Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
27 de mayo de 2020, 12:47:28
Madrid


Peleas y desconfianza mutua en la Comunidad de Madrid: los "dos gobiernos en uno" de Díaz Ayuso

  • Las tensiones entre el PP y Ciudadanos en la Comunidad de Madrid se repiten desde el primer día y esta semana Díaz Ayuso admitió la existencia de dos Gobiernos.
  • El apoyo de Ciudadanos a la comisión de investigación de Avalmadrid, que dio créditos polémicos a la familia de Ayuso, supuso el primer rifirrafe en la coalición


02OCT19 – MADRID.- La comunicación entre PP y Ciudadanos es prácticamente nula y los anuncios de un ala del gobierno suelen ser matizados a las pocas horas por el otro partido. "Somos un único equipo", pronunció la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante la toma de posesión de sus consejeros el pasado 20 de agosto. "Somos dos gobiernos en uno", ha asegurado Ayuso este lunes en una entrevista en la Cadena Ser para definir al Ejecutivo que ella preside con Ciudadanos.


Entre una y otra afirmación han pasado apenas cuarenta días. El primer gobierno de coalición en la región entre PP y Ciudadanos comenzó ya con mal pie y las tensiones y la desconfianza entre los socios de gobierno lejos de suavizarse se agravan cada día.

Que se trata de un equipo poco cohesionado es algo que ya reconocen dirigentes del Ejecutivo autonómico en privado desde hace semanas. Pero además sus propias declaraciones públicas evidencian las desconfianza mutua en el gabinete de Díaz Ayuso y la pugna de dos partidos que rivalizan por liderar la derecha en España. Madrid es un episodio más de esa batalla.

Las cosas ya no empezaron bien en la coalición. El PP negoció a dos bandas -con Ciudadanos y Vox- mientras la formación de Rivera trataba de evitar la foto con la extrema derecha. Y una vez en el poder, en medio del escándalo de las ayudas de Avalmadrid a la familia de Díaz Ayuso, Ciudadanos decidió apoyar la comisión de investigación a la empresa semipública solicitada por los grupos de la oposición. El plan era hacer desfilar por la asamblea regional a testigos que se extendiesen sobre el uso que familiares, dirigentes y empresarios cercanos al PP de Madrid hicieron de una entidad financiera semipública que tenía en el centro del foco a la propia Díaz Ayuso.

La decisión de Ciudadanos provocó la primera grieta en el gobierno regional. Y las heridas todavía no han cicatrizado. La comisión, que molesta al PP porque desgasta la imagen de su nueva líder en Madrid, provocó que la propia presidenta recriminara personalmente a su socio de gobierno lo que considera un juego a dos bandas: no se puede ser gobierno y oposición al mismo tiempo, le dijo Ayuso a Ciudadanos.

Que la decisión de Ciudadanos ha caído mal en la presidencia lo evidenció el principal asesor de la campaña de Ayuso y gran poder en la sombra del nuevo Gobierno, Miguel Ángel Rodríguez –exsecretario de Comunicación de José María Aznar–, que pidió investigar también un contrato público de 102.000 euros que según él se llevó el padre del vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio Aguado, "por la cara" de la Asamblea Regional.

La desconfianza desde entonces no ha hecho más que agravarse y podría ir a peor. El nombre de Díaz Ayuso volvió a aflorar en la Audiencia Nacional que investiga el caso Púnica. El exconsejero de la Comunidad de Madrid Borja Sarasola confirmó este martes en su declaración como imputado que fue la actual presidenta de la Comunidad de Madrid quien le presentó al conseguidor de la Púnica Alejandro de Pedro en 2012.

En Ciudadanos reconocen que estas noticias le alejan de su socio de gobierno y agravan la inestabilidad. La comunicación entre ambos socios de gobierno es ya prácticamente nula como admiten a eldiario.es fuentes de ambas formaciones: "Ciudadanos se presenta a los consejos de gobierno con propuestas que afectan también a nuestras consejerías sin habernos informado previamente", aseguran fuentes del PP. Cuando uno de los dos partidos anuncia a la prensa una medida nueva del Gobierno, el otro ala de la coalición se entera por los medios de comunicación.

Las declaraciones y entrevistas en la prensa de miembros del gobierno, de Ayuso y de Ignacio Aguado, el vicepresidente del Gobierno, están sirviendo también para desmentirse y reprobarse públicamente. El último ejemplo se produjo este mismo lunes. El consejero de Políticas Sociales, Familia y Natalidad, Alberto Reyero (Ciudadanos), anunció que las familias con dos hijos pasarían a ser numerosas y, por lo tanto, tendrían los beneficios de las mismas. Además de las declaraciones del propio Reyero, la cuenta de Twitter de Ciudadanos Madrid lo publicitó a bombo y platillo y afirmó: "¡Somos el partido de las familias!", vendiendo la medida de forma partidista y no como un logro conjunto. Sin embargo, Ayuso rebajaba el triunfalismo de su socio de gobierno horas después recordando públicamente que no dependía del Ejecutivo "catalogar a las familias como numerosas o no" porque no es de su competencia.

Fátima Caballero

fuente: eldiario.es

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.euromundoglobal.com