www.euromundoglobal.com

Opinión: “Mi Pequeño Manhattan...”

Mi terraza

Por Germán Ubillos Orsolich
jueves 15 de septiembre de 2022, 21:02h

15SEP22 – MADRID.- Mi terraza es una maravilla; amplia y majestuosa goza de un silencio inigualable a cien metros de la Plaza de España y de la calle de la Princesa. Con una amplia cristalera está separada del salón de mi casa del frio y del calor. La compró mi padre conmigo el año 1975, yo estaba entonces en la flor de la vida pero algo deprimido, mi padre sacó al principio un puñado de billetes de mil pesetas, pero después extendiendo un lujoso talonario compró simultáneamente mi piso y el de al lado, que en principio se puso a nombre de mi hermana Mercedes.

Situada en la calle de Manuel con entrada por Conde Duque, digo que tiene el silencio y la luz el monte Everest; ahora mismo terminando septiembre he salido hasta ella con mi butaca roja que ha comprado mi mujer y el sol puede tostarte en cinco minutos. Advertido de ello introduzco la butaca en el salón y echo el toldo de tonos multicolores. La temperatura es ideal. En los meses de febrero, marzo y abril, salgo a tomar el sol y la cara cobra un color tostado que ni en las playas de Miami que visité allá por el año 1984 se puede igualar. Es un regalo de mi padre que era un hombre maravilloso, pero yo la descubrí cuando estaba en construcción y me paseé por la estructura abierta de la casa construida por un constructor vasco de Andoaín y de Irún. La compra de ambas terrazas fue un acierto descomunal.

Cuando mi hermana Mercedes se fue al llamado el otro mundo -porque la muerte no existe - en una operación maquiavélica, mi esposa impidió que se la apoderara testamentariamente mi hermano y la puso a su nombre, yo puse mi piso adjunto a nombre de mi hija de forma de la nuda propiedad, y el derecho estudiado con los Jesuitas de Areneros (ICADE) me permite conocer todo esto de maravilla. Ahora mi hija viaja por todo el mundo y la vivienda la ocupa un gato negro aterciopelado que quiere con locura a mi mujer, que le mima y la da de comer tres veces al día.

Yo estoy protegido en mi senectud por mi solícita esposa once años más joven que yo, pero mi hija que va y viene y dice que me quiere y me envía postales (costumbre esta muy de la familia) y por el gato, que cuando maúlla yo le grito y le digo ¡! Que viene mamá!!, y se calla al instante. En fin un verdadero paraíso a cien metros de la Plaza de España, de la calle San Bernardo y de la Gran Vía madrileñas.

Ahora mismo que les estoy escribiendo tengo la puerta corredera de cristal de la la terraza abierta, y escribo verdaderamente con si estuviera en el campo.

No me duele nada, escribo y tengo dos mujeres y un gato que me cuidan. ¿Qué más se puede pedir?.

Germán Ubillos Orsolich

Germán Ubillos Orsolich es Premio Nacional de Teatro, dramaturgo, ensayista, novelista y escritor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios
Portada | Hemeroteca | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8