www.euromundoglobal.com
Roy Moore, un juez ultraconservador y fanático religioso
Ampliar
Roy Moore, un juez ultraconservador y fanático religioso

¿Quién es el candidato acusado de acoso sexual para el que Trump pide apoyo?

Se trata de Roy Moore, un juez ultraconservador y fanático religioso, candidato al Senado por Alabama.

05DIC17- WASHINGTON.- Que Donald Trump apoye a un candidato acusado de acoso sexual no sorprende. Él mismo fue señalado por 16 mujeres de abuso y acoso. Y no pasó nada. De hecho, la Casa Blanca afirmo que "todas las mujeres que han acusado de acoso sexual al presidente de EE.UU., Donald Trump, "mienten y que esa es la posición oficial al respecto".

El presidente estadounidense ha mostrado siempre un total desprecio por las mujeres. Por eso sus comentarios y posturas frente a ellas no sorprenden. El apoyo oficial que le dio al candidato del partido Republicano al Senado Roy Moore, acusado por varias mujeres que haber abusado de ellas cuando eran aún menores de edad, solo confirma su falta de empatía con el género femenino.

Aunque en algún momento, Trump definió como "problemáticos" los alegatos contra Moore, un juez ultraconservador y fanático religioso, que es candidato al Senado por Alabama y que fue titular de la Corte Suprema de ese estado, el presidente estadounidense terminó por apoyar al controvertido candidato por considerar que la elección del aspirante del partido Demócrata a la misma plaza del Senado sería "un desastre".

"El presidente tuvo una excelente llamada con el juez Roy Moore durante la que discutieron la carrera electoral de Alabama y el presidente ofreció su apoyo a la campaña", expresó Raj Shah, secretario de prensa adjunto de la Casa Blanca.

Moore apareció el sábado al frente de un sondeo divulgado por la red ABCNews, con 49% de las intenciones de voto contra 43% del demócrata Dough Jones, aunque otro estudio del Washington Post indicaba ventaja de 50% a 47%, dentro del margen de error.

A pesar de su largo historial de controversias como juez de la Suprema Corte, Moore era el favorito para quedarse con la banca en disputa al Senado, vacante después de que el legislador conservador Jeff Sessions asumiera como Fiscal General.

Pero rápidamente surgieron denuncias de comportamiento abusivo desde la época en que Moore era apenas un fiscal local, con poco más de 30 años de edad, y que incluyen a muchachas de hasta 14 años de edad. Las acusaciones contra Moore, hoy de 70 años, son por presuntos hechos ocurridos en los años setenta, cuando él tenía 32. Según una de las denunciantes, la tocó y la besó. Pero el candidato niega todo, aunque la cúpula del Partido Republicano le dio apoyo a las denunciantes.

El escándalo puso a la Casa Blanca en una disyuntiva difícil. De un lado, dejó a Trump ante la necesidad de apoyar a un hombre público acusado de asedio sexual y comportamiento indecente, al igual que el propio mandatario.

De otro lado, los Republicanos tienen una mayoría mínima en el Senado sobre los Demócratas, de 52 a 48 bancas, y una derrota en Alabama prácticamente forzaría al partido del presidente a negociar cualquier votación.

El propio líder del partido Republicano en el Senado, Mitch McConnell, pidió que Moore se retire de la campaña electoral por las denuncias. Al tiempo que otro senador conservador, Cory Gardner, alertó que el Senado podría votar por la expulsión de Moore, si resulta electo.

Cursos contra el acoso

Este tema ha sido tan complejo en el Senado de Estados Unidos (se habla de 1.500 denuncias) que la Cámara de Representantes aprobló la obligatoriedad de que tanto parlamentarios como sus colaboradores reciban cursos de formación contra el acoso sexual, en momentos en que se multiplican las denuncias contra legisladores en ejercicio.

A partir de 2018, cada uno de sus 435 miembros y los miles de asalariados y becarios que trabajan allí deberán seguir una formación sobre acoso y "derechos y responsabilidades" de cada uno en el ámbito profesional.

"El hecho de que algunas personas que trabajan aquí sufran un ambiente amenazante u hostil, cuando han venido a servir al país y sus ideales (...) es inaceptable, es una vergüenza. No podemos tolerar ese tipo de comportamiento y no lo toleraremos", declaró el presidente republicano de la Cámara, Paul Ryan.

Una resolución similar fue aprobada por el Senado el 9 de noviembre, también por unanimidad. Esa votación fue presentada como una primera reforma de un sistema que actualmente se considera obsoleto y hostil para las víctimas de acoso dentro de la institución.

Desde 1997 se han aprobado 264 acuerdos amistosos entre empleados y empleadores en la Cámara, los cuales supusieron pagos de indemnizaciones. No se sabe aún cuántos de ellos concernían a acoso sexual.

Actualmente el decano demócrata de la cámara baja, el representante por Detroit John Conyers, de 88 años, está acusado de acoso sexual por varias excolaboradoras. Se niega a dimitir, pero al menos dos de sus colegas le piden que lo haga.

En el Senado el demócrata Al Franken pidió disculpas por gestos fuera de lugar hace varios años. Entre los republicanos, Roy Moore, candidato al Senado en una elección parcial en Alabama el próximo 12 de diciembre, enfrenta acusaciones de agresión sexual de menores hace varias décadas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8