Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
25 de mayo de 2020, 23:01:05
Madrid


Botella se embarca en un segundo rescate de 350 millones para poder pagar las facturas

Lissavetzky denuncia la “historia interminable” de la deuda madrileña, que se liquidará tres décadas después de la llegada de Gallardón


El líder del PSOE en Madrid, Jaime Lissavetzky , ha dicho que “la deuda de la capital es la historia interminable” y los hechos le dan la razón. La alcaldesa, Ana Botella, se dispone a pedir en septiembre un nuevo rescate por valor de 350 millones de euros, para poder hacer frente a las facturas pendientes, según documentación a la que ha tenido acceso El País.


La deuda se terminará de pagar en 2036
Lissavetzki ha advertido de que los esfuerzos que el PP está imponiendo a los madrileños, a costa de impuestos, recortes sociales y tasas, cae en saco roto porque la deuda, que sigue creciendo, “no se terminará de pagar hasta 2036”, más de 30 años después de los gobiernos de Gallardón y Botella.

La herencia de Gallardón
Gallardón dejó de herencia una deuda financiera de 6.348 millones de euros, una cifra oficial a la que hay que sumar la deuda de las empresas municipales (1.231 millones) y las facturas pendientes (1.017 millones). Todo suma 8.596 millones de euros.

La inyección de 2012
La difícil situación económica de la capital hizo que el Ayuntamiento tuviera que recibir una inyección en el primer semestre de 2012 de un préstamo de 1.017 millones. El Presupuesto destinado a Madrid es de 4.300 millones de euros, pero el Consistorio dedica uno de cada cuatro euros a pagar la deuda con los bancos.

La situación de las empresas municipales
La promesa de reestructuración de las empresas municipales hecha por la alcaldesa se quedó en papel mojado y ha terminado vendiendo una parte importante de los pisos propiedad de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMVS) a fondos de inversión. La situación de Madrid Espacios y Congresos (Madridec) es peor y será finiquitada antes de que termine este año. La deuda de ambas entidades caerá sobre el Ayuntamiento (283 millones de Madridec y 234 millones de la EMVS).

El precio del rescate
El rescate de 2012 impuso al Ayuntamiento madrileño pagar las facturas en 2013 en un plazo máximo de tres meses, pero está incumpliendo el acuerdo y lleva ya una demora de cinco meses. Le obligó a parar las inversiones, reducir el gasto social, aumentar impuestos, tasas y los precios de entidades que dan servicios a los ciudadanos como polideportivos y escuelas de música. Además, el Consistorio se comprometió a reducir la deuda este año a 5.935 millones con el objetivo de que en 2022 se situara en 1.603 millones euros, casi la deuda que tenía la capital cuando Alberto Ruiz-Gallardón cogió las riendas de la ciudad, en 2003.

Fuente: el plural.com - C.G. | 29/07/2013

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.euromundoglobal.com