www.euromundoglobal.com

Un cura español figura en los documentos del escándalo de pederastia más grande de EE UU

Imagen de archivo de 2006 de una protesta de las víctimas de abusos de religiosos, en Los Ángeles, EE UU.
Imagen de archivo de 2006 de una protesta de las víctimas de abusos de religiosos, en Los Ángeles, EE UU.

José I. Ugarte es uno de los más de 100 nombres de sacerdotes que abusaron de menores en la década de los 80 en Los Ángeles.

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:21h

La archidiócesis de Los Ángeles ha hecho públicos esta semana los documentos y ha destituido al cardenal Mahony, implicado en el caso. "No hay excusa alguna, no hay explicación para lo que les ocurrió a estos niños", ha expresado el arzobispo de Los Ángeles, José Gómez.

El caso de José I. Ugarte, un sacerdote español que abusó de niños en EE UU, figura entre los documentos que la archidiócesis de Los Ángeles ha publicado el pasado jueves, y en el que aparecen los nombres de más de 100 curas que abusaron sexualmente de menores de edad en su Iglesia local durante la década de 1980.

El archivo personal del padre José Ugarte contiene una carta fechada en 1993 y enviada a la archidiócesis por un hombre cuyo nombre fue suprimido, en la que se afirma que Ugarte comenzó a abusar sexualmente de él en 1983, cuando la víctima tenía 17 años.

Según los documentos, el entonces arzobispo de la archidiócesis, Roger Mahony, y Ugarte llegaron a un acuerdo para que el cura español abandonara el país y residiera de forma permanente en España, su país de origen.

La decisión tomada por la institución católica ha venido acompañada de la destitución del cardenal Mahony, que como antiguo arzobispo de la archidiócesis está implicado en el caso, que según la prensa estadounidense es el más grande en la historia de ese país.

Una lectura "brutal y dolorosa"

El material recopilado está seleccionado de entre 12.000 páginas de comunicaciones internas, informes psiquiátricos y correspondencia con el Vaticano acerca de los 122 curas de la diócesis acusados de abusos sexuales.

El comportamiento descrito en estos documentos es terriblemente triste y malvado "Con efecto inmediato, he informado al cardenal Mahony de que no tendrá más responsabilidades administrativas o públicas", expresó en una carta el arzobispo de Los Ángeles, José Gómez, quien indicó también que el obispo auxiliar Thomas J. Curry, que trabajó junto a Mahony para ocultar los abusos a la policía, ha renunciado a su puesto en la iglesia de Santa Bárbara (California).

"Este material documenta abusos que ocurrieron décadas atrás. Pero eso no lo hace menos serio. Estos archivos suponen una lectura brutal y dolorosa. El comportamiento descrito en estos documentos es terriblemente triste y malvado", afirmó Gómez en la misiva publicada por la archidiócesis de Los Ángeles.

"No hay excusa alguna, no hay explicación para lo que les ocurrió a estos niños. Los curas involucrados tenían el deber de ser sus padres espirituales y fracasaron. No puedo deshacer los errores del pasado que encontramos en estas páginas. Leer estos documentos y reflejarme en las heridas que causaron ha sido la experiencia más triste que he tenido desde que soy arzobispo", manifestó Gómez.

La reacción de las víctimas

El portavoz de un grupo de apoyo a las víctimas indicó que la decisión tomada por Gómez era necesaria desde hace tiempo pero que apenas supone un pequeño paso después de que su institución pasara años protegiendo a los implicados.

La archidiócesis de Los Ángeles llegó a un acuerdo en 2007 con las más de 500 víctimas de esos abusos sexuales infantiles "Darle un manotazo ahora a Mahony es un gesto casi insignificante", apuntó al diario Los Angeles Times David Clohessy, director de la organización SNAP —Asociación de Supervivientes de los Abusos de los Curas, por sus siglas en inglés—.

"Cuando realmente tenía poder y abusó de él de forma horrible, debió haber sido castigado por la jerarquía eclesiástica, en Roma y en Estados Unidos. Pero ningún clero católico tuvo el coraje de ni siquiera denunciarlo", sostuvo.

La archidiócesis de Los Ángeles llegó a un acuerdo en 2007 con las más de 500 víctimas de esos abusos sexuales infantiles, cuyas familias recibieron el pago de 660 millones de dólares por parte de la Iglesia. Mahoney calificó aquellos abusos como "un crimen y un pecado terrible".

La archidiócesis revisó en octubre de 2005 la guía de políticas para adultos que se relacionan con menores en actividades de la institución.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8