www.euromundoglobal.com

Opinión:

Una verdad a medias emponzoña más que una gran mentira

Por Luis Méndez Viñolas

sábado 28 de noviembre de 2020, 02:25h

28NOV20 – MADRID.- Una verdad a medias emponzoña más que una gran mentira. Esta es indefendible en un ambiente de sensatez e inteligencia. La verdad a medias puede confundir incluso a los más perspicaces. Y creo que lamentablemente vivimos en una época de medias verdades, en la que se pretende nadar y guardar la ropa. Es el tiempo de los tibios, pero tibios prepotentes, no tímidos, a los que si les señalan la falta reaccionan con soberbia e incluso con violencia.

Y no nos estamos refiriendo sólo a España, sino a ese Occidente sabelotodo que se parece a esos camareros que miran hacia todos los lados menos hacia el lugar desde donde les hacen señas.

En esa mediocridad que se vive, se suele confundir táctica y estrategia. Nos enervamos por lo liviano, y, sin embargo, permanecemos impertérritos frente a lo grave.

A los hijos de Witiza, Sisberto y Oppas, les pasó algo así. Creyeron que abrir la puerta a los omeyas era un mal menor que más tarde podrían corregir. Pero la realidad es que perdieron todos los visigodos. No se está haciendo una valoración de los contenidos, sino de los medios.

El 18 de noviembre de este año, la ONU aprobó una resolución contra el nazismo, la islamofobia, la cristianofobia y demás racismos y xenofobias. Extrañamente (es una forma de hablar) la UE (27 países) se abstuvo en la condena. Estoy seguro de que este asunto es para una mayoría culta de compatriotas menos importante al de si Sánchez en su visita a un hospital de Madrid invitó o no al alcalde de la ciudad o a la presidenta de la comunidad. Recordemos el asunto de Pablo Iglesias por no darle la mano, supuestamente, a la reina. Luego se aclaró que venían juntos en el avión.

Que los franquistas se alegren de esa abstención es coherente, no en vano Hitler y Franco fueron aliados –cosa que nunca se recuerda--, y cualquier censura al primero es también una censura al segundo. Pero que una mayoría de demócratas, o supuestos demócratas, no le dé importancia es incomprensible. Esto sólo tiene una explicación: el despiste que les ha provocado el paradigma histórico actual.

Seguramente esos demócratas creen que pueden serlo ignorando qué efectos tuvo el Pacto de Munich entre Gran Bretaña, Francia y la Alemania nazi, o qué fue el Comité de No Intervención en el asunto del golpe de estado contra la II República. Y buscarles relación es ya pedirle peras al olmo.

Los Sisberto y Oppas del momento dirán que era necesaria la abstención para no complicar las cosas a los gobiernos de Ucrania y de algunos países bálticos, donde se celebran los aniversarios de las SS. Y pondrán sus ojos confiados en la cristianodemócrata Merkel, olvidando que con o sin Merkel, Alemania provocó dos guerras mundiales que nadie le recuerda nunca. Es más, los alemanes pueden castigar a Grecia por la deuda contraída con sus bancos, --al extremo de dejar a pensionistas sin pensión--, pero Alemania aún no ha pagado la deuda contraída con Grecia en concepto de reparaciones por la II Guerra Mundial (igual se ha cancelado).

En este caso, el demonio Trump no ha sido demonizado por votar en contra de la resolución de la ONU, ni las distinguidas actrices de Hollywood han levantado la voz contra el odiado presidente. Ni la volverán a levantar si se retoma la política de guerra de Obama. Y los europeos, expertos en todo, seguirán dando lecciones que no han aprendido. Es decir, absteniéndose en lo importante y votando mal en lo grave, que lo importante es pasar por el aro del oportunismo, como les ocurrió a Sisberto y Oppas con sus malabarismos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8