Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
17 de noviembre de 2019, 3:25:41
Cultura


Guillermo Sullings en la Casa del Libro de Barcelona


02JUL17.- La sala de actos de la Casa del Libro en la Rambla de Cataluña fue el espacio en el que Guillermo Sullings presentó su libro en Barcelona. “Encrucijada y Futuro del Ser Humano” ha sido editado en España por León Alado Ediciones. Antes, el libro, había sido presentado en las ciudades de Santa Rosa, Santiago de Chile, Quito, Cuenca, Guayaquil, Bogotá, Nueva York, Huancayo, Lima, Cochabamba, La Paz, El Alto, Madrid y Santander.


Resumen de la Presentación de Guillermo Sullings

La contradicción actual

Sullings no cierra los ojos a la hora de observar la problemática del mundo de hoy.

“Las contradicciones del mundo actual han sido causa de numerosas crisis, y estas se multiplicarán y profundizarán si no cambiamos el rumbo que llevamos. Porque la irracionalidad del sistema económico y la voracidad de la especulación financiera provocarán nuevas crisis que marginarán a millones de personas. La carrera armamentista, las guerras y el terrorismo se cobrarán cada vez más vidas provocando el sufrimiento creciente en las poblaciones. Las mentiras de los políticos y la manipulación de los medios de comunicación destruirán todo vestigio de credibilidad, sobreviniendo un caos generalizado, de no surgir otro tipo de referencias coherentes. El caos social empujará hacia un drástico retroceso de las sociedades, o provocará la instauración de un nuevo orden basado en la fuerza. En cualquier caso, de continuar esta dirección mecánica de los acontecimientos, el mundo va hacia una catástrofe inevitable…”

Pero el libro trata de lo que podemos hacer, o quizá mejor dicho, de lo que debemos hacer. Ese fue el hilo argumental de la presentación de Guillermo.

Los afroamericanos cuando luchaban por sus derechos, los movimientos feministas, los obreros del siglo XIX no lo tuvieron nada fácil, pero de algún modo el camino a recorrer se presentaba con cierta claridad. Hoy en cambio estamos en una encrucijada.

Muchas veces las encrucijadas paralizan. Todo está lleno de contradicciones. Hay contradicciones en el ámbito de los derechos humanos. Conviven realidades paralelas pero profundamente diferentes cuando se está trabajando por los derechos de 4ª y 5ª generación mientras los derechos de la 1ª, 2ª y 3ª generación no son respetados.

Contradicciones en el tema armamentístico. Cuando los miembros permanentes del Consejo de Seguridad son los mayores proveedores de armas del planeta.

Hoy contamos con tecnología suficiente para erradicar la pobreza pero que termina produciendo lo contrario. La pobreza, la exclusión, la guerra, la drogodependencia, el pesimismo, la soledad, el temor, la desesperanza y el sinsentido es considerado como algo «natural» o «normal», producto de la «vida moderna» o de la «naturaleza humana».

Protestamos por el sistema al tiempo que lo alimentamos. Se trata de un sistema piramidal. Si esperamos a que todos los de abajo -con ese modelo- tengan un nivel de vida aceptable necesitaremos 5 planetas más para lograrlo.

Contradicciones en la representatividad. Se supone que los tres poderes de la democracia representan los intereses del pueblo. Sin embargo, gran paradoja, el pueblo los aborrece al poco tiempo de emitir el voto, y a veces los desprecia desde antes de votarlos pero siente que no tiene muchas opciones. Esta es una trampa formidable de la democracia formal, elegir entre falsas opciones.

Respecto a la refundación de las Naciones Unidas: el espíritu que motorice la búsqueda de un nuevo orden mundial, debiera forjarse partiendo de la aceptación del fracaso del orden vigente, asumiendo que no podremos acercarnos hacia una verdadera cooperación internacional, mientras no nos alejemos proporcionalmente de los egonacionalismos, concomitantes con el individualismo enquistado en nuestras sociedades.

El compromiso con el medio ambiente quedó en la letra muerta, y la emisión de gases aumentó un 46% desde que se propuso su disminución. Ya en 1972 el Club de Roma hablaba de los límites del crecimiento, y en las Naciones Unidas se conformaba el Programa para el Medio Ambiente. Ya en 1992 la Cumbre de Río de Janeiro comprometía a 172 países a trabajar por el desarrollo sustentable. Ya en 1997 se adoptaba el Protocolo de Kyoto51, ratificado en el 2005 al cual adhirieron 187 países, menos Estados Unidos. El mismo Protocolo que en el 2013 fue prorrogado hasta el 2020, sin grandes esperanzas de obtener resultados.

En síntesis: cuando hay contradicciones estamos frente a esa encrucijada.

Hacerse cargo

Las diferentes áreas temáticas están encadenadas unas con otras, no son problemáticas que puedan ser interpretadas aisladamente. Ante la interdependencia entre lo global y lo local hay que potenciar lo local, con una mirada amplia.

El escritor argentino sintetiza su recorrido hacia el viejo sueño de la humanidad en 120 pasos, como para empezar a emprender un nuevo camino.

¿Quiénes, cuándo, cómo y dónde van a abordar esta tarea? Sería una ingenuidad dejar que los problemas económicos los resuelva el sistema financiero y lo mismo ocurre con el Estado. Hay que tener una voluntad de hacerlo.

Sullings propone el hacerse cargo. Necesitamos un cambio cultural para eso. Este el desafío que se está proponiendo en este libro.

Podemos confiar en que siempre ha habido seres humanos que se pusieron en marcha. Desde sus orígenes el ser humano ha tratado de ganarle terreno al sufrimiento y a la muerte.

Refiriéndose a la historia del fuego como ejemplo, “no creo que todos a la vez fueran a recoger el fuego de un árbol incendiado por un rayo”, comentó Guillermo. También se le tenía miedo, siempre fueron unos pocos primero. Lo mismo cuando se luchó contra la esclavitud, el racismo, por los derechos de las mujeres, etc. Siempre hay algunos que dan el puntapié inicial.

Pensar en que el único planeta que conocemos habitado sea finalmente destruido es bastante estúpido.

El autor hizo sonreír a los concurrentes en varias ocasiones.

“Me imagino retrasmitiendo una crónica galáctica que diga: hemos llegado al máximo de la evolución y nuestro mayor representante es Donald Trump.”

“Al final todo va a estar bien, y si no lo esta es porque todavía no es el final”, cita de un dicho hindú.

En referencia a la formación de una red de constructores se trata de que en cada lugar se vayan articulando los diferentes actores. Sumar fuerzas a través de una articulación. Asi es como se lograra la masa crítica. Se trata de enfrentar al poder militar económico y a la casta política.

Para construir una represa, las piedritas que voy tirando de a una se las lleva el rio, así que es mejor poner todas de golpe.

Hay que ir poniendo una identidad mundial, el proyecto de la Nación Humana Universal, o como se le quiera llamar, porque no es el patrimonio de nadie.

La ONU no es el organismo que pueda generar esto. Han de ser las personas. Pero si las personas están atomizadas, mucho mas lo están en el nivel supranacional. Así que se trata de una red que se pueda articular localmente pero también internacionalmente. Y de ese modo, lograr el sentimiento de que somos un cuerpo que se va ir logrando poco a poco.


Pressenza IPA

Creative Commons

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.euromundoglobal.com