Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
28 de septiembre de 2020, 8:59:45
Pueblos de España


Rincones de España - Rutas pedestres

Por Concha Pelayo (*)


Vamos a acercarnos a la provincia de León, exactamente a la RUTA DE LOS CALDERONES a través de una sugerente caminata que comienza en PIEDRASECHA una localidad que nos muestra restos de lo que fueron antiguas minas de carbón y que exhibe una bella arquitectura en sus calles y en sus edificios.


El camino es abrupto y lleno de belleza, tanta que se hace necesario parar porque el acceso, en gran parte, hay que hacerlo a través de piedras rodadas que el agua ha ido depositando en su caída vertiginosa y no es compatible, o no es aconsejable, observar y caminar al mismo tiempo.

Los Calderones están considerados como Punto de Interés Geológico, catalogado por el PIG 35 en el atlas del Medio Natural de la provincia de León. Las calizas tienen su origen en sedimentos depositados desde hace 360 millones de años, en un antiguo mar que cubría la zona.

Iniciamos la marcha en Piedrasecha por una senda paralela al río a la que pronto se accede a la Fuente del Manadero y a la Cueva de las Palomas donde podemos acercarnos a una sencilla ermita rupestre que custodia la imagen de Nuestra Señora del Manadero. El último domingo de julio se celebra una popular romería. El río, de pronto desaparece ante nuestros ojos para discurrir de forma subterránea, fenómeno característico de los terrenos de naturaleza caliza. Y así vamos cruzando todo el desfiladero, entre cantos rodados, marmitas de gigantes y paredes verticales. Los ojos se deslizan hacia los enormes farallones que parecen laminados a cincel formando caprichosas formas sobre las mismas paredes.

Al salir de Los Calderones, aparecen bosques de mostazos, escuernacabras, donde no es difícil imaginar tal apelativo porque la imaginación nos arrastra. Robles, helechos, salmueras y de pronto el arroyo que emerge de nuevo donde se mitiga el cansancio remojando los pies al tiempo que el agua, purísima y cristalina mitiga nuestra sed. En este punto, llamado el Monte de la Ribera se producía, antiguamente, cal en los “caleares” o caleros. Y llegamos a un chozo de pastores, Santas Martas.

Vamos ganando altura el paisaje se torna diferente abriéndose sobre la zona de Los Amargones y el Valle de la Luna. El último repecho tras el collado nos conduce a las Vegas del Palomar, un amplio espacio tapizado de pastizales por donde antiguamente subían los ganados trashumantes. Hoy asoman algunos caballos que pastan indiferentes ante nuestra presencia mientras algunos jóvenes cargados con sus grandes mochilas se preparan para hacer noche en medio del silencio del valle y del silbido del viento.

España alberga lugares insólitos llenos de belleza donde la naturaleza fue generosa como en este rincón de la provincia de León, en la ladera sureña de la Cordillera Cantábrica, entre Pola de Gordón y la Magdalena. Un lugar que sugiero a los amantes del senderismo y a todos aquellos que gustan de respirar un aire purísimo y dejar su mirada absorta en el paisaje.

---------------------------

Concha Pelayo (*) es escritora y crítica de arte.

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.euromundoglobal.com