cabecera
Hemeroteca :: Edición del 14/03/2010 | Salir de la hemeroteca
173/447

OPINIÓN

Por Alexandra Alvarado Chóez (Madrid)

Última actualización 13/03/2010@23:02:42 GMT+1
La crisis económica que vive España está dando al traste con el sueño de muchos inmigrantes latinoamericanos para construir un futuro mejor para ellos y sus familias. En estos 2 últimos años, el desempleo entre la población inmigrante se ha duplicado, en comparación con la cifra total de parados en todo el país.

En España, el desempleo del sector de la construcción y la desaceleración económica está golpeando duramente a la comunidad inmigrante y por citar tan solo un ejemplo, El Instituto Nacional de Empleo, INEM, en Valencia, contabilizó que más de 21 mil personas que se encuentran registradas en el paro en esa comunidad y una tercera parte, es procedente de otros países.

Las situaciones de crisis siempre se ensañan con los más débiles, y este caso no es la excepción. Siendo los trabajadores procedente de otros países, los que soportan las peores condiciones laborales, el mayor número de contratos temporales y, -por si fuera poco-, son las primeras víctimas de los recorte de plantillas y esto, sin contar con el amplio número de personas indocumentadas que han sido las más vulnerables a la hora de perder sus empleos y a no tener derecho a ninguna prestación, antes bien, a ser meramente explotados por empresarios inescrupulosos.

El gobierno socialista lanzó un "Plan de Retorno Voluntario" con el afán de oxigenar la ya difícil situación que estaba viviendo España. Según los cálculos de las autoridades se podrían acoger a este plan por lo menos, unos 100 mil inmigrantes latinoamericanos. Los mismos que ante la preocupante situación económica, han preferido quedarse, en vez de regresar a sus países de origen, siendo esta reacción comprensiva, por cuanto la mayoría de estos ciudadanos son el único sustento para sus familiares que aun se encuentran en sus países de procedencia y por otro lado, este retorno es una auténtica violación a los derechos de los inmigrantes, quienes debían renunciar a su residencia adquirida en este país.

El impacto de esta crisis económica, también se ha sentido en las Remesas que los inmigrantes envían a sus familiares en el extranjero; hace poco tiempo atrás estas remesas de dinero constituían el principal sustento de sus familias, y significaban uno de los mayores pilares para impulsar el desarrollo económico de sus países. A medida que se ha ido acrecentando esta crisis, la capacidad de ahorro de estos colectivos ha decaído provocando que la periodicidad de los envíos se espaciara, es decir que de una frecuencia mensual pasó en muchos casos, a trimestral e incluso, hasta semestral. Cabe destacar que este colectivo envía todo sus ahorros, casi mejor dicho todo su sueldo, a pesar que su capacidad de ahorro es moderada, mientras que otra parte, por su situación actual es ya precaria, por la falta de trabajo, alto costo de los víveres de primera necesidad, e incluso por el estilo de vida adquirida en este país no llega a reunir nada.

Otro punto que hay que destacar en esta recesión económica que padece España, es que han sido más hombres que mujeres, los que se han visto fuera del ámbito laboral, por cuanto el empleo femenino resiste gracias al servicio doméstico, el cuidado de niños y ancianos, mientras que en los aeropuertos continúan las salida de los trabajadores de la construcción en paro.

Este es el patrón de retorno, que se observa en muchas familias inmigrantes, en especial en el segmento latinoamericano, es decir se van padres y maridos, y se quedan madres e hijas, que aun percibiendo sueldos en una economía sumergida, como la que vive este país, le proporciona unos ingresos superiores a los que podría obtener en sus países de origen. Es decir que el drama del desempleo está afectando al doble de hombres que a mujeres.

Lo mismo que el paro no ha afectado del mismo modo a hombres y mujeres, tampoco ha causado los mismos estragos en todas las nacionalidades. Los colectivos mas afectados son el ecuatoriano, seguido del marroquí, el colombiano, el rumano y el peruano. Es también llamativo el hecho que la comunidad boliviana, siendo una de las mas afectadas por esta crisis, registra el mayor número de regresos a su país aún cuando oficialmente sólo ha perdido 440 empleos.

La explicación está entonces en el hecho que la gran mayoría de bolivianos que han perdido su puesto de trabajo se encuentran de forma irregular por lo que no constan en las estadísticas de la Seguridad Social.

Como punto final de este comentario, quiero recalcar que todos estos efectos están causando un fuerte impacto en la sociedad y en las familias españolas, por cuanto estas se ven en la necesidad de prescindir del trabajo del jardinero, la cocinera, la mucama, la que cuida de los niños, el abuelo, o la señora que llega a trabajar por horas en el arreglo de su casa, etc., porque también a ellos, les llega el efecto crisis, tanto así que los puestos de trabajos que los oriundos no querían por ser de bajos niveles, son los que en estos momentos también están siendo buscados por el trabajador autóctono.

Es indudable que la crisis económica tiene un efecto transversal ya que alcanza a todos los sectores económicos y laborales del país y, por extensión, a toda Europa de manera global aunque insisto, en toda situación de crisis hay colectivos que por sus características propias son más vulnerables y a la postre, resultan siempre más afectados y en este caso concreto, son los inmigrantes los que están recibiendo la peor parte.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (0)   No(0)
173/447
Comparte esta noticia  Compartir en Wikio Compartir en Del.icio.us Compartir en Digg Compartir en Technorati Compartir en Yahoo Compartir en Google Bookmarks Compartir en Fresqui Compartir en MySpace Compartir en Meneame compartir en Tuenti Compartir en Facebook compartir en Twitter

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • ¿Cómo ha afectado la crisis económica y el desempleo, a los inmigrantes y por consiguiente a sus familias?

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    477 | alberto plaza - 08/03/2010 @ 01:35:08 (GMT+1)
    Tiene mucha razón.. los inmigrantes somos los grandes perjudicados con esta crisis aunque tambien lo éramos en los tiempos de bonanza porque los empresarios -especialmente los de la construcción-, nos pagaban siempre a los inmigrantes, por debajo de lo normal...

    soy boliviano y trabajé durante muchos años en la construccion y por no tener papeles, siempre precibía hasta un 25% menos que los legales y mi patrón decía que tenía que pagarme por los riesgos que el corría aunque nunca supe cuales eran esos riesgos puesto que cuando comenzaron a ir las cosas mal, todos los ilegales fuimos puestos en la calle los primeros...

    saludos
  • Comenta esta noticia



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    EURO MUNDO GLOBAL
    C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
    Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Gestor PDF Digital EditMaker 7.1.1