Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
22 de septiembre de 2019, 9:39:28
Destinos del mundo

Neoturismo: Visitar los cementerios del mundo (I)


El Cementerio Assistens Kirkegard de Copenhague

Texto: Oscar Gallardo C. - Fotografías: Maite Moreno (www.maitemorenofotografa.com )


23ABR-16.- Los cementerios últimamente se han convertido en lugares a visitar cada vez que los turistas llegan a sus lugares de destino, se han creado rutas turísticas por los más bellos cementerios del mundo, los hay de todo orden, todos con una historia muy singular cada uno, sus bellas y hermosas construcciones, sus originales sepulturas, imponentes mausoleos, la propia cultura de cada región para enterrar a sus muertos, los ritos y costumbres hacen que el visitante se interese por conocer estos interesantes espacio en cada ciudad, pueblo o aldea del mundo.


También la fotografía y la imagen nos trae hasta nuestra retina estos lugares repartidos por todo el mundo, Maite Moreno ha dedicado parte de su trayectoria profesional como fotógrafa a retratar momentos vividos en cada uno de los cementerios del mundo que ha visitado y tendremos el honor de hacérselos llegar a todos los lectores de Euromundoglobal.com

El Cementerio Assistens Kirkegard de Copenhague

El Cementerio Assistens (en danés: Assistens Kirkegård) en Copenhague, Dinamarca, es el sitio del entierro de un gran número de personajes daneses. Inaugurado en 1760, era al principio un sitio de entierro para los pobres hecho para aliviar los cementerios atestados dentro de la ciudad amurallada, pero durante la Edad de oro en la primera mitad del siglo 19, se hizo mundano y muchos personajes principales de la época, como Hans Christian Andersen, Søren Kierkegaard, Christoffer Wilhelm Eckersberg, y Bautice Købke todos fueron sepultados en este cementerio. Durante el siglo 20 ha seguido atrayendo a personajes, Entre ellos el físico Premio Nobel Niels Bohr y varios músicos del jazz americanos que se instalaron en Copenhague durante los años 1950 y los años 1960, incluido Ben Webster y Kenny Drew.

En tiempos Medievales el entierro intramuros era la regla, aunque los cementerios al aire libre gradualmente se hicieran más comunes. Un brote de plaga en 1711 que mató a aproximadamente a unos 23.000 ciudadanos puso a los lugares de entierro existentes bajo tal presión que se llegaron a sepultar hasta cinco ataúdes uno encima del otro.

Al principio el cementerio se quiso como un cementerio para indigentes. En 1785 un ciudadano muy importante, escritor astronómico y el Primer Secretario Tesorero de la Cancillería de guerra Johan Samuel Augustin, hizo solicitudes específicas para enterrarse en el cementerio.

Un lugar de excursión popular

A ese tiempo, las excursiones al cementerio con cestas del picnic y té se hicieron una actividad popular entre ciudadanos comunes de Copenhague. En una visita a Copenhague en 1827, el poeta sueco Karl August Nicander recuerda afectuosamente el cementerio Assistens en uno de sus poemas

Una comisión estableció en 1805 instrucciones que prohibieron el consumo de la comida o bebida así como música o cualquier otra clase del comportamiento alegre en el cementerio. Los sepultureros, que vivían dentro del local, debían hacer cumplir estas restricciones pero al parecer se tomaron sus deberes ligeramente. La legislación a partir de 1813 los prohibió vender el alcohol a invitados al cementerio. A pesar de todos estos esfuerzos, la paz deseada y tranquilidad tardaría mucho tiempo en llegar. El cementerio todavía conserva su objetivo original servir como cementerio, pero también es una atracción turística popular, así como el greenspace más grande y más importante en la parte interior del distrito de Nørrebro.

El cementerio se divide en secciones. La parte más vieja es la Sección A y presenta las tumbas de Søren Kierkegaard y el pintor Chresten Købke entre otros. La sección D se dedica a tumbas Reformadas católicas así como tumbas rusas. La sección E es la sección que al principio sirvió bajo la iglesia de Nuestra Señora.

En 2003 una vieja caballeriza en una esquina del cementerio Assistens se convirtió en un pequeño museo dedicado al escritor y el artista Herman Stilling, un natural del área de Nørrebro y popularmente conocido por pintar a duendes. Aparte de la exposición permanente, el museo también contiene un espacio de exposición para exposiciones especiales, un taller de cuadros para niños y jóvenes y una cafetería.

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.euromundoglobal.com