Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
24 de enero de 2020, 0:54:23
Escribir te perpetúa... ¡Inténtalo!

Reflexiones


La mitad de mi día, la mitad de mi vida

Por Marcelo Fernández Romo (Mafer) desde Santiago de Chile



10JUN16.- Si se sale de casa a las 9 de la mañana y se regresa a las 21 horas, significa que media vida transcurre en la calle. Una tempranera lucha por tomar el metro (cuando uno trabaja en 4 lugares distintos, no sale a cuenta utilizar el auto)

Un primer lugar de trabajo que me toma gran parte de la mañana, en el sector céntrico de la ciudad capital, en que muchos pequeños pacientes son hijos de inmigrantes que acuden solicitando alguna ayuda para preservar o mejorar su salud.

Luego un segundo lugar, con grandes nexos culturales y benéficos con el país de España, en donde se percibe una marcada mejor condición social, aunque ello no conlleve un mejor esmero por atenderlos. (Un día dije en un texto: “todo niño, puede ser nuestro hijo, toda anciana puede ser nuestra madre, todo indigente pudo haber sido un señor…”).

Más tarde, un alto gastronómico que me permite sentir que trabajo para vivir... y no, vivo para trabajar. Muchas veces espacio de encuentro con amistades, o simplemente un momento para trámites burocráticos.

Posteriormente un tercer encierro en mi camino, para atender en una zona más popular, en donde las madres ya van llegando pasado el medio día, para ser atendidas después de las 2 de la tarde.

Y finalmente la última estación de la tournée al llegar a mi consulta, en la cual veo morir el sol casi todas las tardes. Ya se cumplen 34 años en esa esquina, lo que me hace pensar que ha llegado a ser, mi segundo hogar.

Por último, a las 21 horas, un desocupado metro me ha conducido a mi hogar, para retomar el mundo, mi otra mitad del día, mi otra mitad de la vida...

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.euromundoglobal.com