www.euromundoglobal.com

Los Jardines Reales de La Granja

Los Jardines Reales de La Granja

Por Pablo Martín Cantalejo (Miembro de ACLEPT-FEPET)

sábado 24 de enero de 2015, 02:57h

El Real Sitio de San Ildefonso, conocido popularmente por La Granja, recostado a los pies de la sierra de Guadarrama, al lado de la enorme masa arbórea del pinar de Valsaín, y a once kilómetros de Segovia, constituye un foco de especial belleza y de indudable atractivo turístico.

Los Jardines Reales de La Granja
Los Jardines Reales de La Granja

Todo el conjunto de La Granja tiene un halo especial que justifican plenamente su bello palacio real, su colegiata, las grandes casonas de Canónigos, de Oficios; también recónditos espacios de primitivos edificios, en contraste con las grandes edificaciones próximas al palacio sin olvidar, claro está, el gran punto de atracción que, desde hace unos años, constituyen la Real Fábrica de Vidrio y su famoso e interesante museo.

La Granja ha sido siempre un centro de señorío que recibe miles de visitantes al año y que conjuga el armonioso conjunto urbanístico con los jardines reales que, desde el palacio, se pierden hasta las mismas estribaciones de la sierra. Unos jardines en los que se disfruta con la enorme variedad de árboles y plantas, con una gran lámina de agua en su parte alta, llamada El Mar, en torno al cual, una gruta, caminos serpenteantes, puentecillos y riachuelos, configuran un conjunto lleno de romanticismo y belleza. El paso fugaz de una ardilla que se encarama rauda a un árbol, puede sorprender en cualquier momento al turista, como ha sorprendido y sorprende el conjunto del bosque –que guarda cientos de especies de setas- a cuantos a lo largo de su existencia le han visitado. Benito Pérez Galdós, en uno de sus Episodios Nacionales: “¡La Granja! ¿Quién no ha oído hablar de sus maravillosos jardines, de sus risueños paisajes, de la sorprendente arquitectura líquida de sus fuentes, de sus laberinto y vergeles...?”

Estos jardines que elogiaba Galdós figuran desde 1981 incluidos en el Catálogo Oficial de Jardines de Interés Artístico Internacional de la UNESCO. Unos jardines que nacieron por deseo del rey Felipe V, como réplica a los por él bien conocidos y amados de Versalles. Y cuyas obras comenzó dirigiendo el propio monarca. Pero hay una diferencia entre Versalles y La Granja. Según escribe Santiago Alcolea en su libro “Segovia y su provincia”, “en Versalles se interpreta la naturaleza de un modo intelectual, mientras que en La Granja, al no poder cambiar el terreno ni dominarlo, sus creadores tuvieron que olvidarse en parte de Versalles para ceder antes las fuerzas naturales que a su vez desenvolvieron su imaginación y su sensibilidad, llevándoles al estilo pintoresco, que es el carácter original que se opone a la belleza serena y arquitectónica de los jardines de Versalles”. Y según Eugenio D´Ors, “esta joya, ofrecida por Felipe V a la Castilla ascética, es el perfume de la flor de lis que vino a embalsamar el dramático país donde reinaba el espíritu sombrío simbolizado por el águila de los Habsburgo”.

LAS FAMOSAS FUENTES

Los jardines de La Grana tienen su parte alta sin cultivo, conservándose como bosque de gran belleza y colorido, y la zona inferios está ocupada por los jardines cultivados, cuyo trabajo inició el especialista francés Renato Carlier. La extensión total es de 146 Has.. que se delimitan por un alto muro de casi seis kilómetros de longitud.

Dentro de estos jardines, el gran atractivo artístico lo ofrecen las fuentes monumentales, 26 en total, que se esparcen por una amplia superficie, comunicadas por anchas avenidas. Pero al mérito artístico de los grupos escultóricos y elementos de mármol que integran las fuentes, hay que sumar los maravillosos juegos de aguas que se producen cuando entran en funcionamientos los numerosos surtidores de cada una de ellas, situados en los puntos más inverosímiles de los elementos arquitectónicos y esculturas, por lo que en muchas ocasiones dan lugar a remojones de los espectadores. Hay días señalados del año en los que se celebran los juegos de aguas en varias fuentes, entre las que figuran como más sobresalientes la de La Fama, cuyo chorro casi alcanza los 50 metros de altura; la de Las Ranas, Ocho Calles, El Abanico, El Canastillo, Carrera de Caballos, Cascada Nueva, Los Baños de Diana... Esta última fue la postrera de todas y se terminó en 1742.

El Patrimonio Nacional, responsable del cuidado del palacio y los jardines, viene realizando una permanente vigilancia y un esmerado cuidado sobre estas joyas del arte y la naturaleza, que contribuyen a que La Granja vaya consolidando, con cierta celeridad últimamente, la fama que siempre tuvo y que se ve enriquecida también ahora con la programación de importantes actividades culturales y con la instalación de un Parador de Turismo y una sala de convenciones ubicados en sendos edificios históricos felizmente recuperados.

FOTOS (Eva Martín)

Los Jardines Reales de La Granja
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8