Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
18 de septiembre de 2019, 9:53:17
Aviación y Turismo

Cantabria


Román Barona, una vida entre aparatos de radio y televisión

  • Ha conseguido reunir 250 modelos antiguos y todos funcionan. El más antiguo es una radio Telefunken del año 1.930.

Por A. del Saja (*)

07SEP19 – CABEZÓN DE LA SAL (CANTABRIA).- El industrial Román Barona ha conseguido reunir 250 aparatos antiguos de radio y televisión, que muestra en un local de su propiedad del barrio de La Pesa, de Cabezón de la Sal. Este enamorado de las ondas, a sus 78 años, enseña feliz sus “trofeos”, que ha ido reparando con mucha ilusión y paciencia, y enseña feliz a los visitantes cómo funcionan.


Y recuerda que empezó a trabajar a los 17 años en un taller de Julio Martínez, -“mi maestro”-, que se ubicaba junto al bar El Reino, que luego pasó al local que ahora ocupa la Farmacia Pulgar, en el Paseo Ygareda, de la villa de la sal.

Hace unos años mostró su colección en la Casa de Cultura y en un bajo del Paseo Ygareda, que ha ido enriqueciendo gracias a los regalos que le han ido haciendo sus clientes.

“Sesenta años reparando aparatos de radio y televisión dan para un sinfín de historias que podría contar, pero creo sea suficiente con mostrar esta modesta colección, que he logrado salvar para deleite de nuestra memoria colectiva”, dice Román Barona.

“Basta con que recordemos”, continúa, “ nuestras propias vidas y cómo la radio y la televisión nos han acompañado para que cada uno rememore ese momento especial frente a uno de esos apartaos”.

La radio más antigua es una Telefunken del año 1.930. Se puede ver un gramófono, hecho en la casa “Muebles y Pianos Casa Blanco” de Oviedo con una colección de discos de pizarra de canciones asturianas, gallegas y de Chile, que trajo un emigrante chileno. Esta pieza la adquirió Barona en un anticuario.

Otro aparato destacado es un RCA Víctor, americano, de 1.936. Esta radio funciona con corriente de 125 voltios. Otra es una Telefunken de 1.940, que le regaló el hijo de un funcionario alemán con la promesa de que la iba conservar.

Las radios más antiguas son de la marca Philips, Thomson y Westinghouse de los años 30. En cuanto a las televisiones las tiene de los años 1.956 y 1.960. “Las primeras que llegaron a Cabezón de la Sal, y todas funcionan”, aclara.

Y nos muestra una radio The Hallicra Fters, de origen americano, de 1.946, que le regaló el farmacéutico cabezonense Gabriel Pulgar, “y que ya le arreglaba yo a su padre”. Y otras Cosmos, de 1.931, que le donó el periodista Luis del Olmo a su colega Alfonso Ussía. También, una Dakota, del año 1.962, que vendió Julio Martínez, -“mi maestro”- a Pepe Laso, de Sopeña de Cabuérniga.

En la colección hay varios tocadiscos de los años 50 de las marcas Thomson, General Electrice y Philip, y algunos transistores marca Sanyo, de los 70, “que los trajo a Cabezón de la Sal de Canarias el navegante Valentín Saiz “El Currio”.

Y en un viejo tocadiscos nos hace sonar un disco del Grupo de Danzas Virgen del Campo de Cabezón de la Sal, que se grabó en la sala Versalles de París en 1.966 y que recoge la Baila de Ibio, los picayos a la Virgen del Campo, el Romance del Conde de lara y la Jota Montañesa. En la portada pueden verse a las panderetas del grupo María del Campo Martínez, Mabel Ausét y Lucita Romero. Una auténtica joya cuyos empleares se pueden contar con los dedos de una mano.

Román Barona, con taller de instalaciones y reparaciones eléctricas en Cabezón de la Sal, es un enamorado de la radio y la televisión, destacando que la gran mayoría de los aparatos que colecciona funcionan. Reconoce que su mayor problema es el disponer de espacio suficiente para almacenar correctamente los 250 aparatos que posee. De todos modos, seguirá con su gran afición aumentando, si es posible, la interesante colección. Ramón, su hijo, mantiene la afición. La exposición puede visitarse de forma gratuita, previa cita. La exposición puede visitarse de forma gratuita, previa cita.

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.euromundoglobal.com