Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
20 de septiembre de 2020, 10:23:50
Economía


"El tipo máximo del IRPF podría bajarse del 52% al 40% sin coste alguno"


Este es el diagnóstico de Fedea del sistema fiscal español. "Es ridículo, no funciona, es distorsionador y perjudica por igual a trabajadores y empresas".  El instituto de análisis advierte de que el retraso en la definición de la reforma fiscal puede retraer la inversión extranjera en España.


España es uno de los cinco países del mundo que más cobra en impuestos a sus rentas más altas. El tipo máximo del 52% del IRPF, que llega hasta el 56% en Asturias, Cataluña y Andalucía, supera holgadamente el de los países nórdicos y por supuesto el de la inmensa mayoría del club de países más ricos del mundo.

Sin embargo, los ingresos del Estado por IRPF son inferiores a los que se generan en la inmensa mayoría de los países de la UE. Una paradoja que se explica por el efecto de las desgravaciones fiscales, que sólo en 2014 restarán 15.000 millones de euros de recaudación al Estado.

Hablamos aquí de los incentivos fiscales a la inversión en vivienda, ya sea compra o rehabilitación, a la suscripción de planes de pensiones privados o al sinfín de situaciones que se prevén en la legislación autonómica.

Sólo con la eliminación de esos incentivos fiscales, de los que al cabo sólo se beneficia una parte reducida de la población, se podría rebajar el tipo máximo del impuesto del 52% al 40% (media OCDE) sin perder apenas recaudación.

El mismo problema se da en el Impuesto de Sociedades, donde las desgravaciones fiscales ponen más de 3.000 millones de euros en manos de las empresas beneficiarias, y, sobre todo, en el IVA, donde el juego del tipo reducido del 10% y el superreducido del 4% resta más de 16.000 millones de euros de recaudación.

Las comparaciones con otros países de Europa muestran porque España tiene un problema grave con los ingresos. Mientras que en Alemania el 80% de las cesta de la compra más habitual está sometido al tipo general del IVA, en España ese porcentaje cae al 40%.

"Existe un agujero fiscal en España y cinco años después del inicio de la crisis sigue estando ahí", subraya el investigador de Fedea, Juan Rubio.

Quinto año de incumplimiento del déficit

España no logra recaudar todo el dinero que necesitaría para equilibrar sus cuentas públicas y el resultado es que, según las estimaciones de Fedea, todo apunta a que 2013 será el quinto año consecutivo en que España incumpla tanto su objetivo de déficit y la normativa europea de estabilidad presupuestaria.

La estimación de Fedea es que el déficit público español se irá por encima del 7% cuando el objetivo pactado con Bruselas era del 6,5%.

¿Motivos? El más evidente es que al cierre del tercer trimestre del año el déficit de las Administraciones Públicas estaba en el 4,8%, una décima por encima del registrado en 2012, y que de cara a este año no habrá ni supresión de la paga extra, ni regularización tributaria, ni otras medidas de ajuste que el año pasado permitieron ahorrar a última hora 7.700 millones de euros.

Fuente: lainformacion.com - Bruno Pérez  - 16/12/13

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.euromundoglobal.com