Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
23 de septiembre de 2019, 12:54:54
Boletín Cultural


El Ayuntamiento y los académicos de La Argamasilla rinden homenaje al escritor Ángel Dotor

  • Por José Toboso


18ABR19 ARGAMASILLA DE ALBA.- La Asociación Cultural Los Académicos de la Argamasilla, que preside la escritora y poeta Pilar Serrano de Menchén, y el Ayuntamiento de la mencionada villa, han rendido un sentido homenaje al ilustre hijo de este pueblo cervantino don Ángel Dotor Municio, fallecido en 1986, elogiado, nada menos, que por Jorge Luis Borges, entre otros.


Los actos comenzaron en el Pósito de la Tercia donde se inauguró una sala dedicada al gran escritor y académico de la Real de la Real de Bellas Artes de San Fernando y de otras instituciones de España e Ibéroamérica. A continuación tuvo lugar la firma del legado, cedido en depósito, al Ayuntamiento de Argamasilla de Alba, acta firmada por don Santiago Dotor Carvajal, nieto del escritor, y la Asociación de los Académicos de la Argamasilla. Al final, ya en el Centro Cultural Casa de Medrano, se falló el certamen literario dedicado a Ángel Dotor, así como la lectura de los trabajos premiados: relatos y artículos galardonados entre los alumnos del Instituto Vicente Cano.

La jornada se cumplió con una mesa redonda en la Casa de Medrano sobre La personalidad e importancia de la obra de Ángel Dotor en la que actuó como moderador José Navarro Romero, concejal de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Argamasilla de Alba, interviniendo como ponentes el poeta y crítico literario José López Martínez, el ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, Santiago Dotor Carvajal, la escritora y presidenta de los Académicos de la Argamasilla, Pilar Serrano de Menchén, y el vicepresidente de los mencionados académicos Obdulio Hilario Torres. Todos ellos hicieron una interesante semblanza de Àngel Dotor.

José López Martínez recordó que hay muchos olvidos en la historia de la literatura española, en la antigua y en la contemporánea, que nunca deberíamos haber permitido, y entre estos olvidos están el de Jorge Luis Borges, que murió sin el premio Nobel, que mereció como pocos. Por cierto, mencionó José López Martínez, que el escritor argentino, tan parco siempre en elogios, tuvo palabras muy favorables para Ángel Dotor en alguno de sus libros.

“No queremos caer en tantos episodios de la pereza mental”, prosiguió José López Martínez; “por esos caminos suele transcurrir la indiferencia hacia muchos de los grandes personajes que nos precedieron y dieron consistencia y difusión a la cultura española. El olvido es un dulce cementerio en cuyos nichos suelen alojarse grandes escritores, para siempre o para muy largas temporadas, hasta que las nuevas generaciones reivindican sus obras y su destino, y pocos se han librado de estos injustos purgatorios, ni siquiera nuestro padre y maestro Miguel de Cervantes”.

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.euromundoglobal.com