Euromundo Global MADRID EDICIÓN DIGITAL
3 de abril de 2020, 2:44:05
Escribir te perpetúa... ¡Inténtalo!

Relato Erótico…


Mi mejor encuentro húmedo….

Por Gordibell (Madrid)



El calor intenso de este  verano...es insoportable... quiero tomar una ducha fría para mitigarlo; además prometí escribirte algo y que mejor que inspirarme en la ducha.
Tu recuerdo viene a mí. Me desvisto, entro en la ducha, el agua fría me recorre desde mí cabeza y de ahí lentamente,  corre por mi cara; baja por el cuello, toca mí pecho, roza mis pezones... Tu recuerdo llega a mí más fuerte.

Disfruto esta ducha; así como tu imagen, cierro los ojos y evoco tú mirada, tu sonrisa, mientras me veo frente a ti. Mordiéndome los labios, y no aguanto las ganas de besarte...

Enjabono mis manos con la borla de jabón, las paso por mi espalda, mí abdomen...

Tú sigues en mí... El agua es más tibia al tacto con mí piel, mí ojos se entreabren para hacer más fuerte tu imagen... Que ya no es; porque realmente estás aquí conmigo...

¡Te he extrañado mucho!
¡Te he necesitado demasiado!

Sigo embelesada en ti...Me das masaje en los hombros, te acercas a mí cuello y lo besas suave y despacio...
Estás detrás de mí, el agua sigue recorriendo nuestros cuerpos húmedos y ansiosos de besos, abrazos y caricias... El cuarto de baño es en este instante, testigo cómplice de nuestra pasión...Nuestro Santuario...

Disfrutamos tanto de estos momentos, que sólo nos dejamos llevar...
Mis manos recorren tus caderas, tus manos hacen lo mismo con mis senos, mientras tu boca busca la mía, ávida de mis besos, mi pasión....

Recuerdas mí cicatriz baja y la delineas con tu lengua, con tus dedos.
Yo hago lo mismo con tu pequeña cicatriz, donde solo tú y yo sabemos...

En ese lugar que tanto me excita...

Eres tan tierno y suave con tus dedos, con tu boca que, nuestro éxtasis va en aumento.
Me volteas a ti, quedamos frente a frente, nuestras miradas se funden. Nuestras bocas se buscan, mis manos entrelazan tu cuello y las tuyas se aferran a mis caderas...
¡Ya sé lo que estas pensado!...
"Me encanta perderme en tus caderas tus senos..."
Con solo vernos sabemos lo que pensamos.

Me atraes hacia ti y nuestros labios se unen en un beso indescriptible; nos hace estremecer, mí lengua delinea tus labios húmedos ansiosos...

Tus manos son un rítmico vaivén desde mi espalda hasta mis caderas, mí piernas se entrelazan con las tuyas...estoy húmeda, me siento excitada, el deseo y el placer es mutuo.

Mis manos traviesas se posan en tu trasero ¡que me encanta!, te dejas llevar por mis movimientos, tu pierna roza mí sexo suavemente.

¡Estamos conectados completamente!, nos aferramos uno al otro, mis dedos siguen recorriendo tu cuello, tu espalda, y de frente llegan a su objetivo...

Tu sexo apacible es ahora un volcán en erupción...

Me detengo, no quiero que aún lleguemos al final...tomo tu mano derecha y mojo tus dedos con mí saliva para que luego recorras mis pezones. Lo mismo hago con tu mano izquierda, pero no con mi saliva, sino con mi esencia natural...¡Ese detalle te encantó!.

Estamos más que excitados, ansiábamos estar así… vivirlo a fondo, sentirlo intensamente, cubrir nuestros cuerpos con agua y juguetear; al tiempo que recordamos nuestros encuentros...Al final, las palabras están de más...

Y no decimos nada solo nos abrazamos, y te digo: "Me dejaré llevar por ti corazón".

Mí Delicia terrenal, eres mí inspiración, has devuelto luz a mí existir, reavivaste la chispa en mis pensamientos, y hoy que estamos aquí, unidos, no hay satisfacción más grade que ver esa sonrisa en tu rostro y tu mano acariciando mí cara. !Hazme tuya!..  Te deseo tanto como tú a mí.

Dejemos otra vez huella el uno en el otro, de estos momentos tan íntimos, tan nuestros que solo Dios sabe cuando se repetirán.

Nuestras miradas se buscan, estoy frente a ti, pegada a la pared, me levantas la pierna izquierda y lentamente entras en mí...
Te abrazo fuerte, nos besamos, nuestros cuerpos siguen su cadencia natural del momento...

¡No queremos que este candente momento termine!.

Nos aferramos más uno a otro, te mueves también, quedas en mí punto exacto...

Muerdo tus labios, nuestras lenguas húmedas juguetean nuevamente y al final llegamos al gran momento...Al unísono, terminamos...

Nos quedamos abrazados, besándonos, aún con el agua recorriendo nuestros cuerpos...No fue nuestra imaginación o algún sueño reprimido, realmente fui tuya, fuiste mío....

 

Euro Mundo Global.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.euromundoglobal.com