Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
17 de noviembre de 2019, 7:56:03
Rincón Gastronómico

“El Capricho de Dionisos…”


Alta Alella Privat

Por Segundo López Soria (*) - Miembro de FEPET


14JUN17 – MADRID.- Próxima a la ciudad de Barcelona, en la DO Alella, la más pequeña del territorio nacional, se encuentra Alta Alella. La moderna bodega Celler de les Aus, (La bodega de las Aves), es propiedad del experimentado enólogo Josep María Pujol Busquets y su esposa Cristina Guillen.


Cuatro décadas de investigación y docencia enológica, propiciaron que Josep María, vinificara los primeros cavas ecológicos, Privat, sin el añadido de sulfuroso. Las elaboraciones pioneras de vinos espumosos más naturales y saludables ha tenido una excelente acogida, en especial, para consumidores con intolerancia a los sulfitos. La incorporación de sus hijas Mireia y Georgina al proyecto familiar, posibilita concebir nuevos objetivos a Alta Alella. Ambas poseen formación universitaria, complementadas con estudios enológicos, y colaboran en las diversas actividades vitivinicultoras en su Celler de les Aus, situada en el Parque Natural de la Serralada de Marina, en plena naturaleza, entre el Mediterráneo y la montaña.

GAMA PARVUS DE ALTA ALELLA. Es seguro que Mireia y Georgina han tenido mucho que ver con las vestimentas de Parvus, que son las recientes incorporaciones al portfolio de vinos jóvenes de Alta Alella. Los tres vinos, blanco, rosado y tinto, replican sus colores en las respectivas etiquetas, representando las olas del mar cercano y las montañas, con los triángulos que forman las dos letras capitales del logo Alta Alella. PARVUS ¡que acertado nombre para los jovencísimos viñedos de Alta Alella!, plantados por Josep María Pujol, buscando la orientación más favorable, en los bancales aterrazados sobre terreno de sauló, (arena resultante de la descomposición de los minerales que integraron las rocas graníticas que formaron las montañas del Maresme).

Tanto AA PARVUS CHARDONNAY 2016, como AA PARVUS ROSÉ 2016, o AA PARVUS SYRAH 2015, son vinos procedentes de agricultura ecológica, completamente respetuosa con su entorno natural. Vinos de los tres colores, naturales, frescos y aromáticos con un carácter muy mediterráneo, agradables de beber. Con cierta complejidad, debido a la ciencia, y paciencia, del enólogo que los pensó y elaboró.

El blanco monovarietal de chardonnay, añada 2016. Funde los aromas de flores blancas con frutas tropicales. Es muy goloso y persistente en boca.

El rosado ensamblaje de syrah y cabernet, añada 2016. Me encantan los rosados, y este es excelente. Viene con aromas de violetas, chuches y recuerdos de tomatera. En boca es fresco frutal y largo.

Y el tinto de la añada 2015, varietal de syrah. En conjunto predomina la fruta roja madura. Es un vino elegante al que su paso por madera le ha otorgado complejidad, pero sin restarle frutosidad, como requiere para los tintos el consumidor de hoy en día.

(*) [email protected]

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.euromundoglobal.com