www.euromundoglobal.com

Crónicas Escurialenses:

Baltasar Sánchez, geólogo:
Ampliar

Baltasar Sánchez, geólogo:

  • En El Escorial hay aire puro, agua excelente y radón, como en toda la mitad oeste de la Península Ibérica”

Por Julia Sáez-Angulo
miércoles 17 de agosto de 2022, 23:00h

17AGO22 – EL ESCORIAL (MADRID).- Baltasar Sánchez Pérez nació en La Palma en 1954, como podría haber nacido en cualquier otro sitio. Ser hijo de militar hizo de la mudanza uno de los elementos esenciales de su infancia y juventud: ser de ningún sitio y de todos. Aprendió a adaptarse con rapidez a entornos nuevos y a pasar página sin excesivo pesar.

Está casado y tiene una hija Ingeniera de Minas “en casa de herrero…cuchillo de palo” (las relaciones de ingenieros de minas y geólogos son manifiestamente mejorables como dicen los diplomáticos). Ha vivido tanto en San Lorenzo como en el Escorial y a ambos los considera “mi pueblo”. Estudió Ciencias Geológicas en la Universidad de Salamanca a finales de los años 70. Ya en los noventa se licenció en Derecho en la UNED.

Se dedicó a la enseñanza desde 1980 hasta 1990. A principios de los 90, entre en el mundo de la industria trabajó de Geólogo y de técnico de Medioambiente en el departamento de minería de una cementera. Actualmente está jubilado y dedica su tiempo a la familia, amigos y a cultivar aficiones como viajar y, sobre todo, aumentar, conservar y disfrutar su colección de más de tres mil minerales, maravillosamente guardados y expuestos, donde figuran exquisitas rarezas y bellezas.

-Le hablo de la buena fama que tiene la sierra escurialense para la salud, para descansar y veranear, al tiempo que algunos hablan de la fuerte presencia del radón, gas cancerígeno, y sus radiaciones desde estas piedras graníticas que la circundan… Me explica:

La presencia del radón, ese gas que emanan algunas partículas componentes del granito, está en toda la mitad Oeste de la península ibérica, Portugal incluido, por tanto. El Oeste peninsular que es la zona de rocas acidas tiene más emisiones de radón que el Este donde dominan las rocas calcáreas. No en todo el Oeste, la emisión de radón es idéntica. Lo que hay que hacer aquí y en cualquier sitio que abunden estas piedras -y siempre- es ventilar bien las casas o las estancias donde se reside. El radón, en mucha mayor medida, se acumula en zonas bajas como sótanos y trasteros. Es en esos sótanos y trasteros, sobre todo si no se usan con frecuencia, donde la acumulación de radón puede ser un problema y es importante tener una buena ventilación. En los pisos elevados el problema del radón es irrelevante. Tampoco pasa nada por tener una encimera o algo similar de granito en la casa. No hay que alarmarse. Además el organismo humano se va adaptando.

Le sigo escuchando: “Lo mejor de esta sierra es el aire puro y sano que tenemos, así como el agua excelente procedente de piedras ácidas y no de calcareas como sucede en el Levante, que hace que las aguas sean básicas, más duras. En El Escorial, las lavadoras no necesitan ningún producto anti-cal, porque el agua es magnífica.

Me quedo tranquila y el geólogo me cuenta que la zona escurialense tuvo interés geológico en la extracción de magnesita, una mina que fue cerrada en los años 70, como casi todas las minas españolas y europeas, porque la extracción de minerales no compensa económicamente y los países se atienen a la importación de minerales como el plomo, mercurio, zinc, estaño… Salen más baratos traídos de fuera.

La magnesita es un mineral blanco y blando, que se extraía a cielo abierto, cerca del puerto de montaña de Cruz Verde, en dirección a Ávila, donde hoy se ve un barranco. La mina está bien restaurada como exige la ley, para evitar el impacto visual y en otros órdenes”. Del área que circunda El Escorial, el geólogo cita a Zarzalejos, donde hay un dique de rocas negras que se llama pórfido (no es el mármol pórfido), de donde salen fragmentos de minerales vistosos y muy conocidos en todo el mundo. El cercano puerto de montaña de Malagón es otro punto muy visitado por los mineralogistas nacionales y foráneos…”

Baltasar Sánchez presume de contar con un ejemplar del libro del agustino, Padre Carlos Vicuña titulado “Los minerales de El Escorial” (1929), porque es una rareza bibliográfica, ya que se editaron muy pocos. El autor era profesor de Ciencias Naturales en el Colegio Alfonso XII del Real Monasterio, donde había una excelente colección de minerales que yo vi y que confío que todavía se conserven bien y en su totalidad”.

El padre Vicuña narra muy bien, entre otras anécdotas, como la magnetita, por sus propiedades magnéticas la utilizaban mucho los chamanes y curanderos del momento. Es curioso toda la literatura que hay sobre las propiedades de los minerales: contra el catarro, contra la gripe, contra el mal de ojo…que, si procuran energía positiva, buena suerte, sentirse bien… Son completamente leyendas apócrifas; todo es falso. Son muy pocos los minerales que se disuelven como la sal”.

Cuando el geólogo y coleccionista de minerales nos muestra su tesoro de colección, a la fotógrafa y a mí, se le encienden los ojos al mostrarnos unas esmeraldas de Pontevedra, topacios de Badajoz, aguamarinas, turmalinas, fluoritas, cuarzo ahumado de Hoyo de Manzanares, cianito de Serrada de la Fuente, vanadinita marroquí, aragonito, minerales fluorescentes de uranio, feldespatos y micas singulares, ortosa

Hablamos de las piedras preciosas y nobles, además de la facilidad para falsificar las primeras en altos laboratorios.

… “Aunque hay minerales esteticamente muy bellos, no pueden tallarse por no ser suficientemente duros, No todos los minerales duros se tallan, pero en joyería ningún mineral blando se talla por transparente y vistoso que sea.”

El coleccionista tiene tres mil minerales, pero existe cinco mil en todo el mundo y cada año aparecen unos cincuenta nuevos como descubrimiento, según explica el geólogo.

Baltasar Sánchez viaja con frecuencia a las ferias de minerales en Munich, la más importante en octubre o la de Francia en junio. Brasil, China y Marruecos son países muy presentes en el mercado de minerales. “Los minerales que se compran en Munich o en Santa María, proceden en buena parte de las zonas tribales, entre Afganistán y Pakistán, zonas dominadas por los talibanes, ahora... y siempre. Los afganos que te los venden obviamente no te dicen que son talibanes”. Pero tenemos minerales interesantes a la venta también en la Escuela de Minas de Madrid, que ofrece un escaparate formidable de minerales”.

Después de la visita a la colección, terminamos hablando de la estación y servicio de trenes de El Escorial, esto sí que es manifiestamente mejorable con una necesaria mayor frecuencia de trenes rápidos a la capital y unas urgentes escaleras mecánicas para obviar el largo tramo de escaleras de piedra, ya que el único ascensor de subida y bajada para los pasajeros está la mitad de las veces estropeado. “De eso sí que se puede hablar y escribir un libro, sobre la historia de la “La RENFE y Madrid-El Escorial”.

Baltasar Sánchez no cree que la unión de los Escoriales de arriba y abajo sea lo más conveniente. “Son pueblos muy distintos, con intereses diferentes. La vía del tren los divide y marca. San Lorenzo vive del turismo y le interesa la animación, mientras que El Escorial es un pueblo, casi dormitorio, que busca la tranquilidad. Si se pone un negocio un poco ruidoso abajo, enseguida hay protestas; arriba sin embargo se busca más animación cultural para visitantes y turistas. Creo que la unión no funcionaría”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Portada | Hemeroteca | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8