www.euromundoglobal.com

Opinión: “Mi Pequeño Manhattan…”

El tiempo: En el final de la vida

viernes 28 de diciembre de 2018, 01:35h

27DIC18 – MADRID.- Jesús dice, San Pablo exclama, en el final de la vida serás juzgado por el amor. Y es el amor precisamente el eje central de la condición humana, título del grueso y espléndido volumen de André Malraux.

En el final de la vida o más bien la misma vida nos juzgará en virtud del amor que hayamos ido propagando y estaremos así solos, un poco acompañados, o impresionantemente acompañados como ocurrió días y horas antes del fallecimiento del papa Juan Pablo II, con una plaza de San Pedro abarrotada de gente gritando “Santo Súbito” con lágrimas y plegarias en los ojos, mientras el Papa ya moribundo, susurraba en su agonía; “ He estado a vuestro lado, he ido a vuestras casas, os he consolado, os he escuchado y alentado, os he orientado y perdonado y ahora venís todos hasta mi” .

Si Camus decía “Los hombres mueren y no son felices”, Sartre aseguraba, “el hombre es una pasión inútil”, y yo mismo de muy joven ante mi “Hispano Olivetti , escribía “la vida es una batalla perdida”.

Y no crean que esa idea ha dejado de tentarme con harta frecuencia, pues como ser humano que soy he caído en defectos, en vicios, en pecados, en debilidades. Pero hay en el hombre y en la mujer una llama escondida en lo más profundo de sus huesos y de sus corazones, una llama maravillosa y terrible con la fuerza de un poderoso reactor nuclear escondido bajo tantas capas de inmundicia, y sin embargo siempre la humanidad doliente y herida se ha levantado una y mil veces de su postración para mostrar al mundo, a los coros angélicos de lo que es capaz tras esa destrucción.

Lo han demostrado Juana de Arco, Marie Curie, Maximiliano Kölbe, Tomas Moro, Winston Churchill, Teresa de Calcuta o Francisco de Asís.

Y esto viene a cuento, porque el paso del tiempo – única unidad de medida verosímil de la que disponemos tanto para mensurar la calidad y fecha de caducidad de las galaxias, como la de una mesa o la un ser humano – nos va poniendo a cada uno en nuestro sitio.

Gregorio Marañón dice que la vejez es la edad de la adaptación…y después de la vejez viene la decrepitud…y después aún, más tarde, la vida después de la muerte, de cuyo asunto me he ocupado someramente en páginas anteriores aunque tendré que reincidir si el Cosmos no decide de mi otra cosa.

Germán Ubillos Orsolich

Germán Ubillos Orsolich es Premio Nacional de Teatro, dramaturgo, ensayista, novelista y escritor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8