Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
17 de septiembre de 2019, 8:49:52
Aviación y Turismo


La Alcazaba de Almería, la mayor ciudadela árabe

  • Este singular enclave defensivo, uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad, está declarado Monumento Histórico-Artístico y perteneciente al Tesoro Artístico Nacional desde 1930.

Por A. del Saja (*)

23FEB19 - ALMERÍA.- Alcazaba de Almería, que se divisa desde cualquier punto de la ciudad andaluza, es la mayor de las ciudadelas construidas por los árabes en España. Su construcción fue iniciada en el año 955 por Abderramán III y terminada por Hayrán, rey taifa de Almería, en el siglo XI fue objeto de reformas tras la conquista cristiana por los Reyes Católicos y Carlos I.


En nuestra última visita a Almería, con motivo de su declaración como Capital Española de la Gastronomía 2019, volvimos a recorrer este singular recinto asentado en un cerro aislado desde el que se domina la ciudad y la bahía.

La Alcazaba de Almería posee tres recintos amurallados, uno de los cuales fue construido por los Reyes Católicos. Fue residencia real y hoy permanece en pie el palacio de Al-Mutasin con todas sus estancias, su mezquita, convertida en iglesia desde finales del siglo XV, y sus baños.

Tiene una sola puerta de acceso, casi invisible por las enormes murallas, y amplias estancias de techos abovedados y puertas góticas.

Destaca por su importante capacidad defensiva y su gran visibilidad sobre el mar, que llega hasta 55 kilómetros en días claros. La fortaleza forma, junto al lienzo de muralla del cerro de San Cristóbal, uno de los más impresionantes conjuntos monumentales defensivos medievales de Al-Andalus. La envergadura y complejidad de sus defensas es consecuencia de las funciones que tuvo como residencia de la autoridad que gobernaba una ciudad de gran importancia económica y estratégica durante la Edad Media, y que llegó a ser capital de un reino taifa.

Qué duda cabe, es uno de los conjuntos monumentales y arqueológicos musulmanes más importantes de la península. Sus casi mil años de historia nos ha permitido conocer la evolución experimentada en la arquitectura civil y militar durante la dominación musulmana en Andalucía, así como el origen y la evolución de la ciudad.

Historia

Almería fundada en el siglo X por el rey Hakim como atalaya defensiva. La ciudad tenía un castillo fortaleza o alcazaba y una muralla que rodeaba toda la medina y los arrabales. Se conoce como alcazaba una ciudadela construida en varios niveles, que suele ocupar toda una elevación de terreno. Tiene muros con torres de defensa, calles, casas y mezquita.

La de Almería está situada en un cerro aislado, es una sólida y extensa fortaleza con murallas de más de tres metros de anchura y cinco de altura, formando un recinto cerrado sobre sí mismo pero conectado con lienzos de muralla que configuran y dan sentido a su propio desarrollo, dentro de una unidad más compleja, como es la fortificación de la ciudad, en el que el lienzo de la Hoya y San Cristóbal mantiene una conexión directa con la Alcazaba, tanto física como visual, creando un conjunto de extraordinaria magnitud.

Por lo que respecta a su entorno hay que señalar que el espacio protegido no ha sido invadido por el desarrollo urbano, lo que ha permitido la conservación de estructuras y la obtención de datos importantísimos para el conocimiento de los primeros asentamientos de la ciudad.

En el año 995 Abderramán III concede a Almería la categoría de medina. Es en ese momento cuando se comienza a construir la alcazaba, que se extiende desde la cima de un montículo próximo desde donde se domina la ciudad y el mar en tres mesetas, con una cerca ceñida a las irregularidades del terreno. Se construye también la mezquita mayor y las murallas que rodean la ciudad. La alcazaba fue una fortaleza militar y al mismo tiempo la sede del gobierno de la ciudad, que contaba con el mayor puerto de Al-Andalus, bien protegido al abrigo de su bahía, y con un importante centro industrial famoso por la fabricación de telas.

Se perfeccionó todo el conjunto y se engrandeció con Almanzor y más tarde alcanzó su máximo esplendor con Al-Jairán, primer rey independiente taifa (1012-1028).

La división de la fortaleza consta de tres recintos. El primero es un amplio lugar que corresponde a lo que fue campamento militar y refugio para la población en caso de asedio. Contaba con buenos aljibes. En el extremo más oriental está el Baluarte del Saliente.

El Muro de la Vela separa el primer recinto del segundo. Se llama así porque allí se levantaba la campana de la vela, que anunciaba la entrada de barcos en la bahía, peligro, fuego u otros sucesos. Fue mandado construir por el rey Carlos III. La campana reunía con su toque a los defensores de la fortaleza. En otras épocas sirvió para marcar la hora del agua a los regantes, como toque de queda y como cierre de las puertas de las murallas y salida de las patrullas. También se la oía en las noches de tormenta. Está cobijada por una cruz y tiene un nombre: Santa María de los Dolores.

El segundo de los recintos era la residencia para gobernantes, guardia y servidores. En realidad era la ciudad palaciega con dependencias como mezquita, baños, aljibes y tiendas. Debido a los terremotos que asolaron la provincia en la Edad Moderna apenas quedan algunos restos en pie pero ofrece un gran yacimiento arqueológico que está siendo investigado.

La parte más moderna y mejor conservada de todo el conjunto constituye el tercer recinto. Tras la toma de Almería en 1489, los Reyes Católicos mandaron construir el actual castillo en la parte más occidental y elevada, adaptado a las nuevas necesidades militares y a la artillería. Su construcción se lleva a cabo entre los años 1492y 1534 con materiales y conceptos muy distintos, lo que lo diferencia del resto del conjunto, destacando en este castillo su gran Torre del Homenaje que tenía además carácter residencial.

Todo el conjunto de la Alcazaba se complementa con una serie de cercas y murallas entre las que destacan las denominadas Murallas del Cerro de San Cristóbal, una serie de torres de sillarejo y de planta circular de cronología incierta que se relaciona con la conquista de la ciudad de Almería en tiempos de Alfonso VII. La cima, conocida como Yabal Laham, tiene una línea defensiva compuesta por varias torres que se van adosando unas a otras protegiendo el tramo de La Hoya donde destaca la puerta de acceso a La Almudaina.

VISITAS

Las visitas al recinto son gratuitas. Se puede recorrer en estas fechas de martes a sábado, de 09:00 a 21:00 y los domingos y festivos de 09:00 a 15:00 horas. Durante los meses de verano el cierre se amplía hasta las 22:00 horas. Abre todos los festivos.

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.euromundoglobal.com