www.euromundoglobal.com
Toda una escritora
Ampliar

Toda una escritora

Por Primavera Silva Monge – desde Santiago de Chile.

miércoles 05 de agosto de 2020, 16:38h

05AGO20.- Como muchos saben, tengo una que otra columna de opinión en mi periódico europeo favorito, para el cual hace unos cuantos… varios meses, no escribo nada. Sin embargo, cada día lo hago mentalmente, como quien dice, algo realmente virtual. A medio mundo le conté que no tenía computador para transcribir mis ideas, pues el mío lo usa mi marido para su trabajo a distancia, por ya cinco largos meses en que estamos con prisión domiciliaria por causa más gubernamental que por el Covid 19.

Toda una escritora

En mis redes sociales domésticas –llámese chat del edificio- notifiqué mi carencia, solicitando solidaridad para conseguirme algo que me permitiera transcribir tales escritos mentales. Incluí como sucedáneo una máquina de escribir que tuviera teclas y tinta (con la consecuencia lógica de caída de carnet) el asunto era sacar de mi mate lo que parecía ser una cantidad incontable de crónicas acumuladas en casi medio año de pandemia mundial. Bueno, recibí algunas ofertas de permuta, de venta barata más las respectivas reparaciones, préstamos por hora, etc. Todo adornado de preguntas indiscretas... Hasta que mi cuñado, también virtual, me cedió su propio computador en préstamo vitalicio. Para conseguir retirarlo desde la casa de mi hermana, necesité el apoyo de mi nueva vecina, la licenciada Sara, que me llevó en su auto para “asistir a adultos mayores” (según los permisos que otorga la comisaría virtual, que no considera recibir préstamo de computadores por parte del cuñado. Pero ustedes ya saben que en realidad fui yo la asistida por ellos, con computador y agua de lluvia para mis plantas, que según Candy Bu, las pondrá grandes aparte de hermosas.

Aunque debería decir lo contrario, mala cosa fue tener el computador en mano de manera pronta e inesperada, porque cual película acerca de escritores, cuando me senté frente al recién adquirido PC quedé en blanco como nunca en mi vida respecto a las letras. Aunque me reí y se rieron conmigo, no me hizo gracia tal blancura. Ahora, con mi nuevo computador, tenía la presión inminente de trabajar. Una buena excusa se hacía muy necesaria e inevitable frente a mí misma, mi familia donante y mi gran jefe.

Mi adormilada musa me dio algunas ideas que aplicamos mi marido y yo. Resulta que al escribir, por cada enter, quedaban intervenidas las frases anteriores, por lo que se hacía necesario agregarle un teclado externo. Bravo, solucionado. En la búsqueda de puertos USB encontramos que se le podía agregar incluso una pantalla externa y que además, tenía la opción de conectarlo con Wifi. ¡Qué bueno! Por un lado, no tenía que esperar que mi marido terminara su jornada de trabajo para realizar el mío y tener que quedarnos sin compañía para la hora de once. Sin embargo, usar Internet requería aplicar un antivirus, el legal, el pagado, el oficial. No se pudo hacer el trámite por la Web y como el equipo no tiene lector de discos, volví al chat vecinal a preguntar si alguien tenía lector externo de discos para PC.

Respuestas infinitas de que sí, que no, que te presto, que te cambio, que te vendo, etc. Todo de nuevo. Finalmente, opté por un vecino que me lo arrendaba por un día entero. Mientras mi marido hacía lo suyo respecto a lo mío, recordé y entendí para qué servía el lector de discos que hace harto tiempo vendía mi vecina MAP (tan ubicada ella) Por interno le pregunté, con los ojos apretados y la nariz respingada, si acaso aún lo tenía. Pues sí y me lo vendía en la misma suma en que me habían arrendado el otro lector de discos. ¡¡¡!!!

¡Carajo! Ahora sí, obligada a trabajar. Ya tengo completa la herramienta de trasvasije intelectual, pero... ¿Dónde me ubicaré? Vamos pensando… Ocupar y desocupar la mesa del comedor entre comidas, es una gran molestia. Por otro lado, mi taller de artesanía repleto de pinturas, pegamentos, cordeles, tintas, telas, papeles, obras, tierra, abono, sustratos, maceteros, lápices, cuadernos, cartones, botellas, tijeras, cuchillos, tarros, frascos y muchos otros materiales reciclables, me expulsaba frente a cualquier intento de abordarlo como escritorio.

No lo intenté más y consideré planear una estrategia más sólida y así, me dormí solamente después de haber diseñado la colonización perfecta de mi taller: Con estantes dividiría la pequeña habitación por la mitad, como un muro de costo financiero para mi México lindo y querido. Al fondo dejaría los contenedores como en una bodega y en la entrada improvisaría una mesa como escritorio. ¡Perfecto!

Aquí me encuentro ahora, escribiendo mientras escucho música ambiental, pensando en qué tema abordar para una próxima:

¿Coronavirus? ¿Separación y unión familiar? ¿Abusos gubernamentales? ¿Negligencia ministerial? ¿Trampas políticas? ¿Gobierno ineficiente? ¿Fuerza deplorable de la autoridad? ¿Respaldo injusto al poder económico del empresariado? ¿Más mentiras? ¿Eutanasia camuflada para la tercera edad y extranjeros? ¿Difusión de la confusión? ¿Enriquecimiento desmedido? ¿Estallido social 2.0? ¿Acaparamiento de las aguas? ¿Venia descarada a las siete familias dueñas de todo Chile? ¿Feminismo? ¿Desaparición de la clase media? ¿Dictadura disfrazada de democracia? ¿Persecución a los pueblos originarios? ¿Qué las casas y departamentos son solamente dormitorios y no lugares para desarrollar familias? ¿Pensiones indignas? ¿Privatización de más empresas nacionales? ¿Abusos de parte de las empresas de servicios básicos? ¿Desesperanza respecto a las vacunas? ¿Prisión domiciliaria indefinida? ¿Aumento de la delincuencia? Aún no lo sé, pero nos veremos prontamente.

Primavera sin Musa

GLOSARIO:

  1. Caída de carnet: se dice cuando alguien deja de manifiesto que es de varias épocas pasadas, es decir, bien mayor.

  2. Mate: cerebro

  3. Licenciada: Por extensión, abogada en Centro América. En Chile no se estila usar los títulos profesionales como parte del nombre y sólo lo uso como broma

  4. Comisaría Virtual: Página policial donde se solicita permiso para salir de emergencia para diferentes necesidades.

  5. Candy Bu: Multi influyente muy confiable y creíble, experta en plantas

  6. Blancura: se refiere a la mente en blanco

  7. Once: Hora del té, generalmente acompañado de productos dulces, tales como pasteles, galletas, etc.

  8. Con costo para México: pretendido chiste

(*) Primavera Silva Monge es una escritora chilena, traductora de japonés, ex alumna del prestigioso Instituto Nacional de Santiago de Chile, artesana y socióloga por afición. Sus escritos los redacta referidos principalmente a los temas cotidianos imprimiéndoles una dosis de frescura y cercanía que hacen muy fácil su lectura y comprensión. Su género literario favorito es la novela y el relato o cuento corto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8