperatura y los factores de erosión. A principios del siglo III el emperador romano Séptimo Severo reconstruyó la estatua y su gemela se silenció.

Llegada a El Cairo
Para los cuatro intensos días en la capital egipcia, se eligió el espectacular hotel RAMSÉS HILTON, al borde del río Nilo, muy cerca de la popular plaza Tahrir en el centro de la ciudad, junto al centro comercial Ramses, la Torre El Cairo y el Museo Egipcio. Los que encontraron algo de tiempo libre, pudieron disfrutar de su fantástica piscina climatizada al aire libre frente al río, el gimnasio, el casino, las tiendas en la Galleria y sus restaurantes que ofrecen una variedad de cocina mediterránea, asiática oriental, india, egipcia e internacional.

Durante los días en El Cairo, no podía faltar la visita al recinto de las pirámides de Keops, Kefrén, Micerinos y la Esfinge de Guiza y al Templo del Valle de Kefrén con almuerzo incluido. También se hizo la visita al Museo de las Civilizaciones, el barrio copto, las iglesias de la Sagrada Familia y por la noche ocasión para disfrutar la noche cairota con una cena típica en la calle Almuez, rodeados de antiguas murallas, mezquitas milenarias, viejos palacios, históricos cafés y reconocidos callejones, celosías y museos y el acompañamiento de un grupo folclórico. En el acto también estuvieron invitados algunos periodistas egipcios como Menshawy Werdany y Abdel Azuz El Deeb. Y a continuación hubo un recorrido por el Gran Bazar de Khan el Khalili donde tomar un té y fumar una shisha (pipa de agua) en el café más famoso del mercado “El Fishawy” con fotos y artículos del Premio Nobel con Hamdi. Otro día se disfrutó de una cena en un barco recorriendo el Nilo y las típicas bailarinas del vientre y los bailes de los “derviches”.
Precisamente el encuentro en torno a Naguib Mahfuz, que fue gran amigo de Hamdi Zaki, protagonizó uno de los momentos más interesantes del viaje, en el museo a él dedicado que dirige Magdy Osman. Hamdi donó varios galardones y premios concedidos al escritor, exlicando su trayectoria y el motivo de los distintos galardones.

Otro momento memorable y por sorpresa fue el encuentro con Zahi Hawass el arqueólogo más famoso del planeta y conocido como el “faraón de la egiptología”, también amigo de Hamdi y que ha visitado España en varias ocasiones. Contó a los periodistas de FEPET, como primicia que en breve va a anunciar al mundo su descubrimiento de la tumba de Nefertiti y que en los próximos meses Madrid va a ser la sexta parada de la exposición del tesoro y las joyas de Ramsés III. También hizo mención a sus descubrimientos en Sakkara y en la ciudad dorada de Luxor donde su expedición sigue desvelando tesoros y reliquias. "Hemos encontrado dos tumbas en Luxor, además de 42 sarcófagos en muy buen estado de conservación”, dijo. "Vamos a anunciar el resultado de los análisis y escaneos de las puertas de la gran pirámide en busca de descifrar sus secretos y enigmas”.

Visita a Alejandría

Desde El Cairo se realizó una excursión excepcional a Alejandría, donde, entre otras cosas, se realizó una visita privada al Museo Real de las Joyas, único en el mundo, con acceso a salones privados y atendidos por Engy Hamdi y la doctora Safaa directora del museo, y un recorrido por el Paseo Marítimo de 30 km. con magníficos edificios de la época de Gaudí, contemplando también el puerto pesquero más importante de Egipto y tras la visita y como broche final, hubo una comida en el restaurante SAN GIOVANNI, en la Corniche, al borde del Mediterráneo, que en su día fue frecuentado por la familia real egipcia y personajes como la reina Sofía y Omar Sharif.

Responsables de la Administración, encabezados por la vicedirectora Yasmin Samir, recibieron con cariño en el salón de Jefes de Estado de la Biblioteca de Alejandría a los componentes del congreso de FEPET con una bandera de Egipto y otra de España y una pancarta que decía: "Dos naciones hermanas". Además de poder visitar tres de los múltiples museos que tiene esta emblemática biblioteca alejandrina, que suelen requerir un permiso especial, se realizó un recorrido por las instalaciones de esta gran biblioteca que fue inaugurada en el año 2002. El expresidente de la UNESCO, el español Federico Mayor Zaragoza, envió un mensaje de salutación a los periodistas y expuso con mucha ilusión sus recuerdos de la inauguración de esta biblioteca, en la que estuvo la reina Sofía, y la colaboración de la UNESCO para que esta gran biblioteca fuera realidad. También recordó que Hamdi Zaki desde hace muchos años lleva realizando gran trabajo promocionando su país a escala mundial y haciendo un gran esfuerzo para dar a conocer los tesoros de esa gran cultura egipcia considerada Patrimonio de la Humanidad. Los periodistas de FEPET cumplieron con la tradición en un acto cultural que permitió donar cerca de cuarenta libros para esta biblioteca alejandrina.

Hamdi dio una brillante conferencia sobre el premio Nobel de Literatura (1988) y la proyección de un video con el que se pudo conocer más la vida de los egipcios del callejón de Naguib Mahfuz, que inspiró su célebre obra “El callejón de los milagros” que trata sobre el peculiar universo del callejón Midaq, en el corazón de El Cairo. Ahí se encuentra un café donde la radio ha sustituido a los poemas y donde los hombres se reúnen para su cotidiana ceremonia del te. La calle, con su sórdida miseria y sus mil colores, es el testimonio de una apasionante trama que expresa las contradicciones humanas. También se emitieron imagines de la película “El Callejón de los Milagros” protagonizada por la actriz y cantante egipcia Shadya, que Salma Hayek protagonizó la versión mexicana de la misma novela, y de la película "Principio y fin de Omar Sharif".

Aunque quedan muchas otras cosas que contar, cabe destacar que FEPET y su presidente, Mariano Palacín, y como agradecimiento a algunos de los responsables que han hecho posible este extraordinario viaje, hizo entrega de varias placas de reconocimiento a Zahi Hawass por sus descubrimientos, a Ahmed Zayed director de la biblioteca de Alejandría por su trayectoria y por la buena colaboración de su equipo para el éxito de esta visita, a Attiya Yamany presidente de DUNAS TRAVEL por promocionar el turismo de España y América Latina a Egipto, a la ministra de cultura Niveen El Kilany por su apoyo al museo de Naguib Mahfuz y al gran conseguidor del viaje y socio de FEPET Hamdi Zaki, quien con sus relaciones estrechas con sus paisanos dio acceso a visitas privadas y atenciones muy especiales. “Por fin hemos realizado el mayor de nuestros sueños con este Congreso en Egipto –concluyó Palacín¬– que ha sido un gran éxito y que nos recuerda nuestro anterior viaje en 1997 también con gran éxito, donde contamos con el apoyo de Manduh Beltagui, entonces ministro de Turismo”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Portada | Hemeroteca | Índice temático | Sitemap News | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8