www.euromundoglobal.com

“El Capricho de Dionisos…”

Los riojas de pueblo se vienen a Madrid
Ampliar

Los riojas de pueblo se vienen a Madrid

sábado 18 de mayo de 2019, 00:58h
Los riojas de pueblo se vienen a Madrid

17MAY19 – MADRID.- Es indiscutible el prestigio de las elaboraciones de Rioja en el panorama de la enología mundial acreditados fundamentalmente, por sus tintos que tienen merecida fama internacional como vinos de gran calidad. Últimamente los blancos riojanos, volviendo a sus orígenes, alcanzan de nuevo elevadas cotas de excelencia.

Rioja es la Denominación de Origen más antigua de España, y sus vinos incorporan un plus de excelencia, definidos en su contraetiqueta, ya que junto a los del Priorato, son los únicos vinos tranquilos nacionales que exhiben el atributo de “Calificada” (D.O.Ca.Rioja). “Los Rioja” son paradigma y referencia de elaboraciones elegantes, equilibradas, y potentes.

En la región participan bodegas centenarias, que por derecho propio son historia en el mundo del vino. A estas bodegas, se incorporaron desde hace años -con menos tradición pero no menos ganas-, un ramillete de enólogos jóvenes que practicando viticultura ecológica iniciaron un camino innovador experimentando en suelos, alturas, y orientaciones, en parcelas recuperadas de viñedo viejo con escaso rendimiento… consecuencia de vinificaciones muy cortas y una extrema calidad.

De las anteriores categorías de bodegueros participa una tercera, con características comunes a aquellos bodegueros clásicos y estos jóvenes pioneros”, que no son otros que los elaboradores de vinos de la otra Rioja”, exitosamente reunidos en la Asociación de Bodegas Familiares de Rioja. Bodegas dispersas y ubicadas en alguna de las tres subdivisiones de la D.O. Rioja: Rioja Alta, Rioja Alavesa y Rioja Baja. I SALON DE RIOJAS DE PUEBLO.

El Hotel Only You Atocha, (Madrid), reunía en jornada completa a profesionales del mundo del vino y medios de comunicación, para dar a conocer las nuevas añadas de tintos, blancos, y rosados. El Salón constituyó una verdadera muestra de la diversidad de los “vinos riojanos de pueblo, monovarietales, o ensamblados con predominio de dos de sus uvas autóctonas tempranillo y viura, aunque no faltaron a la cita vinos hechos con las citadas castas y el total de las autorizadas. Tintas: tempranillo, garnacha tinta, mazuelo, maturana tinta, graciano; y las blancas: viura, malvasía, tempranillo blanco, garnacha blanca y maturana blanca.

Los Vinos Riojanos de Pueblo, mostraron el potencial de las diferentes zonas de la geografía riojana. Ya fueran jóvenes, con crianza, reservas, maceraciones carbónicas (autentica seña de identidad de los vinos “non natos” riojanos), vinos ecológicos… o los primeros vinos aspirantes a ser etiquetados como Riojas de Viñedo Singular; la nueva categoría de vinos riojanos que vincula el origen de las uvas y el vino, a un único viñedo que deberá probar una edad mínima de 35 años y rendimientos reducidos.

Estos vinos trazaron el mapa de las comarcas geográficas de Rioja: de las garnachas de Yerga y Tudelilla a las de Najerilla, de los tempranillos de Obarenes a los de la Sonsierra, las Riberas del Ebro, los viñedos del Iregua y del Leza.

LOS VINOS DEL SALÓN DE RIOJAS DE PUEBLO

En esta ocasión me interesaron vinos de bodegas que no había tenido oportunidad de conocer anteriormente (ya que en todo este tiempo he opinado de alguna de las elaboraciones de más de la mitad de las bodegas que participaban en el encuentro madrileño), y aunque probé más de una docena de los estupendos vinos que concurrían al Only You, destacaré un trío de dos Bodegas Familiares de Rioja: Un blanco de Nestares Eguizábal de viñedos en Galilea (Rioja Baja), y dos tintos de Castillo de Mendoza hechos con uvas de tempranillo en San Vicente de la Sonsierra (Rioja Alta).

Ambas bodegas situadas en dos subdivisiones en las antípodas del territorio riojano, se fundaron en tiempo similar finalizando el pasado siglo, y tienen en común además de una tradición riojana de vitivinicultores durante generaciones, haber dejado de comercializar graneles para elaborar vinos de finca, en parcelas con altura, orientación y composición de suelo diverso; orientando su presente y futuro en elaborar vinos de gran calidad para el mercado nacional y la exportación: A Veredas 2016, DOCaRioja (Rioja Baja). Excelente blanco con crianza fermentado en barrica, ensamblaje de sauvignon blanc y chardonnay, de Bodegas Nestares Eguizabal en la población de Galilea, (Calahorra).

Me interesé en su nuevo proyecto orientado a la crianza de vinos blancos. La bodega fundada en 1998 por José María Nestares, padre de las actuales propietarias María José y María Luisa Nestares, tiene sus viñedos situados a 600 metros de altitud en el Valle de Ocón. La firma, que elabora prioritariamente tintos de tempranillo, vuelve a las raíces de lo que fuera antaño Rioja, una tierra de blancos. Definitivamente A Veredas 2016 es un vino importante, largo, posgusto persistente. ¿Un blanco con alma de tinto…?. Equilibrado coupage de castas francesas ahormado por la madera, conserva frescura y frutalidad.

Fermentó -con microorganismos propios de sus uvas-, en barricas de roble francés y americano. Se crió con sus lías finas en la misma madera, y una vez enfrascado en botella de borgoña maduró medio año en botellero antes de salir al mercado. Lo elabora el enólogo Alberto Pedrajo, que se surte del fruto de los viñedos que supervisa el viticultor José Ramón Eguizábal.

La otra de las Bodegas Familiares de Rioja que han llamado mi atención es Castillo de Mendoza Bodegas y Viñedos fundada en 1994 por la familia Mendoza, que elabora vinos ecológicos en sus treinta y cuatro hectáreas de viñedo íntegramente ecológico en San Vicente de la Sonsierra.

Dirigida por Carolina Mendoza, la bodega integra un verdadero gineceo enológico, puesto que las hermanas Besga ocupan puestos preeminentes como son el de dirección técnica (viñedo y bodega), a cargo de Marta; y la de comercialización-exportación responsabilidad de María. Un tándem de éxito, asistido de esforzadas féminas que completan el equipo Castillo de Mendoza. (Soy hijo de enólogo) Por eso mismo valoro la decidida incursión de la mujer en un trabajo reservado desde Noé al género masculino. Sexto sentido, elevado grado de intuición y prudencia concluyen en vinos muy elegantes.

Por cuestión de espacio no citaré nombres de enólogas, sumilleres, escritoras y periodistas, bartenders, directoras de agencias de comunicación especializadas en enología… Generalmente en las catas profesionales en las que participo, las chicas comienzan a superarnos en número. Recomendé hace un tiempo, -con escaso éxito-, a mi querido Carmelo Rodero, “disfruta de los nietos, tus hijas engrandecen tu legado”). Castillo de Mendoza transformó en ecológico su viñedo convencional. La señal fueron plantitas de trébol de cuatro hojas que comenzaron a nacer de forma espontánea. Desde entonces, la bodega lo adoptó por bandera y como insignia en corchos y etiquetas. Me gustaron los dos tintos, a cual más interesante.

Castillo de Mendoza. Evento Reserva Especial 2005. Es un vino 100% tempranillo cultivado de forma convencional que hizo la fermentación maloláctica y posterior crianza por espacio de 30 meses en tinas de 500 litros de roble francés nuevo. Aunque contra-etiquete como reserva, no hubiera dudado en calificarlo de gran reserva en cata ciega.

Es un tinto que integra las excelentes características de los buenos vinos con crianza de Rioja. Redondo, sabroso, la madera no reduce la sensación frutal matizada por tenues toques especiados y de tabaco propios de la crianza en roble nuevo. De este tinto, que podíamos definir como un clásico, a un tinto moderno íntegramente elaborado con uvas tempranillo de agricultura ecológica.

Me refiero a Castillo de Mendoza Autor 2016 Tempranillo. Bien diferente a su hermano mayor Evento 2005, no por ser un tinto ecológico, cuestión verdaderamente indetectable en términos de cata estrictamente técnica. (Los vinos ecológicos incrementan su demanda exportadora, en base a su mayor salubridad). Autor 2016 Tempranillo, se vendimió manualmente escogiendo la uva en viñedo y posteriormente en mesa de selección. Hizo la crianza por espacio de 20 meses en barricas de roble francés nuevo.

Resulta un vino más que interesante, prototipo de los nuevos vinos riojanos de autor. Con una gran expresión frutal armonizada por su tiempo de crianza en contacto con el roble francés nuevo. Tinto goloso y elegante, muy del gusto de las tendencias que imperan en los consumidores de hoy día. Estupendo vino.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8