www.euromundoglobal.com
Los tesoros de la Hispanic Society of America en el Museo del Prado
Ampliar

Los tesoros de la Hispanic Society of America en el Museo del Prado

Por Concha Pelayo (*)

08SEP17 – MADRID.- Desde muy temprana edad, Archer Milton Huntington, filántropo coleccionista, se sintió irresistiblemente atraído por todo lo que tenía que ver con la cultura española lo que le llevaría a la adquisición de libros y todo tipo de objetos decorativos como cuadros, porcelanas, tapices.

Los tesoros de la Hispanic Society of America en el Museo del Prado
Ampliar

Obras de arte en general. No escatimó conocimientos ni recursos ante la fascinación que sentía por el arte hispano hasta que en1908 se presentó al público, en su sede de Manhattan, la Hispanic Society of America, una institución única nacida gracias al amor desmesurado y a la visión particular de un amante del arte y la literatura española y de lo que, en el futuro iba a suponer en el contexto de la cultura europea, americana y estadounidense.

Cien años después, el Museo del Prado exhibe en sus salas más de 200 piezas seleccionadas de entre lo mejor de sus fondos. La elección de este espacio, el Prado no es casual. Siendo muy joven Archer Milton Huntington visitando el Museo del Prado se sintió asombrado y conmovido ante la magnitud de lo que vio. Su visión de entonces sobre el arte y el arte hispano en particular no dejó de ser acertada.

Detrás de esta muestra hay un exhaustivo trabajo de restauración y estudios profundos tanto por parte de la Hispanic Society como por parte del propio Museo del Prado. También han sumado esfuerzos otras instituciones como el Metropolitan Museum of Art de Nueva York así como expertos de proyección internacional que han prestado su apoyo en el estudio e investigación de las obras.

El esfuerzo de instituciones como la Fundación BBVA, la Hispanic Society y el Prado son más que evidentes y no resta sino agradecer tanto empeño para que miles de españoles y extranjeros ávidos de arte hayan podido contemplar esta extraordinaria exposición.

La muestra sigue una visión cronológica en el tiempo que pasa por la Antigüedad en España, La España medieval, El siglo de Oro, La América Virreinal, Fin del Antiguo Régimen, España Moderna y finaliza con una Galería de Retratos.

La Antigüedad en España comprende la cultura campaniforme donde descubrimos piezas que nos son familiares como por ejemplo los torques de plata y oro, brazaletes espiraliformes procedentes de Palencia y muy similares a las piezas encontradas hace algunos años en Arrabalde en la provincia de Zamora. Todas estas piezas se hallan en el Museo de Zamora y se las conoce como “El tesoro de Arrabalde”. Las cazuelas campaniformes del 2400-1900 AC proceden de Carmona, Sevilla y pertenecientes a la Society. También vemos lucernas, bustos, pareja de trullae, incluso la cabeza de medusa pieza bellísima elaborada con primor y que sorprende por su estado de conservación.

La España Medieval nos muestra un bote (pixede) cuya contemplación nos hace pensar, otra vez, en el famoso bote de Zamora, una de las piezas más importantes que se expuso durante las Edades del Hombre en Zamora. El bote que hoy se muestra en el Museo del Prado procede de Medinat-al-Zahra. Está realizado en marfil y plata dorada cincelada y mielada. Un objeto de máximo lujo que se producía para la corte de los califas omeyas de Córdoba y representa la cumbre del arte islámico en la Península Ibérica. Los motivos decorativos son metafóricos y representan la fertilidad, la prosperad o el erotismo. También hay otras piezas como aldabas o cierres de baúles, auténticas filigranas trabajadas en hierro.

El siglo de Oro. En este punto de la exposición, las holografías tienen un gran protagonismo por su valor histórico como por ejemplo las instrucciones que Carlos V da a su hijo Felipe, o el Decreto firmado por “Carolus” por el que se incrementa la pensión anual de Tizziano. Vemos un retrato magnífico de Fernando Álvarez de Toledo, tercer Duque de Alba obra del pintor Antonio Moro y a Juana de Austria, en un pequeño óleo pintado sobre madera de raíz de nogal,de autor anónimo. Jarrones, copas, collares con esmaltes y piedras preciosas junto a obras de Velázquez, Zurbarán, Pedro de Mena y otros, completan esta sección.

América Virreinal. Aquí descubrimos el mapamundi de Giovanni Vespucci, una de las cartas más asombrosas de la era de los descubrimientos.Vespucci fue piloto mayor de la Casa de la Contratación de Sevilla. Este mapamundi es una copia decorada del Padrón Real y fue un regalo para Carlos V. El recorrido nos lleva a un Santiago Matamoros realizado por un anónimo mexicano trabajado en relieve de madera policromada. También un San Sebastián de Alonso Vázquez con sólo cuatro flechas atravesando su cuerpo. Porcelanas, lámparas de altar, orzas entre otras valiosas piezas completan la sección. Destacar por su extrañeza, las cuatro figuras en madera policromada que representan a la muerte, un alma en el purgatorio, un alma en el infierno y un alma en el cielo. Sus expresiones delatan la situación de cada una de ellas.

Fin del Antiguo Régimen. El protagonismo de este apartado es para la Real Fábrica de Alcora que realizó numerosas piezas de loza vidriada con escenas de caza o de batallas, todas ellas piezas de gran valor artístico. Fueron muchos los ceramistas contratados por Felipe V los encargados de dejar este valioso legado. Precisamente, esta colección de cerámica del siglo XVIII de la Hispanic Society, incluye casi un centenar de obras de la Real Fábrica de Alcora como por ejemplo la placa con la escena de “La tentación de San Antonio” o un plato con figuras chinescas y también una original petaca con forma humana. Todo ello forma parte de la colección de piezas que hemos podido contemplar en esta sección, sin pasar por alto el magnífico retrato de cuerpo entero de la Duquesa de Alba, pintado por Goya.

La España moderna. Aquí la exposición se detiene en una España paisajística: el campo, el horizonte, puentes, montes, cielos preñados de tormenta. Martín Rico y otros importantes artistas como Santiago Rusiñol, nos llevan a diferentes escenas de la España de entonces. Precisamente, Santiago Rusiñol realizó un “Calvario en Sagunto a la caída de la tarde”. Una pintura de atardecer donde el ocaso deja filtrar la luz solar a través de los cipreses que sobresalen de las blancas tapias del camposanto. Un cuadro bellísimo que nos hace detener para sentir la perfección del arte. También destacan escenas flamencas de Zuloaga o los Flagelantes, un espectacular crucificado entre personas dolientes y ensangrentadas. Bella esta parte de la muestra.

Y por último, una Galería de retratos realizados por Sorolla, Rivera, Madrazo, Pinazo y otros muchos e importantes artistas de la época que llevaron a sus lienzos, para la posteridad a una campechana Emilia Pardo Bazán, a Marcelino Menéndez Pidal, a Echegaray o Pío Baroja, incluso al verdadero protagonista de la Hispanic Society, al propio Archer Milton Huntington realizado por José María López Mezquita.

(*) Concha Pelayo es escritora. Miembro de AECA y FEPET

Los tesoros de la Hispanic Society of America en el Museo del Prado
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8