www.euromundoglobal.com
Summit Turismo 2019 en Chile
Ampliar

Summit Turismo 2019 en Chile

lunes 02 de septiembre de 2019, 12:24h

01SEP19 – SANTIAGO DE CHILE.- En el Summit Turismo 2019, efectuado este jueves 29, por FEDETUR, la audiencia tuvo la oportunidad de escuchar las ponencias de Ricardo Margulis, Presidente de Fedetur; Mónica Zalaquett, Subsecretaria de Turismo, Al Merschen, Presidente y Ceo de Myriad Travel Marketing; Manel Casals, Director General de Gremi’dHotels de Barcelona; Gonzalo Muñoz, Champion de la COP 25; Rodrigo Jordán, Director de la corporación “Amigos de la Patagonia” y Ramiro Mendoza, Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Adolfo Ibañez . Finalmente, Karla Rubilar, Intendenta de Santiago, dio la bienvenida a los participantes a quienes agasajó con un Cheese and Wine, servido en los salones del Hotel W, de Santiago.

Summit Turismo 2019 en Chile
Ampliar

Turismo del siglo XXI

En la era de la trasformación digital, de los profundos cambios tecnológicos, de la innovación, el emprendimiento y la sustentabilidad, la industria del turismo debe estar preparada para enfrentar los desafíos que se presentan. Y qué mejor forma de hacerlo, que a través de un encuentro que reúne a los principales actores del sector, para debatir ideas, intercambiar opiniones, analizar tendencias, plantear prioridades y proyectar lo que viene.

Por eso decidimos hace tres años organizar el Summit de Turismo. Una instancia anual donde la industria puede conversar qué estamos haciendo, cómo lo estamos haciendo y hacia dónde buscamos avanzar.

Este Summit en particular, tiene una connotación especial para la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur), porque coincide con los 10 años desde su creación. Una década desde que el sector decidió aglutinar en una sola voz los distintos intereses que existían en la industria y contar con una entidad gremial que los represente frente a las autoridades, la comunidad y los distintos organismos vinculados a esta actividad.

Una década en la que hemos visto crecer el turismo en Chile, de la mano de la Federación y de todos los que formamos parte de este rubro, y que sin duda, nos hace sentirnos orgullosos de los logros que hemos alcanzado en pos de la expansión de la industria y del país. Una década en la que hemos sido capaces de insertarnos en el circuito mundial del turismo. Y aquí destaco dos hitos. Uno es la creación, junto a otras asociaciones de turismo de la región, de la Federación Sudamérica de Turismo (Fedesud), como bloque para fortalecer la actividad a nivel subcontinental. Y el otro es la reciente incorporación de Fedetur como miembro de la Organización Mundial de Turismo, una instancia que nos permitirá estar plenamente conectados a una importante y extensa red pública privada de entidades vinculadas a la industria.

Así, al hacer un balance de lo que ha sido esta década para el sector, podemos decir con satisfacción que hemos avanzado de manera importante en la materialización de los objetivos que nos hemos planteado, y con indicadores que nos muestran que hemos más que duplicado las cifras en muchos ámbitos, como es la llegada de turistas extranjeros al país, la creación de empleos directos, el aporte al PIB, la generación de divisas, la inversión, por mencionar algunos.

Pero así como nos sentimos contentos con el camino recorrido hasta acá, tenemos claro que no podemos ser autocomplacientes si queremos lograr la meta que nos hemos fijado como hoja de ruta, que es tener una industria desarrollada, y convertir a Chile en un destino turístico de clase mundial.

Tareas fundamentales

¿Y cuál es la clave para eso?, se preguntarán ustedes. En Fedetur, consideramos que son tres los aspectos medulares si queremos concretar ese gran salto. El primero es que nos creamos el cuento de que somos un país turístico, que tiene el potencial y los atributos para ser una potencia mundial en turismo. Y esto corre tanto para las autoridades políticas, los organismos gremiales, las empresas, las entidades sociales y la ciudadanía.

Si el turismo no está incorporado en las prioridades de los chilenos, en el discurso de las autoridades, en la definición de las políticas públicas, en el interés de los medios de comunicación y en la conciencia de sus habitantes, difícilmente nos podremos vestir de traje largo como pretendemos.

Y dentro de este proceso, resulta fundamental la colaboración pública privada, ya que no es concebible tener una industria del turismo desarrollada sin contar con los esfuerzos conjuntos de ambos sectores. Porque el sector privado no es capaz de llevar adelante, por sí solo, los cambios que se requieren, y tampoco el sector público, sin el apoyo del mundo privado.

De ahí que sea sustancial profundizar la alianza que hemos mantenido hasta hoy, ampliando los vínculos y mejorando la coordinación existente. Y un desafío primordial en esta línea es lograr que se aprueben los proyectos de ley que se tramitan en el Congreso, (varios de ellos llevan mucho tiempo), y que son trascendentales para impulsar la actividad y promover su crecimiento.

400 mil empleos directos

Y aquí me quiero detener un momento. En las últimas semanas, se ha estado debatiendo con intensidad dos propuestas de rebaja de la jornada laboral. Una presentada por una diputada de oposición, que contempla reducir de 45 a 40 las horas semanales de trabajo, y la del gobierno, que plantea reducirlas gradualmente de 45 a 41.

Lamentablemente el foco de la discusión se ha centrado principalmente en el número de horas, cuando a nuestro juicio, como Federación, consideramos que el debate de fondo es cómo avanzamos en flexibilidad laboral para contar con un sistema de trabajo moderno, eficiente y que garantice al mismo tiempo la sustentabilidad de las empresas con el derecho de los trabajadores.

Tal como lo hemos señalado en este debate, cualquier rebaja de la jornada laboral que no vaya acompañada de una mayor flexibilidad laboral, puede significar un tremendo impacto negativo en la economía y empleo, ya que aumentaría de manera sustancial el costo a las empresas. Y para una industria como la nuestra, eso es especialmente sensible, teniendo en consideración que está compuesta por un 96% de pequeñas y medianas empresas, muchas de las cuales no tendrán cómo absorber esos mayores costos.

Y lo que puede terminar pasando en este caso, si se rebaja la jornada sin terminar con las rigideces actuales del mercado laboral, es que se perjudicará precisamente a quienes supuestamente la norma pretende favorecer; es decir, a los trabajadores.

Somos un sector que aporta 400 mil empleos directos al año, formales y de calidad, y nuestro objetivo es poder duplicar esa cifra en la próxima década, pero para eso se requieren los incentivos necesarios que alienten la creación de puestos de trabajo, y no al revés.

El llamado que hacemos a las autoridades y parlamentarios en este debate, es poner por delante los intereses del país y aquello que resulte más beneficioso para los chilenos en la generación de más y mejores oportunidades de progreso.

Un segundo aspecto que Fedetur considera fundamental para lograr el desarrollo del turismo en Chile es avanzar de forma acelerada en la transformación digital. Este proceso ya no es una mera alternativa o posibilidad, es más bien una necesidad, porque si no nos subimos al carro de la era digital, perderemos eficiencia y competitividad, dos elementos consustanciales al desarrollo de cualquier actividad.

Como lo han constatado diversos estudios nacionales e internacionales, la forma de viajar de las personas ha tenido profundos cambios, especialmente en las nuevas generaciones, completamente familiarizadas con el mundo digital. Esas nuevas generaciones están haciendo prácticamente todo mediante plataformas digitales utilizando sus dispositivos móviles.

Quien no esté presente en ese mundo virtual, mostrando lo que hace, ofreciendo sus productos y servicios y facilitando la experiencia de viaje, difícilmente podrá subsistir. Afortunadamente, se está tomando conciencia de esta prioridad, y existe una muy buena recepción de las empresas por introducir estos cambios y adaptarse a la era digital.

Un tercer aspecto relevante en este camino por alcanzar el desarrollo del sector es avanzar en la consolidación de una industria sustentable. Y este concepto tiene varias dimensiones, no sólo aquella que se refiere al cuidado del medioambiente, sino que al respeto y protección por el entorno en los que se despliega esta actividad.

El turismo tiene la particularidad de ser uno de los pocos sectores económicos que está presente en todas las regiones del país, lo que constituye un aporte indudable a la descentralización efectiva de Chile, ofreciendo oportunidades a sus habitantes e impulsando las economías locales.

Lo que es un atributo, puede no serlo si es que el manejo de esta actividad no se hace de forma sustentable, incorporando en sus procesos los intereses y necesidades de las distintas comunidades con las que convive, el resguardo del patrimonio cultural, social y medioambiental.

Es lo que precisamente no nos puede pasar y debemos ser capaces de resguardar en este desafío de ser una industria desarrollada. Trabajar mano a mano con las comunidades, hacerlas partícipes de los proyectos turísticos, ofrecerles oportunidades de trabajo, aprovechar las ventajas de cada zona y destino, al mismo tiempo que protegerlas de las amenazas y anticiparse a eventuales perjuicios.

Un desafío que está más vigente que nunca, ahora que se van a realizar dos eventos de gran trascendencia en el país: la Apec y COP25. Economía y medioambiente, dos áreas que a ratos parecen antagónicas, pero que manejadas de forma responsable son compatibles y pueden alcanzar un buen equilibrio.

El sector viene teniendo hace tiempo, y especialmente este año, una nutrida agenda en materia de sustentabilidad, donde también cobran sentido conceptos como inclusión, diversidad y desarrollo humano.

Cierre

Al concluir estas palabras, quiero motivarlos para que así como hemos logrado importantes avances en esta última década, nos pongamos a trabajar desde ya, con la misma vocación y dedicación, a abordar los desafíos que tenemos por delante y alcanzar el anhelado desarrollo del turismo en los próximos diez años. La oportunidad existe, y contamos con las capacidades y herramientas para hacerlo, sólo depende de nuestro esfuerzo y compromiso.

Por eso es muy importante abordar los grandes temas de la industria que se van a tratar hoy en el Summit de Turismo. La oferta informal y su impacto en la industria, la relevancia de incrementar y mejorar la promoción del turismo tanto en Chile como a nivel internacional, la incertidumbre jurídica en el sector, la COP25 y el medioambiente, y el rol de los parques nacionales en el desarrollo de esta actividad.

por: Ricardo Margulis y enviado por Annemarie Balde Loosli – www.ablturismo.com

Summit Turismo 2019 en Chile
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8