Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
15 de septiembre de 2019, 8:26:43
Economía


Desaceleración de la economía a nivel mundial

  • Los sectores más afectados según los expertos son la industria metalúrgica, indumentaria, automotriz y la venta minorista.


23JUL19 – MADRID.- En un discurso por parte de representantes de COFACE, se ha producido una caída en el comercio mundial. Según expertos, tal ralentización pudiera mostrar sus consecuencias en este segundo trimestre del 2019. Por lo tanto, se espera que se ubique en un 0,7% para finales del trimestre.


Haciendo una comparación de la economía actual con la del 2018, se nota un descenso de cuatro puntos, ubicándose en 2,7% para el 2019. Ahora bien, esto no quiere decir que no pueda haber mejoría pues según el análisis de la comunidad de análisis financiero, para el 2020 se mantendría estable tal situación.

Sectores en tensión ante la caída de la economía

Los sectores más afectados son la industria metalúrgica, indumentaria, automotriz y la venta minorista. En total se calculan en total 27 evaluaciones de sectores en este campo. Lo notable es que 13 de estos forman parte del sector automotriz.

Este sector presenta varias dificultades aunado a la caída de la economía y los riesgos políticos. Uno de los factores determinantes de la problemática de esta industria es el comportamiento cambiante de los consumidores. A esto se suman las nuevas normas en materia de contaminación por toda Europa.

Tensión comercial afecta la economía global

En los últimos meses se ha notado una gran tensión comercial entre Estados Unidos y China. Según economistas de gran reconocimiento, esto producirá una gran desaceleración económica en el país americano. No obstante, para este 2019 Estados Unidos sigue en crecimiento económico de más de 2,5%. Además, para el 2020 se espera un nuevo aumento del 1,3%.

Por el contrario, China está en descenso pues dejó de realizar exportaciones a Estados Unidos en un 10% tan solo en el primer trimestre del año y parte del segundo. En consecuencia, las repercusiones de tales acciones llevarán a una guerra económica que afectará la confianza corporativa.

Sobre todo los países encargados del sector de fabricación han creado una barrera de desconfianza. Un ejemplo de ello es Alemania, cuyo indicador de confianza corporativa se ubica entre los más bajos desde hace más de cinco años.

Aunado a eso, COFACE informó que la tasa anual de la producción industrial es actualmente negativa. Sin embargo, se prevé que esta crezca hasta un 0,8% a final del año. Además, el riesgo de Alemania es bajo. Vale mencionar que países como Eslovaquia, República Checa, Austria dependen actualmente de la economía del país alemán.

Asimismo, se ven afectados Islandia con un riesgo empresaria A3. Pero no todo es negativo pues Uzbekistán y Kiguistán de riesgo B y C respectivamente, obtendrían beneficios de la apertura económica y política.

¿Cómo afecta a la economía española?

Sin duda tal situación afectará gravemente la economía española pues es aquí donde más se sentirá la desaceleración económica. Por lo tanto, se espera que aun cuando se produzca un crecimiento, este no corresponderá a la mitad de lo que se ha visto en cinco años anteriores.

Es sorprendente que la situación haya llegado a tal punto de debilidad, tomando en cuenta que hace solo un año atrás Alemania y Francia estaban enfrentando lo mismo. Para conocer los factores que han influido en el parón económico hay que primero considerar las medidas de expansión que ha tomado el Gobierno hasta hace poco.

Cabe recordar que el Gobierno realizó un aumento de salario mínimo. Esto ha traído como consecuencia un crecimiento de la renta en un sector de la población. Aunado a eso, se ha producido una expansión en el sector de empleados públicos en más de un 3,5%.

Ahora bien, este aumento ha tenido un efecto temporal, teniendo un impacto más en el consumo. En la práctica, el empleo público no llegó a aumentar más de un 0,1%, mientras que el déficit público se redujo en un 4,2%. Por lo tanto, se ha producido un debilitamiento en las exportaciones que seguramente se verá claramente en los ingresos que obtenga el país.

El índice de gestores de compras estaba ubicado en 52,1 hace cinco años. Esto se refleja en el poco crecimiento que tiene el Producto Interno Bruto, siendo tan solo un 2% de tasa interanual. De seguir así, en poco tiempo la economía española se igualaría a la de Francia y Alemania.

Aun así, el sector industrial es el más débil, mientras que el de servicios se encuentra estable. Por lo que se espera que el Gobierno sepa explotar tal sector para mejorar un poco la economía del país.

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.euromundoglobal.com