Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
25 de febrero de 2020, 7:12:05
Rincón Gastronómico

El Capricho de Dionisos...”


150 años de Bodega Alceño

  • Siglo y medio de enología jumillana contempla el buen hacer de Alceño, la primera bodega que comercializó vino en la región murciana.

Por Segundo López Soria (*)

10FEB20 – MADRID.- Conmemoración coincidente con la proclamación de Murcia - en FITUR 2020 -, como Capital Española de la Gastronomía 2020. (Reconocimiento otorgado por la asociación a la que pertenezco, FEPET. Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo).


Junto a mi familia, crecí por estas tierras, y reconforta, la coincidente sincronía de dos eventos gastronómicos de primer orden acontecidos en la región del Sureste peninsular en el presente año 2020: La proclamación de Murcia como Capital Española de la Gastronomía, y la celebración de los ciento cincuenta años de Bodegas Alceño. El vino es una parte fundamental de la gastronomía, y Bodegas Alceño prestigia los estupendos vinos de la region de Murcia - en especial de Jumilla -, con elaboraciones singulares de gran calidad. Alceño fue adquirida, años atrás, por la familia Bastida, una saga de vitivinicultores con experiencia elaboradora en otras regiones vinícolas españolas. He tenido oportunidad de probar tres vinos de la bodega jumillana, que su director técnico Juan Miguel Benítez, ha creado para conmemorar el cumpleaños de Alceño. Tres tintos, tres. Dos de ellos tranquilos, secos: uno ensamblaje varietal de cuatro castas, el otro monovarietal de shiraz. El tercero, la joya dulce de Alceño, es un vino hecho con la variedad monastrell. Este trio de estupendos vinos salen al mercado en homenaje al siglo y medio de vida de la bodega de Jumilla. Los dos primeros, llegan elegantemente vestidos con etiquetas conmemorativas, en botelas de vidrio oscuro, con base en picura y un robusto gramaje. El dulce de monastrell en estuche primoroso. Vienen taponados con excelente corcho natural de una generosa longitud, que garantizará su adecuada conservación y evolución.

Alceño Selección 2016 (D.O.P. Jumilla). Excelente tinto – Edición Limitada -, es el resultado del coupage de uvas seleccionadas de monastrell, syrah, tempranillo y garnacha tintorera, vendimiadas en su momento optimo en viñedos en altura, muy pobres en materia orgánica. Potente y sabroso. La fruta roja de hueso, queda muy bien ahormada por el roble que lo crió. Una excelente estructura tánica le otorga calidez y un prolongado posgusto.

Inédita de Alceño 2015 (D.O.P. Jumilla). Tintazo hecho exclusivamente con la variedad que reina en el Ródano, la uva syrah. Es la segunda edición de un tinto - hace honor a lo inédito de su origen -, hecho con una única casta de uvas escogidas en los mejores viñedos de la Casa. Con un buen equilibrio acidez alcohol, la fruta presente y los taninos maduros, resulta un vino de guarda contundente, largo y elegante. Imagino que le seguirán otros Inédita en próximas añadas para continuar la estela del primero de la saga elaborado con garnacha tintorera (que ya cosechó reconocimiento y galardones).

Alceño Vino Dulce de Monastrell (D.O.P. Jumilla). Este tinto dulce es una rareza enológica capricho de sibaritas; elaborado 100% con la emperatriz de los vinos de Jumilla, la uva monastrell. Su compleja elaboración, lo avala el oficio del enólogo Juan Miguel Benítez. Cubierto con buena capa - al igual que sus hermanos tintos secos -, anuncia aromas de uvas pasas, carne de membrillo e higos secos; un paso de boca de contenida acidez, enmarca su delicado dulzor.

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.euromundoglobal.com