www.euromundoglobal.com

Escaparate de Libros

El Mundo está cambiando y debe de cambiar
Ampliar

El Mundo está cambiando y debe de cambiar

  • Fragmento del segundo libro de la trilogía: Diario de un Autodidacta con subtítulo: “La Odisea de un Vendedor”

jueves 07 de mayo de 2020, 11:41h

07MAY20 – MADRID.- Wangeli Chaaraoui es un escritor que ya ha presentado un libro en Madrid, en la biblioteca pública Conde Duque, el 20 de septiembre de 2017. Era el primer libro de la trilogía “Diario de un Autodidacta” que es un ensayo sobre viajes y filosofía o también una novela con tintes biográficos. A mediados de 2020, aparecerá su segundo libro de la trilogía con el subtítulo “La Odisea de un Vendedor”. Wangeli

El mundo entero y sobre todo Occidente están ahora cambiando. Europa, el lejano Oriente y Oriente próximo, África por supuesto también. Todo va a cambiar, durante y después de esta pandemia mundial.

Muchos son ahora conscientes de sus graves errores, de haber perdido el tiempo en tonterías, en la ilusión de ganar el dinero, en la obsesión y los placeres del cuerpo, en el enriquecimiento material, en el poder, escondiéndose detrás de sus máscaras del chauvinismo, del egoísmo y de la soberbia. Sin embargo, ahora se acerca la lección más grande del siglo para todos, después de la Segunda Guerra Mundial, ya estamos en la Tercera Guerra Mundial. Esta guerra no es de armas nucleares, no es una guerra de una nación contra otra nación, sino que es una guerra declarada del universo, que se dirige contra toda la humanidad, con una nueva arma biológica poderosa que nadie esperaba. La gente se infecta en masa unos a otros y muchos no sobreviven y mueren, son ricos y pobres, jóvenes y mayores de edad, indistintamente hombres y mujeres. Ante la enfermedad, ante la vida y la muerte, todos los seres humanos somos iguales, somos débiles y somos vulnerables.

Los estados europeos y del mundo entero, ya sean de Occidente u Oriente, están mostrando gran responsabilidad, humanismo y generosidad. A los sin techo se les da un techo y calor, se les da ropa y comida sana, a los autónomos parados se les da un sueldo, a las empresas se les ayuda a pagar sus trabajadores e incluso países ricos ayudan a otros países pobres. En fin, el hombre está mostrando su mejor cara y está demostrando una gran solidaridad humana.

Espero que sobrevivamos todos a esta crisis para poder vivir el gran día en el que se encuentre una vacuna para el coronavirus, aunque quizá el virus se extinga antes de encontrar la vacuna, ¿quién sabe? Habrá entonces un antes y un después de esta catástrofe humana, de este cataclismo, ahora que todos tenemos el anhelo de estar sanos y salvos. Deseamos que termine esta guerra contra lo invisible y lo desconocido, que surgió principalmente y sin duda de nuestra ignorancia, quizás porque muchos no quisieron aceptar la realidad profunda de nuestra creación y del orden divino, ya que pensaban y creían que ellos mismos eran pequeños dioses.

Yo, personalmente, no veo la situación tan trágica o tan grave como mucha gente la puede ver, quizás porque comprendo lo que pasa y me siento inspirado, ya que me estimula para escribir este último capítulo. Creo que después de la guerra vendrá la paz en muchos lugares en el mundo. Espero que haya al fin la paz en Palestina que nadie hasta ahora pudo conseguir, que haya paz en Siria, paz en Libia y paz en el Yemen. Espero que haya menos racismo y menos discriminación hacia las minorías étnicas. Espero que haya más simplicidad en la vida, más amor entre la gente, más respeto de los unos hacia los otros. Espero que haya mucha menos arrogancia, más humildad y estoy seguro de que mucha gente buscará a Dios y a la verdad.

Realmente todos estamos viviendo este momento clave, una horrible catástrofe biológica y virulenta, pero no quiero creerlo ni imaginarlo aunque sea verdad. Como muchos de vosotros sabéis, el miedo mata, mientras que la esperanza y la confianza en Dios nos ayudan a vivir y a sobrevivir a los momentos trágicos y difíciles. Quizá todo eso haya sido inventado por un grupo de gente mala, demoniaca y satánica, pero da lo mismo, ya que no se sabe realmente de dónde viene. Surge seguramente de la degradación del hombre o del mismo mal del ser humano, hombre y mujer, y tendrá probablemente su explicación espiritual en un futuro próximo.

El mundo está cambiando y debe cambiar, no podrá seguir como era antes…

Espero que podamos vernos cuando termine esta guerra, cuando salga quizás la vacuna que liberará al mundo entero, que tardará probablemente un par de meses en salir desde Europa o incluso desde China, ya que los chinos son más rápidos que nosotros los europeos, a pesar de que nos consideramos tan inteligentes.

Mi intuición y mi convicción me dicen: de donde surgió el virus, surgirá también la vacuna, para salvar de la muerte a millones de chinos y de africanos y por supuesto para salvar de la muerte a millones de europeos, de asiáticos, de americanos y de australianos. No somos en nada mejores que los africanos o los chinos, todos somos iguales ante Dios. Aunque algunos de nosotros se crean superiores, ahora tendrán menos razón de creérselo.

El mundo cambiará seguramente, pero nuestro deber como individuos es el de ayudar al mundo y a la sociedad a que cambien para mejor. Eso es posible con nuestras ideas, que provienen de nuestra intuición, de nuestra visión del mundo y del futuro. Es un trabajo naturalmente colectivo de todos y también es principalmente el trabajo de los grandes filósofos, que lamentablemente no abundan en nuestra época moderna, donde la mayoría son esclavos modernos que viven para trabajar al servicio del gran capital. Sin embargo, hace más de 2.500 años atrás, en Atenas y en la Grecia antigua, en la época del gran filósofo Sócrates, el padre de la filosofía moderna (a quien he escrito una carta al final de este libro), el mundo era totalmente diferente y se hablaba mucho más de filosofía...

El grave problema del mundo actual es que a mucha gente le gusta vivir en el pasado que ya no existe, pero el pasado es una escuela y nada más. Tenemos que aprender del pasado y de nuestros propios errores, vivir en el presente respetando y amando a nuestro prójimo, y gracias a nuestra intuición, que nos viene por gracia y por ayuda del Altísimo. Ella nos abrirá los ojos espirituales y así podremos ver las cosas venir. Así podremos guiar el futuro de la humanidad, con nuestras ideas, basadas en una visión filosófica acertada, realista, justa y humana, que respeta al hombre, a la naturaleza y al Creador.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (9)    No(4)

+

9 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8