Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
19 de septiembre de 2019, 12:17:54
España


Sánchez e Iglesias cumplen ya casi tres meses de tira y afloja

  • Los encuentros y desencuentros en torno a la investidura despiertan el fantasma de nueva cita electoral


13JUL19 – MADRID.- La convocatoria de la consulta a las bases de Podemos para que decidan si quieren un gobierno de coalición o apoyan hacer a Pedro Sánchez presidente de un ejecutivo monocolor es el último capitulo de los encuentros y desencuentros entre Pablo Iglesias y el líder socialista desde las elecciones generales.


Sánchez e Iglesias podrían volver a verse o hablar este fin de semana después de que fuentes del Ejecutivo no hayan descartado incluir a perfiles técnicos vinculados a Podemos en el gobierno, pero de momento no hay un cita cerrada ni nada que haga pensar que la investidura pueda salir adelante en julio.
De hecho, Iglesias se mantiene tajante en no aceptar "líneas rojas" ni "vetos", no entiende que se diferencie entre "lo técnico y lo político", y empieza a extenderse la sensación general de que habrá que esperar a septiembre para lograr un acuerdo, si es que se logra. "Si en algo nos hemos puesto de acuerdo es en que vamos a trabajar para ponernos de acuerdo".
La frase la pronunció Iglesias el pasado 7 de mayo tras reunirse con Pedro Sánchez, después de las elecciones generales pero antes de las municipales, autonómicas y europeas. Era el resumen de una reunión en la que, según fuentes cercanas a la negociación, el presidente se mostró dispuesto a integrar a Podemos en el Ejecutivo y le pidió garantías de no dar la batalla con el conflicto territorial en Cataluña.

Carteras propuestas

Sánchez llegó a especular, tal y como concretan fuentes de la dirección morada, con los ministerios que podría asumir Podemos, como Comercio y Juventud; les propuso también la Presidencia del Congreso -que rechazó Iglesias- y vaticinó que tenían un trabajo duro y largo por delante para perfilar el acuerdo. En eso coincidió Iglesias, quien sin embargo planteó al presidente su interés en asumir "competencias" en otras materias como Trabajo, Cambio Climático, Hacienda, Memoria Histórica o Igualdad, pero en ningún caso hizo una petición concreta de ministerios o vicepresidencias -asegura Podemos- y dejó claro que no pediría carteras de Estado tales como Exteriores, Interior o Defensa.
El presidente en funciones y el líder de los morados aplazaron la negociación hasta después de las elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo y fue a partir de ese examen con las urnas cuando Sánchez cambia de posición, quizá alentado por el retroceso electoral de sus "socios preferentes". Según el relato de Podemos, en la siguiente reunión que mantuvieron ambos líderes, Sánchez dio marcha atrás y puso sobre la mesa que había muchos "escollos" para un gobierno de coalición.
Desde entonces, y tras cinco reuniones entre Sánchez e Iglesias, todo han sido tiras y aflojas, diferencias entre un gobierno de coalición o de cooperación y desmentidos de ambas partes. Y, pese a no tener los apoyos asegurados, el presidente ha optado por someterse a la investidura el próximo 22 de julio, lo que también ha despertado el fantasma de una repetición electoral que, en principio, no parece desear ninguno.
Ayer mismo, el PSOE y Unidas Podemos se instaron a retomar la negociación que propicie la investidura del candidato socialista, pero sin ceder en sus diferencias ni hacer movimientos que inviten a pensar que el reencuentro está próximo.

Podemos consultará a las bases el sentido de su voto en la investidura

Podemos tiene decidido preguntar a los inscritos del partido cuál debe ser el sentido del voto de la formación `morada` en el pleno de investidura del candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez. La consulta se realizará en los días previos al debate del Congreso, haya o no un acuerdo de gobierno con el PSOE.
La redacción de la pregunta aún no está decidida, entre otras cosas porque desde Podemos recalcan que aún no han comenzado las negociaciones con el PSOE y por tanto no hay ninguna propuesta por parte de los socialistas sobre la que los militantes puedan opinar. De entrada, no se descarta que, si finalmente no se logra un acuerdo con el PSOE, la disyuntiva acabe siendo apoyar o no a Sánchez sin contrapartidas.
Sin embargo, desde el PSOE han insistido en que hay una propuesta sobre la mesa que pasaría por incluir a miembros de Podemos en cargos de la Administración Pública. La consulta se producirá en todo caso después de la nueva reunión que mantendrá el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, con el presidente en funciones, Pedro Sánchez, el martes de la próxima semana.
Por lo tanto, la fecha para que los inscritos decidan, será lo más cerca de la sesión de investidura, entre el 15 y el 21 de julio. Como en otras ocasiones, se realizará de manera telemática a través del portal web de la formación.

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.euromundoglobal.com