Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
14 de diciembre de 2019, 6:58:23
España

LA VICEPRESIDENTA HABÍA EVITADO EL CASO


Rajoy elige a Santamaría para que le defienda de Bárcenas en el Congreso


La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha evitado tocar el caso Bárcenas desde que aparecieron los ‘papeles’ del extesorero del PP por ser un asunto de partido, ha sido elegida por Mariano Rajoy para responder en el Congreso a una interpelación del Grupo Socialista sobre el escándalo que iba dirigida al propio jefe del Ejecutivo.


Para responder a otra interpelación parecida, ésta de IU, sobre “regeneración democrática y lucha contra la corrupción política” el designado desde La Moncloa ha sido el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

La oposición presenta las interpelaciones, en genérico, contra las actuaciones del Gobierno en cualquier materia y, según fija el reglamento del Congreso, el Ejecutivo decide después qué miembro del mismo responde a cada una, normalmente el ministro afectado. El PSOE se empeñó en el mes de agosto en utilizar ese recurso de control parlamentario dirigido en concreto contra Mariano Rajoy por el caso Bárcenas con el fin de pedir después la reprobación del presidente del Gobierno.

Esa fórmula de reprobación del jefe del Ejecutivo no existe en el reglamento de la Cámara ni lo ampara la Constitución, pero los socialistas lo plantean para no presentar una moción de censura que obligaría a Alfredo Pérez Rubalcaba a presentarse como candidato alternativo al presidente del Gobierno. El presidente del Congreso, Jesús Posada, se negó a admitir a trámite la falsa interpelación contra Rajoy por el caso Bárcenas con el argumento de que no encajaba en el reglamento, pero los socialistas suprimieron en su escrito toda referencia al escándalo del ex tesorero para que finalmente colara en el orden del día, que es lo que ha ocurrido finalmente.

La interpelación del grupo parlamentario socialista se limita ahora a plantear un debate “sobre la política general del Gobierno en materia de rendición de cuentas ante el Parlamento”. Detrás de esa ambigüedad está el objetivo de volver a cargar contra Rajoy por el caso del ex tesorero encarcelado y retomar el debate monográfico del pasado 1 de agosto en el que el jefe del Ejecutivo dio todas las explicaciones que consideró conveniente. Ahora ha decidido que sea Soraya Sáenz de Santamaría quien lidie con el nuevo intento del PSOE de prolongar en el Congreso el alcance del caso y el desgaste del presidente del Gobierno.

La vicepresidenta del Ejecutivo y ministra de la Presidencia también es la responsable directa de las relaciones con Las Cortes, título y funciones que encajan perfectamente con su designación para salir a dar la cara por su jefe. Sin embargo, en la interpelación correspondiente al grupo de la Izquierda Plural sobre el mismo caso pero amparado en un genérico título de “actuaciones” contra la corrupción política, el Gobierno ha encomendado la réplica al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

Sáenz de Santamaría lleva en el gabinete de Rajoy las iniciativas de reforma legislativa para “la regeneración democrática” pero en La Moncloa han preferido repartir la tarea de defensa de Rajoy y evitar a la vicepresidenta tener que repetir debate y, además, frente a IU. 

Fuente: Elconfidencial.com - Ángel Collado - 17/09/2013

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.euromundoglobal.com