Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
30 de marzo de 2020, 18:06:04
Ciencia y Tecnología

ASTROFÍSICA


La mano de Dios


Con este título la noticia podría ser de deporte, haciendo referencia a la famosa 'mano de Dios' que Maradona utilizó para marcar el primer gol del partido entre Argentina e Inglaterra en el Mundial de México de 1986, pero en este caso, y para los amantes de la Astronomía y la Astrofísica, es algo mucho más trascendente.


En la fotografía que acompaña podemos ver una nebulosa en forma de mano, llamada 'La mano de Dios' por su más que evidente parecido a una mano.

'La mano de Dios' se encuentra a unos 17.000 años luz, lo que significa que la luz emitida por la nebulosa, que es la que ha quedado registrada en esta fotografía, fue emitida hace 17.000 años. Lo que en realidad vemos es una imagen del pasado remoto.

Esta maravillosa imagen ha sido registrada por el Observatorio Chandra de Rayos-X, que orbita alrededor de la Tierra a unos 580 Km de distancia.

La nebulosa Mano de Dios se formó a partir de la explosión de una supernova, que degeneró en un púlsar, o sea, una estrella de neutrones que gira rápidamente (hasta cientos de veces por segundo), caracterizada por la emisión pulsante de energía de manera periódica. La emisión pulsante de energía a intervalos regulares coincide con el período de rotación de la estrella.

Esta estrella tiene sólo unos 20 Km de ancho. Al explotar en una supernova y haber expulsado al espacio gran parte de su masa, que quedó concentrada en un núcleo compacto y por efecto de la tremenda gravedad los electrones y protones se han 'fundido' en neutrones. Al disminuir drásticamente el radio de la estrella, la rotación se vuelve más rápida, dando lugar a este tipo de objetos conocidos como púlsares.

La materia expulsada por la estrella ha formado esta bellísima nebulosa, que tiene un ancho de aproximadamente 150 años luz. La estrella púlsar se encuentra en la profundidad de la nebulosa blanca en lo que sería la 'muñeca' de la mano que se puede observar en la imagen. La mano parece querer 'agarrar' una nube de gas rojo próxima a la nebulosa, y los 'dedos' de la nebulosa se cree que han sido formados al pasar energía del púlsar a la nebulosa roja.
Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.euromundoglobal.com