Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
19 de noviembre de 2019, 8:46:14
Ciencia y Tecnología


Ventajas de las placas de inducción

  • Comparación entre las distintas variedades de placas


04NOV19 – MADRID.- ¿Estás dudando entre una placa de inducción o una de vitrocerámica? Quizás continúas con la tradicional placa de gas instalada en tu cocina y quieres innovar, pero no sabes cuál es la mejor opción.


Es posible que te eche para atrás la idea de tener que renovar tus accesorios de cocina por no ser compatibles con las placas de inducción o de vitrocerámica, pero sigue leyendo porque quizás cambies de idea al sopesar su infinitud de ventajas.

Hay quien dice que siempre será mejor la placa de gas, siendo la favorita por la mayoría de los cocineros, y quienes optan por las de inducción o las vitrocerámicas por ser más prácticas en el día a día.

Existen multitud de pros y contras al comparar las placas tradicionales con las más novedosas (vitrocerámica, inducción…), pero tras un cotejo minucioso, podemos posicionar las placas de inducción en el primer puesto por sus infinitas ventajas sobre las demás.

Las placas de inducción destacan, principalmente, sobre las otras variedades de placas por su seguridad, ya que estas no se calientan en exceso si no están en contacto con una sartén. Es decir, no se calienta la superficie, no quema, solo lo hace la sartén.

En las placas de vitrocerámica sí se calienta la superficie llegando a provocar posibles accidentes domésticos debido a que generan calor a través de bobinas metálicas situadas bajo el vidrio.

Otra característica propia de las placas de inducción es su velocidad. El calor se produce a través de electroimanes, tardando en calentar la mitad de tiempo que otro tipo de placa. Por tanto, las placas de vitrocerámica calientan más la superficie, en más tiempo y tardan en volver a reducir la temperatura de la placa, suponiendo un riesgo de quemaduras mayor por el calor residual.

El diseño de las placas de inducción se asemeja mucho a las placas de vitrocerámica o de gas, pero sigue siendo más eficiente.

Todas las variantes de placas deben limpiarse con productos recomendados para cada una de ellas y así evitar posibles rayaduras. Tanto las vitrocerámicas como las placas de inducción son lisas y brillantes que se pueden limpiar fácilmente, pero de igual forma pueden dañarse si no se tiene un mínimo de precaución.

Las placas de gas acumulan grasa y su limpieza tiene que ser más minuciosa, por tanto, son menos prácticas para nuestra vida diaria.

Sopesando las diferencias entre las placas vitrocerámicas y las placas de inducción podemos comprobar cómo son las de inducción las que ofrecen mayores ventajas. Las placas de vitrocerámica se posicionaron en el mercado por encima de las de gas por su diseño y su comodidad de uso, pero pronto han sido alcanzadas por las innovaciones de las placas de inducción.

Las placas de inducción cuentan con todas las características que ofrecían las placas de vitrocerámica (eficiencia, facilidades, comodidad, relación calidad-precio) y las placas de gas, y han añadido aún más mejoras con el paso de los años.

Por ello, a pesar de que las placas de inducción supongan una mayor inversión económica inicial, a largo plazo se compensa con el gasto de electricidad que suponen las de vitrocerámica, que es mucho mayor.

Existen multitud de modelos de placas de inducción, algunos más asequibles que otros, pero comparten las cualidades básicas de diseño, seguridad, velocidad y consumo eléctrico.

No lo dudes más y escoge el modelo de placa de inducción que más se adapte a tus necesidades y a tu cocina. Recuerda que todo son ventajas con este tipo de placas. Cocinar ya no volverá a ser un esfuerzo.

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.euromundoglobal.com