Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
11 de julio de 2020, 21:56:10
Sociedad

Estados Unidos


La increíble historia del preso condenado a perpetua que escapó con ayuda de un drone

Por esa vía recibió las herramientas que usó para huir de un penal de máxima seguridad. Tiene 46 años y ya contaba con un antecedente de fuga, pero no tan tecnológico


09JUL17 – CAROLINA DEL SUR – EEUU.- Ni túneles cavados en secreto durante meses, ni armas de alto poder de fuego. Esta vez, la ayuda de un preso para escapar llegó de una manera inédita, digna de un guión de Hollywood: desde el aire y con un drone. Así le enviaron a Jimmy Causey, condenado a perpetua, las herramientas que usó para fugarse: le sirvieron para cortar los alambrados de una cárcel de máxima seguridad de Estados Unidos.


"Estamos seguros de que uno o varios celulares fueron usados mientras él estaba recluido, y también creemos que se utilizó un drone para ingresar las herramientas que le permitieron escapar", reconoció Bryan Stirling, director del Departamento Correccional de Carolina del Sur, en declaraciones que publicó la agencia AP.

Según los investigadores, Causey recurrió a un celular de contrabando para coordinar la entrega de las herramientas por vía aérea. Luego, en el atardecer del último martes, cortó cuatro vallas y dejó un maniquí en su cama que engañó a sus guardias. Así consiguió 18 horas de ventaja para alejarse del penal.

El delincuente, de 46 años, está imputado por el secuestro de un abogado, y ya había logrado escapar de otra prisión de máxima seguridad hace 12 años, pero en esa ocasión sus métodos no fueron tan tecnológicos.

La libertad no le duró mucho. La Policía local lo encontró ayer, tres días después de su fuga, en un motel de Texas.

Tenía encima 47 mil dólares en efectivo, dos armas de fuego y cuatro celulares. Todavía no se sabe cómo accedió al drone. Tras la nueva detención, lo enviarán a una de las instalaciones más seguras del sistema penitenciario de Carolina del Sur.

Las autoridades siguen investigando exactamente lo que ocurrió antes y después de la fuga. Y tratan de determinar si tuvo complicidad entre los guardiacárceles de la prisión de Lieber. Por lo pronto, un empleado ya fue despedido por el caso.

En 2005, Causey había usado un muñeco hecho con papel higiénico para escapar de otra unidad carcelaria de Carolina del Sur. Lo dejó en su cama para simular que dormía y junto a otro recluso se subió a un camión de basura que dejaba el establecimiento. Como esta vez, a los pocos días lo recapturaron.

El uso de aviones no tripulados ha aumentado como una forma de entregar drogas y teléfonos celulares de contrabando en prisiones de los Estados Unidos, incluyendo dos casos recientes en Carolina del Sur.

En mayo, dos hombres fueron arrestados por intentar ingresar por esa vía cuchillos, marihuana y teléfonos, en una prisión de mediano nivel de seguridad. Y otro está cumpliendo una sentencia de 15 años después de que funcionarios encontraron un drone fuera de una institución de máxima seguridad en 2014.

Stirling, del Departamento Correccional, contó que el Estado está gastando millones para instalar redes en las cárceles que apuntan a evitar que la gente arroje cosas, pero confesó que eso no detendría a los drones.

Para él, son los teléfonos celulares de contrabando los que representan la mayor amenaza a la seguridad, tanto dentro como fuera de las cárceles. Por eso propone que autoricen el bloqueo de las señales en los lugares que albergan reclusos.

Jimmy Causey se fugó por segunda vez de una cárcel de Carolina del Norte, en Estados Unidos.

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.euromundoglobal.com