Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
2 de agosto de 2021, 2:30:35
Cultura

ENTREVISTA


Salvador Amaya, escultor de personajes históricos

Por Julia Sáez-Angulo


07ABR17 – MADRID.- Salvador Amaya (Madrid, 1970). Hijo del escultor Marino Amaya, desde su infancia ha vivido en ese ambiente artístico, aprendiendo con su padre y ayudándole ya desde la adolescencia. De hecho en varias ocasiones han llegado a trabajar juntos, como es el caso del Monumento a los Donantes de Sangre en León.


Aparte de la influencia de su padre, Salvador se ha dejado influir por los grandes clásicos de la escultura; desde los maestros renacentistas italianos, hasta nuestros clásicos, como Benlliure, Marina, Querol... Salvador es un ejemplo de asimilación, de cómo aprender de los maestros y subido en sus hombros llegar un poco más alto. se desenvuelve con brillantez en su obra “Libertad”, se nos revela como un gran retratista, con ejemplos como “Valle-Inclán”, se coloca a la misma altura que sus maestros con “Blas de Lezo” y nos abre un universo creativo, pleno de aciertos, matices y posibilidades con su obra “Peregrino”

¿Cómo se entiende la saga de escultores en la familia Amaya?

Más como tradición que herencia. La obra de mi padre, de mi hermano Alfonso y la mía son absolutamente diferentes, tanto en inquietudes como en el proceso creativo. Cada uno en su estilo hemos adoptado un ideal de armonía, aunque quizá yo haya evolucionado hacia una representación de la realidad más heroica.

¿Qué entiende por arte heroico, que ud. practica en su escultura?

Desde muy pequeño siempre he prestado atención a las representaciones simbólicas, a las alegorías; y por otro lado me emocionaba escuchando historias de hazañas o hechos fuera de lo común. Terminé por entender que mi camino era ensalzar los valores humanos más nobles y generosos. Y lo bueno que tenemos es que la Historia está plagada de personajes en los que podemos personalizar esos valores. Quizá por eso tiendo a dar un carácter glorioso y épico a los monumentos que realizo

¿Por qué se interesó por él?

El estilo o la forma de sentir tu trabajo no es algo que planeas. Evolucionas con el tiempo o vas planteando tu obra según tu estado de ánimo y a mí me “anima” sacar partido a mis representados poniendo en valor las virtudes por las que creo que son merecedores de elogio

¿Cuáles son sus obras más sobresalientes a su juicio?

No me corresponde a mi decirlo. Mi juicio no sería objetivo ya que valoraría otras circunstancias como el esfuerzo o complejidad técnica y por otra parte resultaría presuntuoso valorarme a mí mismo. Lo que sí puedo resaltar son las obras que han tenido más repercusión: el monumento a Blas de Lezo tiene una ubicación privilegiada en los Jardines del Descubrimiento de Madrid y al haberse llevado a cabo por suscripción popular tiene un valor emocional enorme para todos los implicados en el proyecto. No fue un encargo al uso, además de haber pasado por concurso, había unas premisas muy claras: ajustarse a rigor histórico y recuperar la dignidad del personaje. Y es que ese era el objetivo, recobrar la memoria de un héroe olvidado que para más señas era cojo, tuerto y manco. Mi mayor empeño fue en evitar que la imagen pudiera resultar grotesca y sacar el máximo partido a una personalidad que aunque pasó a la Historia con el sobrenombre de “patapalo” y “medio hombre”, vivió con una dignidad y honestidad admirable

¿Cuantas veces ha representado al rey Felipe VI y al rey emérito?

De nuestro Rey actual realicé un retrato del que se hicieron dos copias, una para el Cuartel del Rey en el Pardo y otro, para el Palacio Real de Madrid. Fue un privilegio poder tomarle medidas porque en la mayoría de encargos no existe esa posibilidad y el retrato tenía el plus de que debía ir vestido con uniforme militar, lo cual luce muchísimo para mi gusto. De su padre, el Rey emérito Don Juan Carlos, realicé tres bustos diferentes. De hecho, uno de ellos fue mi primera obra pública y además inaugurada por él mismo, asi que para un jovencísimo artista novel aquello significó la confirmación de que el camino que había emprendido era la respuesta a tantas indecisiones

¿Desde cuando su amistad con otro escultor, Víctor Ochoa, siendo tan diferente en estética?

Víctor y yo nos conocemos desde hace 15 o 20 años. Al final, el circulo de la escultura es muy pequeño y acabas por coincidir en las fundiciones o en otros talleres relacionados con el oficio. Lo bueno que tenemos nosotros es que a pesar de que el grueso de nuestra obra está dedicada al monumento público, nuestros estilos y formas de trabajo son tan diferentes que no nos estorbamos, al contrario, nos respetamos y enriquecemos con los diferentes puntos de vista y metodologías que empleamos. También es cierto que ambos somos excesivamente sociables para lo que se estila en ambientes artísticos, así que supongo que es fácil congeniar cuando ambas partes están dispuestas a compartir charla.

¿Qué encuentros ha tenido con Dalmau, pintor de batallas y Arturo Pérez Reverte, novelista histórico?

Con Arturo he coincidido en un par de ocasiones, pero a Augusto Ferrer-Dalmau y a mí nos une una gran amistad. Hemos colaborado en varios proyectos y es que ambos estamos trabajando por sacar del olvido los episodios más gloriosos de nuestra Historia y queremos contarlos desde las Bellas Artes. Estamos aunando esfuerzos, él desde la pintura y yo, desde la escultura, para dar proyección a aquello que hemos olvidado. Tanto Augusto como yo, somos conscientes de la importancia que tiene sabernos parte integrante de un país que puede presumir y estar orgulloso de sus logros, para que como sociedad no terminemos de hundirnos en el hastío y en el hartazgo. Queremos poner en valor lo que nos une y transmitirlo a través del Arte, al fin y al cabo, las preocupaciones sociales también forman parte de nuestras inquietudes artísticas, sólo que nosotros le queremos aportar un valor didáctico y hacerlo accesible a cualquier persona, no sólo a las élites

¿Qué proyectos tiene en perspectiva?

En estos momentos me encuentro trabajando en el monumento a un General de la Guerra de Independencia. A pesar de que en la ciudad donde murió, su nombre suena mucho, pocos saben quién fue y por qué da nombre a una calle principal. La verdad es que está resultando un trabajo precioso porque además de ser una figura con movimiento, pertenece a una época en la que la uniformología es espectacular y cualquier detalle aporta vistosidad y estética.

¿A qué personaje histórico y actual le gustaría representar?

Es complicado pero seguramente me decantaría por una mujer. La relevancia que la mujer ha ganado en la sociedad merece ser representada y no sólo como ideal de belleza, sino como ejemplo de fortaleza moral y espiritual.

¿No le gustaría repesentar a una mujer histórica y no solo como alegoría?

Me encantaría y he tenido la fortuna de poder hacerlo. Isabel la Católica y Beatriz Galindo son dos ejemplos de mujer a las que he tenido el placer de representar, pero esto es como todo, el monumento público requiere de un encargo oficial y de un compromiso social por parte de las instituciones.

¿Qué libro de escultura recomendaría?

Cualquier catalogo de los grandes maestros es imprescindible como obra de consulta pero tengo especial cariño por algunos libros antiguos que conservo de mi padre, como por ejemplo “La figura humana en el Arte” de Stratz o los cuadernos “Desnudos de mármol” impresos por Sopena en 1910. Tampoco faltan en mi estudio “La escultura conmemorativa en España” de Carlos Reyero y “La escultura monumental en Madrid” de Mª del Socorro Salvador Prieto, y es que ambos incluyen el grueso de la obra pública de Benlliure, Querol y Marinas

¿Qué libro está leyendo actualmente?

La llave olvidada. Es una novela histórica ambientada en la Guerra de independencia de EEUU, y en concreto de la participación y ayuda española a las 13 colonias. Aún estoy leyéndolo pero supongo que el título se refiere a que los españoles fuimos la llave para que la independencia fuese posible y olvidada porque es un capitulo desconocido para el gran público



Datos curriculares

2016
Busto de S. M. Felipe VI (Cuartel El Rey, El Pardo)
Busto de S. M. Felipe VI (Palacio Real de Madrid)

2015
Homenaje a Bernardo de Gálvez en colaboración con Augusto Ferrer Dalmau

2014
Monumento a Blas de Lezo (Plaza de Colón, Madrid)

2012
Monumento a Fernán González (Navalcarnero)
Monumento a Sancho II (Navalcarnero)

2010
Monumento a Torrente Ballester (Salmanca)
Monumento a la mujer (Santa Marta de Tormes)
Es miembro del jurado del Certamen de Escultura del Ministerio de Medio Ambiente

2009
Recibe el premio “Mención de honra valleinclaniana”, otorgado por la diputación de Pontevedra en reconomiento por su labor artística

2008
Monumento a Don Pelayo (Navalcarnero)
Busto del torero D. Paco Pallarés (Salamanca)
Busto del médico D. Eduardo Flores (Navalcernero)

2007
Busto del sacerdote D. Clemente Sánchez (Macotera)
Busto del periodista D. Julio Camba (Vilanova de Arousa)

2006
Grupo escultórico Ermita de Santa Agueda (Navalcarnero)
Monumento a Beatriz Galindo (Navalcarnero)

2005
Monumento a Juan XXIII (Col. particular)
Monumento a Alonso de Arreo (Navalcarnero)
Monumento a Cervantes (Navalcarnero)
Forma parte del jurado de la Bienal Mateo Hernández

2004
Monumento al Peregrino (Burgos)
Busto de Cervantes (Béjar)
Monumento a Isabel la Católica (Navalcarnero), que incluye:
Escultura del Gran Capitán
Escultura del Cardenal Cisneros
Escultura de Cristobal Colón
Escultura de Boabdil

2003
Monumento a D. Ramón del Valle-Inclán (Vilanova de Arousa)
Monumento a la Libertad (Alcorcón)
Busto del poeta D. Pedro Pérez Clotet (Ronda)
Busto de San Josemaría Escrivá (Monterrey, México)
Monumento a la Constitución (Alcorcón)

2002
Monumento a Julio Robles (Salamanca)
Relieves urbanos en homenaje a Santo Domingo de la Calzada (Alcorcón)

2001
Busto del dramaturgo Buero Vallejo (Alcorcón)

2000
Busto de S. M. el Rey Juan Carlos (URJC Fuenlabrada)

1999
Busto de S. M. el Rey Juan Carlos (URJC Alcorcón)

1998
Busto de S: M. el Rey Juan Carlos (Academia Básica del Ejército del Aire (León)

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.euromundoglobal.com