Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
12 de julio de 2020, 6:21:33
Opinión

Opinión: “La Cueva del Lobo...”


¿Quién asesora al Gobierno?

Por Ignacio Vasallo

29MAY20 – MADRID.- Empecemos por el final para que el que quiera se ahorre la argumentación. Al Gobierno en el asunto de la pandemia le asesoran los mismos que hubieran asesorado a otro del PP, en general funcionarios tanto del Ministerio de Sanidad como de otros organismos, alguno de ellos ex alto cargo con Gobiernos anteriores de distinto signo político.


En 1982 cuando se vislumbraba un victoria del PSOE en las elecciones de octubre diversos medios y no pocos políticos señalaban la imposibilidad para ese partido de gobernar correctamente al carecer de cuadros para cubrir los puestos directivos de la Administración Central -la periférica era todavía marginal-.

En mi condición de Presidente de una Asociación de funcionarios de los cuerpos superiores de la Administración escribí un artículo en Cambio 16 en el que garantizaba que nosotros teníamos el conocimiento y la experiencia necesaria para ocupar los puestos que el Gobierno resultante de las elecciones tuviera a bien encomendarnos. Así fue. La siguiente década fue la de mayor éxito de la historia reciente de España.

Ahora algunos sectores de la prensa y ciertos partidos políticos exigen conocer la filiación de los expertos que asesoran al Gobierno, por limpieza democrática dicen, a lo que este, hasta el momento, se ha negado, aunque obtenerlos es sencillo y de hecho ya han aparecido en los medios. Parece claro que lo que buscan no es transparencia sino dianas sobre las que tirar. Basta con ver lo que esta ocurriendo con el Dr. Simón, un profesional al que le ha costado muchos años alcanzar el merecido prestigio y que fue nombrado por la misma persona, Ministra de sanidad con el PP que pide más nombres, supongo que para “disparar al especialista”.

Los funcionarios nunca se defienden de ataques de origen político, precisamente para no tomar partido, lo que hace fácil atacarlos, pero difícil mantener el tono una vez acabados los insultos existentes en el diccionario. Puede ocurrir que sean cesados -caso de Edmundo Bal- o que dimitan como Yolanda Fuentes, pero no que pierdan su condición de funcionarios.

Para los que quieran consolarse algo parecido pasa en países con mayor tradición democrática -por el mayor número de años- que el nuestro. En el Reino Unido el Gobierno no ha publicado los nombres aunque alguno ya ha salido a la luz y en Estados Unidos el Director General del Centro de Prevención de epidemias y asesor del Presidente -al que habitualmente contradice–Anthony Fauci, ha tenido que recibir protección policial ante las amenazas de muerte, de partidarios de su jefe, que recibe por recomendar prudencia en el relajamiento de las normas de distanciamiento. Y allí esas amenazas se cumplen en muchas ocasiones. No hace falta ser un lince para predecir que el Doctor no votará al candidato Trump en noviembre pero ahora está al servicio del Estado cumpliendo con su deber.

A lo largo de más cincuenta en la función pública he formado parte de muchas comisiones, alguna nunca salieron a la luz como la que asesoraba la Presidente Calvo Sotelo sobre la política de comunicación con motivo de la entrada de España en la OTAN y de la formaban parte algunos simpatizantes del PSOE que luego ocuparon, ocupamos, altos cargos con el Gobierno de ese partido que, por supuesto conocía la situación.

En esta ocasión también he sido invitado integrarme en otra Comisión publico - privada en mi condición de experto en turismo, de la que forman parte igualmente ex altos cargos con el PP y representantes de la patronal del sector. La finalidad del asesoramiento no es ayudar al Gobierno sino al país a salir de esta situación tan negativa para todos.

Los ataques contra el General Santiago -en mi opinión innecesariamente colocado en esa posición– por parte de quienes no tienen ni idea de lo que ese señor vota -ni yo tampoco- nos dan una buena muestra de lo que les espera a los expertos cuando estén bajo los focos iluminados por los partidos de la oposición.

Ya está bien de matar al mensajero, que insulten el Gobierno, va en el sueldo, pero respeten al funcionario aunque sólo sea porque cuando despierten y gobiernen otra vez los funcionarios seguirán ahí.

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.euromundoglobal.com