www.euromundoglobal.com

Canciller celebra resultado de los comicios

Merkel necesita alianzas para gobernar en Alemania
Ampliar

Merkel necesita alianzas para gobernar en Alemania

"Hemos logrado el objetivo estratégico", afirmó la líder conservadora desde la sede de su Unión Demócrata Cristiana (CDU)

25SEP17 – BERLIN – ALEMANIA.- La canciller alemana, Angela Merkel, admitió este domingo que hubiese deseado "un resultado mejor", tras lograr la reelección para un cuarto mandato en los comicios generales celebrados hoy, y se comprometió a "reconquistar" a los electores de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD). Angela Merkel solo puede formar alianza de gobierno en Alemania con los socialdemócratas o con los liberales y Los Verdes. La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) anunció que pretende abrir una investigación parlamentaria contra la canciller Angela Merkel

"Hemos logrado el objetivo estratégico", afirmó la líder conservadora desde la sede de su Unión Demócrata Cristiana (CDU), para destacar a continuación que ninguna otra formación, fuera de la suya, podrá tratar de formar una coalición de Gobierno, señaló Efe.

El bloque conservador de Merkel se impuso en las generales con 32,7% de los votos, 12 puntos más que los socialdemócratas, según las primeras proyecciones de voto difundidas por la cadena pública ZDF, mientras que AfD quedó como tercera fuerza, con 13,4%.

Merkel indicó que su partido hará un "análisis comprensivo" de lo sucedido y que tratará de ganar de vuelta a los ciudadanos que tradicionalmente votaban a su bloque conservador y que en esta ocasión han optado en las urnas por los ultraderechistas.

Se trata, agregó la líder democristiana, de "atender sus preocupaciones y también sus miedos", argumentó, aunque sobre todo convencerlos con "buena política".

Tiene mandato para formar nuevo gobierno

Merkel dijo el domingo que luego de las elecciones alemanas del domingo, logró un mandato para formar un nuevo gobierno con su bloque conservador.

Ahora, avanzó Merkel de cara a las próximas semanas, el bloque conservador buscará "conversaciones tranquilas" con "otros socios" para tratar de trabar una coalición de gobierno estable.

La canciller, que tiene asegurada una cuarta legislatura consecutiva, tiene tan sólo dos posibilidades para formar gobierno: reeditar la actual gran coalición con los socialdemócratas o un tripartito inédito con los liberales y Los Verdes.

Martin Schulz, el rival de centro-izquierda de Merkel, admitió la derrota, acotó AP.

De acuerdo con las proyecciones, el bloque conservador de Merkel terminó primero en la elección, pero recibió menos votos que en la elección de 2013. En la sede de su partido, sus simpatizantes la ovacionaron, aplaudieron y corearon repetidamente, "¡Angie!"

Merkel reconoció: "por supuesto hubiéramos preferido un mejor resultado, eso está completamente claro". Sin embargo, resaltó que su partido ha estado en el poder durante 12 años y que los últimos cuatro han sido un "desafío extremo".

Merkel hizo campaña resaltando los logros durante todo su Gobierno, subrayando el histórico índice del desempleo en el país, fuerte crecimiento económico, presupuesto balanceado y mayor predominancia internacional. Eso le ayudó a mantener su bloque conservador al frente de las encuestas, por encima de los socialdemócratas de centro-izquierda de Schulz.

En Berlín, donde también se realizó el maratón anual el domingo, muchas calles estaban bloqueadas y algunos votantes tuvieron que cruzar la ruta del maratón. Había un ambiente festivo, con bandas tocando en las esquinas y gente aplaudiendo y vitoreando.

Merkel llegó a votar en las primeras horas de la tarde, acompañada de su esposo Joachim Sauer. Schulz votó junto con su esposa Inge en su ciudad natal, Wuerselen, en el oeste de Alemania.

El partido conservador de Merkel, la CDU, y su partido hermano, la Unión Social Cristiana, solo de Bavaria, han gobernado el país por los últimos cuatro años junto con los Socialdemócratas en una llamada "gran coalición".

Fracaso electoral sin precedentes de los socialdemócratas

Los socialdemócratas alemanes han decidido pasar cuatro años en la oposición tras haber sufrido este domingo una derrota histórica, un nuevo ejemplo de la crisis a escala europea de esta corriente política.

Liderado por el expresidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, el SPD, que gobernaba desde 2013 en coalición con los conservadores de Angela Merkel, no ha llegado al 21% de los votos en las legislativas, según estimaciones de las cadenas de televisión.

Schulz reaccionó inmediatamente anunciando que su partido se pasa "a la oposición", y deja de gobernar con los conservadores.

Nunca, en la posguerra, el partido había llegado a cifras tan bajas. Su peor resultado se remontaba a 2009, con 23%. Hace cuatro años obtuvo 25,7%.

Es su cuarto fracaso frente a Merkel desde 2005. Tanto si participa en las coaliciones con la dirigente conservadora como si no, el SPD ha acumulado derrotas.

Es un revés personal para Schulz, propulsado al comienzo del año a la cabeza del partido para intentar salvar una situación que ya se anunciaba sombría en las encuestas.

Y un fiasco programático después de una campaña centrada en la justicia social, que no ha convencido a una Alemania económicamente fuerte.

El partido no ha logrado desmarcarse para encarnar el cambio.

El SPD se pasa a la oposición en el Bundestag, donde también estará la ultraderecha AfD, que ha logrado un ascenso histórico con el 13% de los votos, según varias estimaciones.

Una tercera alianza seguida con los conservadores sería difícil de imponer a las bases del SPD, en su mayoría hostiles a esto.

La dirección del SPD debería "reflexionar sobre los motivos de estas derrotas", explica Gero Neugebauer, politólogo de la Universidad Libre de Berlín.

Tendrá que "replantearse su enfoque" y "afrontar el hecho de que muchos obreros dieron la espalda al antiguo partido de los obreros", abunda Michael Bröning, analista de la Fundación Friedrich-Ebert, cercana a los socialdemócratas.

Este partido fundado en 1875 encarnó durante mucho tiempo los intereses de los "trabajadores", pero su imagen quedó maltrecha con las reformas de inspiración liberal impuestas por Gerhard Schröder entre 2003 y 2005.

Estas reformas hicieron bajar el desempleo, pero también empobrecieron a muchos trabajadores, y contribuyeron a que parte del electorado popular prefiriera a la izquierda radical de Die Linke, formación creada en parte por militantes decepcionados con el SPD. O a la ultraderecha.

Este nuevo fracaso del SPD se inscribe dentro de la crisis profunda que sacude actualmente a la socialdemocracia en Europa, donde los simpatizantes de centroizquierda han sufrido derrotas estrepitosas en Francia, España u Holanda.

"Para evitar futuros desastres, los socialdemócratas necesitan dirigirse a los votantes descontentos que, con razón o sin ella, se sienten económica, política y culturalmente dejados de lado", estima Bröning.

El margen de maniobra del SPD es estrecho puesto que es un "partido de centroizquierda" y "no podrá volver atrás" ni intentar llevar el programa hacia la izquierda, como hizo el Partido Laborista británico con Jeremy Corbyn, considera Neugebauer.

Este espacio ya lo ocupa Die Linke, con el que el SPD descarta cualquier alianza a nivel nacional debido a la oposición de la izquierda radical a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) o a las misiones militares en el extranjero.

La oposición permitirá quizá al SPD "comenzar a hablar con otros partidos", como los Verdes o el propio Die Linke, "y ver cómo puede, llegado el caso, superar los desacuerdos", afirma Neugebauer.

Schulz afirmó que quiere seguir a la cabeza del SPD, pero renuncia a liderar la oposición socialdemócrata en el Parlamento. "Somos el bastión de la democracia en este país", clamó este domingo por la noche.

Una decisión de doble filo: "en Francia, Holanda, España y otros países, los partidos de centroizquierda han sido expulsados del poder y quedado todavía más marginados en la oposición. Para algunos salir del gobierno supuso un camino sin vuelta", advierte Bröning.

Líder de AfD quiere abrir comisión de investigación contra Merkel

La candidata de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) en las elecciones generales celebradas hoy, Alice Weidel, anunció su intención de abrir una comisión de investigación parlamentaria contra la canciller Angela Merkel por presuntas violaciones legales durante la crisis migratoria de 2015.

Weidel, una candidata nombrada para atraer el voto conservador-liberal de la formación, señaló además que la mandataria germana debería además comparecer ante la Justicia para explicar por qué el Gobierno que dirige infringió la ley europea de asilo durante la ola de refugiados, acotó DPA.

Weidel criticó con dureza que la mandataria alemana decidiese suspender, en plena crisis migratoria hace dos años, la normativa comunitaria en aras de agilizar las peticiones de asilo de los migrantes que llegaban a las costas europeas, en su mayoría sirios.

La decisión tomada por Angela Merkel derivó en la llegada de casi un millón de solicitantes de asilo a Alemania.

La ultraderecha entró hoy por primera vez en más de medio siglo en el Parlamento alemán, después de que la AfD se convirtiese en tercera fuerza política con alrededor de un 13 por ciento de los votos, según las primeras proyecciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8