Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
26 de septiembre de 2020, 6:05:28
América


Viróloga china huyó a EE.UU. por decir que Beijing ocultó información sobre el coronavirus

  • Li-Meng Yan vive oculta y dio una entrevista en la que asegura que su vida está en peligro luego de señalar que el gobierno de China ocultó al mundo detalles sobre la pandemia de COVID-19


14JUL20 – NUEVA YORK – EEUU.- Li-Meng Yan, una doctora que se especializó en virología e inmunología en la Escuela de Salud Pública de Hong Kong, acusó al gobierno de China de ocultar detalles importantes sobre el nuevo coronavirus. Tras sus advertencias, la científica tuvo que huir a los Estados Unidos para evitar ser arrestada.


Li-Meng Yan dio una entrevista exclusiva a Fox News en la que manifestó que sus jefes, reconocidos como los mejores expertos, ignoraron totalmente la investigación que ella estaba haciendo acerca de la pandemia. La científica cree que su información pudo haber salvado muchas vidas.

La mujer afirma que el gobierno de su país viene destruyendo su reputación y acusa al régimen chino de hacer un ataque cibernético contra ella para mantenerla silenciada.

Li-Meng Yan cree que su vida está en peligro, teme que nunca podrá volver a su casa y vive con la sensación de que nunca más podrá ver a sus amigos o familiares.

“La razón por la que vine a los Estados Unidos es porque entrego el mensaje de la verdad del COVID-19”, manifestó Li-Meng Yan a Fox News”. Incluso, aseveró de que si la historia la contaba en China, ella estaría “desaparecida y asesinada”.

Sus descubrimientos

Los descubrimientos de Li-Meng Yan demostrarían las intenciones del presidente Xi Jinping y del Partido Comunista de ocultar lo más que se pueda todo lo referente al nuevo coronavirus.

Li-Meng Yan dice que fue una de las primeras científicas en el planeta en estudiar al coronavirus y que lo hizo a pedido del supervisor doctor Leo Poon, del laboratorio donde la convocaron. El objetivo era investigar los contagios que se venían dando desde finales de 2019.

“El gobierno de China se negó a permitir que los expertos extranjeros, incluidos los de Hong Kong, investiguen en China”, comentó. “Entonces recurrí a mis amigos para obtener más información”.

La científica contaba con una gran red de profesionales en varios centros de China, ya que creció en aquel país y pudo completar gran parte de sus estudios. Li-Meng Yan cree por esa razón se le encargó la investigación.

Habiendo hecho los contactos pertinentes, un amigo científico del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades en China le dijo a Li-Meng Yan, el 31 de diciembre del año pasado, que la transmisión de este virus se daba de persona a persona.

Cabe precisar que la información fue obtenida días antes de que las autoridades de China y la OMS informaran al mundo sobre los contagios.

Al tener un panorama más claro de lo que sucedía en China, Li-Meng Yan acudió a su jefe con toda la información. “Él solo asintió”, y le dijo que continuara trabajando.

Además, Li-Meng Yan relató que junto a sus colegas en China discutió por horas sobre la aparición del nuevo coronavirus. Sin embargo, un tiempo después notó un cambio rotundo en su actitud. “No podemos hablar de eso, pero necesitamos usar máscaras”, fue lo que le contestaron.

Con la enfermedad propagándose por China, Li-Meng Yan advirtió nuevamente , el 16 de enero, a sus jefes sobre sus hallazgos en relación al coronavirus. “Como me advirtió antes, ‘No toques la línea roja’”, aseveró. “Nos meteremos en problemas y seremos desaparecidos”.

Li-Meng Yan también contó que el codirector de un laboratorio afiliado a la OMS, Malik Peiris, sabía de la situación, pero no hizo nada al respecto.

“Conozco la corrupción entre este tipo de organización internacional como la OMS para el gobierno de China y el Partido Comunista”, relató.

La OMS respondió que ni Li-Meng Yan, Leo Poon ni Malik Peiris trabajan para ellos. “El profesor Malik Peiris es un experto en enfermedades infecciosas que ha estado en misiones de la OMS y grupos de expertos, al igual que muchas personas eminentes en sus campos”, dijo la portavoz Margaret Ann Harris.

“Eso no lo convierte en un miembro del personal de la OMS, ni representa a la OMS”, añadió.

Sé cómo tratan a los denunciantes”

Li-Meng Yan sabía de las consecuencias que podía traer este tipo de acciones en China. “Sé cómo tratan a los denunciantes”.

Como la gran mayoría de personas que denuncian el accionar del gobierno de China, Li-Meng Yan tomó conciencia de lo que realmente significaba lo que hacía y concluyó que su vida corría peligro.

El bloguero estadounidense de Hong Kong Lu Deh, y con quien compartió información valiosa de sus teorías, le dijo que debía mudarse de inmediato.

Li-Meng Yan tomó la decisión de irse, pero su esposo se negó rotundamente tras descubrir las conversaciones que tuvo con el bloguero estadounidense.

El hombre, que también es científico y trabajaba con ella en el laboratorio, cambió rápidamente de opinión y ya no la apoyaba más en sus investigaciones. “Estaba totalmente enojado. (...) Me culpó, trató de arruinar mi confianza. Dijo que nos matarán a todos”.

Justo a fines de abril, Li-Meng Yan partió rumbo a los Estados Unidos. A su llegada a Los Ángeles, los funcionarios la detuvieron.

“Tenía que decirles la verdad (...) Estoy haciendo lo correcto. Entonces les dije que ‘no me dejen volver a China. Yo fui la que vino a decir la verdad del COVID-19. Y por favor cuídenme. Si no, el gobierno de China me va a matar“.

En medio de su detención, el FBI habría tomado su caso y para dejarla ir le pidieron que deje su teléfono como evidencia.

Represalias

La científica dijo que el gobierno llegó hasta su ciudad natal de Qingdao, donde destrozaron su pequeño hogar e interrogaron a sus padres. Su familia le pidió que volviera y le rogó que deje de lado las investigaciones.

La Universidad de Hong Kong retiró de Internet su página y le quitó el acceso a sus plataformas. “La Dr. Li-Meng Yan ya no es miembro del personal de la universidad”, informó el centro educativo.

La embajada China en Estados Unidos y el Ministerio de Relaciones Exteriores de China han negado alguna relación con Li-Meng Yan. Mientras que, la OMS asegura que no existió ninguna irregularidad al comienzo de la pandemia de coronavirus.

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.euromundoglobal.com