Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
23 de octubre de 2019, 6:34:07
Opinión

Opinión:


Satisfacer la creciente demanda energética de milenios

  • Por Jaime Cancino Labayru


15FEB19 – MADRID.- La energía se define como el sistema o la acción de transformar la materia y con ella realizar un trabajo sobre la misma, otras la establecen como un servicio que se hace sobre la materia y con ello obtener trabajo.


Desde hace miles de años el hombre y las demás especies tanto animales como vegetales necesitan para sus supervivencias y adaptación de nutrientes y energía para realizar sus procesos vitales, pero el hombre desde su estado primigenio la emplea además para realizar labores que le beneficien y satisfacer sus necesidades que le surgen conforme sus conexiones neuronales o sus pensamientos evolutivos se desarrollen y sean más eficientes.

Sus nuevas capacidades las desarrolla conjuntamente con sus hábiles manos para llevar una vida más llevadera y protegerse. Muchas veces superar de forma puntual su condición de debilidad frente a otros animales, para ello buscó aliados realizando una simbiosis al conseguir domesticarlos y comenzó su largo periplo de cazador y recolector un buen ejemplo fue la Oca, el Caballo, el Camello, …etc. etc. etc. Se organizó en clanes y más adelante en tribus desarrollando funciones en cada organización social, comunicándose con sus homólogos y desde otro plano más evolucionado plasmando las primeras pinturas rupestres, por otro lado su vida nómada le llevo a trasladarse y propagar su especie desde el noreste de África hasta el cono sur de Sudamérica, de este a oeste, de sur a norte y viceversa. Fue la ruta del hombre en su andadura terrestre desde Etiopia a Tierra del fuego, en Chile.

Empleaba la energía como fuente calorífica, el fuego, para sus procesos de obtención de herramientas, instrumentos y todo tipo de utensilios de cerámica, pudo cocinar sus alimentos y preservarlos con sustancias obtenidas del suelo y del reino vegetal, pudo darles más sabor y conseguir un nivel de vida más cómodo para todos sus congéneres, pudo dar luz en las cerradas noches y protegerse de otros animales, conforme iba evolucionando su restringido entorno, pudo conseguir mejoras en la caza, por su organización social y estrategia, frente a otros carnívoros o presas dada la fortaleza, rapidez y agilidad de otros animales de interés.

El descubrimiento de metales transcurrió de forma casual a través de la base de las fogatas que en contacto con el suelo que contienen sales, óxidos y sulfuros de metales que a través del calor y el oxígeno del aire muestran colores en las llamas indicando la presencia de metales que por oxidación o reducción que se visualizan en los rescoldos por pequeños trozos de metales que brillan, se muestran como el Cobre, Estaño, Zinc, Oro, Plata, y otros, luego por sus aleaciones como el Bronce (Cobre y Estaño), etc, etc, etc.

Abandonó las cuevas y se trasladó a otros lugares para construir con ramas, pequeños troncos y pieles sus primeras viviendas, ya tenía herramientas y útiles que la permitían dar forma más eficientes a los materiales, para ello fabrica hachas, cuchillos, anzuelos, mazas, etc., etc., etc., los materiales fueron variados conforme los obtenía o creaba : cueros, pieles, fibras, hilos y tejidos, maderas, huesos, metales, cobre, bronce, metales nobles (plata y oro), arcillas y muchos siglos pasaron para la obtención del Hierro con sus aleaciones con el Carbono en fundiciones y aceros, para el desarrollo de los metales el contenedor de los metales fundidos fue la cerámica por su gran resistencia a las altas temperaturas.

Estos avances ocurren en el Neolítico, ese periodo crucial el hombre se asienta cerca de ríos y de tierras que puedan suministrar recursos alimenticios y las materias primas, al mismo se genera una especialización del trabajo, el hombre vive en grupos y empieza a desarrollar la agricultura, la siembra y la selección de semillas para obtener mejores cosechas, además de ganaderías extensivas e intensivas por animales domésticos. Los pueblos y clanes buscan vivencias más trascendentes y desarrollan edificaciones hechas con materiales pétreos. Desde el punto energético el consumo empieza a crecer de forma ostensible.

Las diversas civilizaciones pretenden tener a la naturaleza como un gran almacén sin ningún remordimiento. Hoy tenemos por egoísmo a la naturaleza muy menoscabada, ella necesita que el hombre devuelva la mano y se pueda recuperar del daño, el hombre deudor, es él tiene articular proyectos y concretarlos sin dilapidar tiempo que den soluciones para nuestra maltrecha madre naturaleza.

El progreso del hombre y el consumo per cápita* de energía del hombre ha crecido de manera ostensible, el bienestar, el conocimiento en todas sus facetas dando un gran bagaje al hombre y al mismo tiempo aparecen otros efectos nada beneficiosos para nuestro planeta o hogar en el espacio, como son la contaminación, la basuras y la avaricia. La contaminación por esencia desestabiliza los equilibrios que existen en los complejos procesos en la naturaleza, empezó este nefasto fenómeno con la revolución industrial y cada día aumenta.

La contaminación se puede y se debe revertir con políticas más sanas para nuestra naturaleza, pero el expolio a la naturaleza debe terminar y buscar la materia prima, que empieza a escasear, en las basuras cada vez más voluminosas y diversas, es un gran problema a escala planetaria, nuestros mares y océanos no soportan más contaminantes con todo tipo de agentes que alteran a los medios naturales que nos rodean.

*Cantidad de energías por persona a nivel global. Las energías en su clasificación de Renovables y No renovables tiene pros y contra, ninguna energía del tipo que sea, por sí sola es la solución, pero deben desarrollarse a manos del hombre con el fin de hacer una mezcla de las mismas y una gestión equilibrada puedan dar una solución más humana para recuperar a nuestra madre natura.

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.euromundoglobal.com