Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
23 de septiembre de 2019, 19:46:48
Madrid

Los juegos, la última baza de la alcaldesa para repetir en las elecciones de 2015


El PP arropa a Botella en la batalla por Madrid: “es muy pronto para hablar de candidatos”


Los populares continúan desmintiendo que esté abierta la carrera sucesoria en el PP madrileño ante los malos resultados que pronostican los sondeos para las elecciones autonómicas y locales de mayo de 2015. Con una nueva encuesta de El País sobre la mesa -que vaticina la participación más baja de la historia (55,2%), la pérdida de un tercio de los ediles del Partido Popular (pasaría de 31 a 21) y el crecimiento de IU hasta casi igualar al PSOE-, Ana Botella se limitó a asegurar en el día de San Isidro que ella está aquí “para trabajar y no para medirme con nadie”.


Cristina Cifuentes, firme candidata a heredar su puesto, aseguró por su parte que ella no quiere ser la sucesora de la alcaldesa, pero tampoco lo descartó. Sólo si Botella o el presidente regional, Ignacio González, deciden no presentarse, “entonces el partido decidirá si abre ese debate. En la vida uno no puede descartar nada”.

En el momento en el que las encuestas están empezando a poner en riesgo el reinado popular en Madrid, hay un sector del partido que reclama a Rajoy que piense en el recambio de González y Botella. Pero la dirección del PP cree que este debate no toca y quita importancia a la encuesta, una 'foto fija' aún demasiado lejana. “Es muy pronto para hablar de candidatos, y Botella y González cuentan con todo el respaldo del partido”, sostienen destacados miembros del Comité Nacional.

De hecho, en el Ejecutivo de Mariano Rajoy nadie descarta todavía que la actual alcaldesa no sea cabeza de lista para las elecciones municipales de 2015. Por lo menos es un melón que no se abrirá hasta el 7 de septiembre, día en el que se decidirá definitivamente si Madrid será la candidata a organizar los Juegos Olímpicos de 2020. “Si no gana, entonces las encuestas pesarán mucho más. Pero será muy difícil que el PP no presente a Botella si Madrid se lleva los Juegos”, reconocen las mismas fuentes.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, antecesor de Botella en el Palacio de Cibeles, aseguraba ayer ante los micrófonos que la esposa de José María Aznar es "la mejor alcaldesa de Madrid que se podría tener" y que hacer especulaciones sobre otras alternativas de cara a las elecciones de 2015 "no conduce a nada". La carrera por la sucesión en Madrid no sólo es cosa de los populares. En el PSM, la posible candidatura de Antonio Miguel Carmona a la alcaldía de Madrid es la baza que se guarda Tomás Gómez ante Alfredo Pérez Rubalcaba. Si el secretario general del PSOE propone otro cabeza de lista para la Comunidad, el líder de los socialistas madrileños impulsaría la figura del actual diputado en la Asamblea. Ayer, el propio Carmona reclamaba desde una tribuna a su partido una alternativa seria y otro candidato para Madrid.

Los socialistas destacan en todo caso la fortaleza de su candidato, Jaime Lissavetzky, si por fortaleza se entiende pasar del 23,9% al 22,1% y mantener 15 escaños. El fuerte ascenso de Izquierda Unida, que pasaría del 10,7% al 20,5% en intención de voto, lo achacan al castigo de los ciudadanos al bipartidismo. La formación que encabeza Ángel Pérez, que había anunciado su intención de no repetir como candidato de Izquierda Unida en 2015, no se contagió de la dosis de optimismo que le inyectaron las encuestas y únicamente se muestra preocupada por dos aspectos: quién será el candidato que se presentará finalmente y cuál es el peso que cobrará Unión, Progreso y Democracia.

El desencanto de UPyD

UPyD ganaría votos (del 7,9% al 11,2%) y también representación en el Consistorio, donde pasaría de 5 a 7 ediles, insuficientes para formar gobierno en coalición con el PP. La encuesta no ha sido muy satisfactoria para la formación magenta, que confiaba en posicionarse en el segundo puesto en intención de voto y se mantiene en el último. Las encuestas siempre han dado al partido de Rosa Díez la mitad de los votos que luego ha conseguido en las urnas, por lo que confían en que, esta vez, también se cumplan los pronósticos. “De no ser así, sería un auténtico fracaso”, reconocen fuentes de UPyD.

Para el PSOE, las expectativas que UPyD había puesto en Madrid “eran muy altas”, y por eso entienden el desencanto de David Ortega, que es casi probable que repita cartel electoral. Lo que más sorprende a la formación magenta es la poca transfusión de votos de socialistas y populares, especialmente del PP, tras el desgaste que el partido ha sufrido con cinco crisis de gobierno en un año y medio y la pésima gestión de la crisis del Madrid Arena. Todos explican este extremo con el hecho de que el PP cuenta con un electorado muy fiel y con que los votos del PSM se los ha llevado Izquierda Unida.

Fuente: Elconfidencial.com - Ana I. Gracia 16/05/2013  

 

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.euromundoglobal.com