Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
18 de julio de 2019, 21:37:17
Opinión

Opinión: “Desde Mi Rincón o Despacho…”


“¿Cómo entiendo el artículo periodístico de opinión?”

Por J.M.M. Caminero

06MAY19.- Posiblemente cada día se publiquen en las docenas de miles de periódicos en papel y digitales en el mundo, docenas de miles de artículos, artículos de opinión, columnas, editoriales y similares. ¿Pero cómo entiendo personalmente que debe ser un artículo periodístico de opinión a grandes rasgos? Daré unas notas entre varias docenas posibles:


- Pienso que el artículo no está para demostrar y mostrar la vanidad y soberbia del autor, sino que es un intento, racional y prudente de buscar el mayor grado de verdad, insertada en el bien, en el bien en varios sentidos y también moral, por tanto tenga también un nivel de belleza, si es posible, y racional, prudente, modesto.

- El artículo debe ser construido pensando en el día de hoy, pero que pueda servir, hipotéticamente, para un lector de dentro de un siglo.

- La limitación del artículo entre ochocientas y mil palabras, en los formatos actuales, cuatro o cinco mil caracteres según la descripción informática, debe intentar ser profundo y esencial, en el tema que se trata, sin negar diríamos los accidentes.

- El articulista debe intentar no hacer perder el tiempo del hipotético lector, ni expresar boutades, ni cosas obvias, sino realidades, accidentales o esenciales, que le puedan aportar ideas o datos para que continúe reflexionando y pensando. El artículo no lo termina el autor, sino el lector lo completa y complementa con sus percepciones, ideas, deseos, conceptos…

- En general se acepta, la forma clásica de narración, ya inventada por Aristóteles, pero sintetizada en mil palabras, entrada o entradilla, núcleo o temática, desenlace o conclusión. Esta formalización de la narración clásica, a grandes rasgos puede continuarse en un artículo.

- El autor, al menos esa es mi opinión, no tiene que intentar, convencer o ideologizar a nadie de nada. No va en principio contra ninguna persona, ningún grupo, ninguna ideología, ningún colectivo. Sino que el autor expresa ideas y conceptos y datos, para que el lector los complete y complemente, para que reflexione y medite, para que perfeccione su modo de percibir-pensar-desear-concebir la realidad interior y exterior…

- Las redacciones y las cabeceras de los periódicos, si desean que su medio sea lo más eficiente y racional posible, deben ser conscientes, que dentro de un marco muy amplio, deben al menos, en la sección de opinión o de columnas o de firmas, dejar mucha libertad, tanto temática como de orientación. El periódico gana más, con esa libertad y tolerancia, de que los plumíferos, sientan la libertad de expresión real. Siempre dentro del marco y la legalidad vigente, y yo añadiría de una moral tradicional probada durante siglos, también de racionalidad y prudencia. Decía Mingote, que en cuarenta años o más, de publicar en un medio, que todo el mundo conoce, solo no le publicaron tres. Creo que sería un ejemplo a seguir, por grandes medios y por pequeños, en papel o digitales…

- Personalmente entiendo los artículos como analizar cuestiones actuales o de la actualidad, o reales o imaginarias, presentes o pasadas, desde un doble tamiz esencial, diríamos desde el pensamiento en general, la filosofía, las artes, la literatura, y desde luego, desde datos de otros saberes. Estimo que existe un enorme déficit, en todos, en mí también, del saber ortodoxo, es decir, de ciencia, filosofía, tecnología, artes, teologías, culturas. Ciertamente los artículos no podrán solventar todo y todos los temas. Pero si abrirán nuevas puertas a nuevos espacios.

- Intento que si alguien lee un artículo de los que soy el autor. El autor relativo, porque todo ha sido adquirido de la tradición cultural en la que me muevo, a lo sumo, he seleccionado ideas y datos y conceptos y percepciones. Por lo cual, el concepto de autor es relativo. Intento al menos, ser lo más objetivo posible. La realidad impera. Y al mismo tiempo, abrir algunas nuevas rutas posibles de solución de alguna cuestión.

- Decía la filosofía antigua griega, que no sirve ninguna filosofía, si no intenta curar algún mal humano. Estimo que el artículo tiene la misma finalidad. Las palabras pueden curar, las palabras pueden matar. Por tanto, el escribiente debe intentar curar heridas y no crear más sufrimientos…

- El lector debe respetar la libertad del escritor, incluso aunque se equivoque, y el autor debe respetar la libertad y conciencia del hipotético lector. Nadie tiene la total sabiduría y la total verdad. No todas las verdades son iguales de verdad, ni todas las opiniones. En eso nos dilucidamos, buscamos la mayor proporción de verdad y veracidad y racionalidad y prudencia y bondad…

- Como Alain, pienso que se puede intentar realizar y mostrar una filosofía, sería y profunda, expresada en el modesto artículo periodístico. Es decir, mil artículos periodísticos realizados durante unos años, pueden mostrar una filosofía y metafísica de la realidad, porque pueden haber expresado, sobre cientos de temas y cuestiones y hechos y datos y realidades interiores y exteriores, multitud de puntos de vista, entre todos formar un sistema, un sistema asistemático de entendimiento de la libertad y voluntad y racionalidad y dignidad humana.

Para terminar, existirían otras notas, importantes, para analizar lo que es o puede ser o debe ser, o cómo entiendo el artículo periodístico, pero pienso, que este género, como cualquier otro, un día merecería ser y estar en el Nobel de Estocolmo. O dicho de otro modo, que dicha Academia, un día valorase a un autor o autora, a una persona, por sus artículos periodísticos, y mereciese dicho premio, igual que lo hacen por la poesía o la narrativa o el teatro de los autores.

El artículo periodístico puede contener en sí, una gran poética, siguiendo el lenguaje clásico de la estética, igual que una gran filosofía, aunque se utilicen palabras, por lo general menos técnicas, y un gran nivel de esencialidad, incluso abrir nuevos caminos a explicaciones de la realidad, que pueden aprovechar todo tipo de especialistas y expertos, además del hombre o mujer común, del pueblo, sabiendo que el autor, también es pueblo. Al final, un articulista escribe a personas de todos los estratos sociales, altos, muy altos, medios, bajos… ¡Otro día habría que continuar con otras notas del artículo…!

http://www.facebook.com/cuadernossoliloquiosjmm © jmm caminero (19 marzo-01 abril 2019 cr).

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.euromundoglobal.com