cabecera
Hemeroteca :: Edición del 20/09/2012 | Salir de la hemeroteca
29/735

ARGENTINA

Desde Buenos Aires escribe Carlos Estrada*

Última actualización 21/09/2012@11:04:21 GMT+1
Tandil, territorio bonaerense. Acto insensible e ilegal promocionado oficialmente

Entidades defensoras de los animales criticaron duramente al rey de España por viajar a África para cazar búfalos y elefantes, también hubo voces de repudio e indignación por hacerlo en momentos que el país atravesaba graves conflictos internos con alarmante desocupación, pero en Argentina fue peor… el  gobernador de la provincia de Buenos Aires (la más grande e insegura del país) habría violado la ley en su jurisdicción matando a balazos especie silvestre en época de veda; despreciable demostración de impunidad porque las leyes no alcanzan a los gobernantes y las reglamentaciones estarían para que las cumplan los ciudadanos comunes (subestimados por políticos) que únicamente tienen voz y votos a la hora de elegir más de lo mismo.

Gobernador de la provincia de Buenos Aires cazando en época de veda. Repugnante abuso de autoridad

En un acto oficial  -pocos días atrás- el gobernador de la arruinada provincia, habría anunciado:“Es el momento de poner más firmeza aún, incautar las armas y que los individuos que no puedan justificar tenencia o portación queden presos” (?). En realidad la intención no es ir contra los delincuentes, pretenden oficialmente desarmar a los ciudadanos honestos para que estén más expuestos a ser asaltados y asesinados con impunidad, forma perversa de aumentar la programada inseguridad bajo cortinas disfrazadas de legalidad; si lo niegan que expliquen los motivos de calles teñidas de sangre, noticiarios televisivos informando diariamente acerca de personas heridas por “amigos de lo ajeno”, imparables crímenes en ocasión de robo, falta de vigilancia policial, dobles discursos políticos e incesantes protestas del pueblo en la calle.  

Los cordones marginales continúan creciendo porque serían útiles a múltiples propósitos (léase: un pueblo inculto y pobre es fácil de engañar y manejar), por eso a los gobernantes no les convendría perseguir a malhechores de las villas enojando a punteros políticos, lo que podría desencadenar pérdidas de millones de votos en las próximas elecciones, entonces para seguir aferrados a escritorios de poder mandarían al carajo a la ética dando luz verde a la desprotección de la sociedad decente, picardías que desmienten algunos señores de “guantes blancos” que se movilizan con custodia y viven tranquilos en lujosas fortalezas gracias a las exprimidas arcas públicas, hombres poderosos (transitoriamente) que aseguran que sólo se trata de “sensación” de inseguridad, no de una realidad. El tango “Cambalache” de Enrique Santos Discépolo, año 1935, encaja en nuestra sociedad como fuente de verdades (sugiero buscar la letra).

“Iluminados” con poder aseguran que después de “largas investigaciones"   periódicamente en diferentes operativos descubren miles de armas ilegales y cargamentos de drogas peligrosas (a diario en trastienda pasarían miles de toneladas en todas direcciones que los “ocupados” sabuesos no detectan), siendo un misterio qué hacen las autoridades oficiales con la mercadería secuestrada ¿la guardan en cajones de escritorios? ¿en habitaciones de cartón? ¿todo es incinerado? ¿se “extravían” armas y drogas entre hojas de “abultados” expedientes? ¿acaso por “error” una parte regresa al mercado negro?  Todo sería posible en la dimensión desconocida de un país que se resiste a salir de la cola del subdesarrollo.

Iré al punto principal de este artículo. La noticia es de mayo de 2011 y como ha pasado más de un año y desde estructuras clave hicieron silencio cómplice tapando las irregularidades, voy a comentar la increíble “travesura” de un mandatario que sería impune:  diputada provincial (no es necesario publicitarla) habría presentado un proyecto en la Cámara  -se desconoce si tuvo apoyo de sus pares- a efectos que se obtenga información del ministerio de Asuntos Agrarios si el gobernador bonaerense Daniel Scioli cazó perdices durante época de veda en Semana Santa (¿forma de “acercarse” a Dios o de desafiarlo?) en un campo de Tandil, vulnerando prohibición oficial.

El gobernador bonaerense (ex corredor de lanchas que sufrió la  amputación de un brazo en una carrera) y su esposa (ex modelo) aparecieron fotografiados “sonrientes” con un perro de caza que llevaba una perdiz muerta en la boca, “hazaña” difundida por el Depto. de Prensa de la Gobernación. ¿Cómo calificar a alguien que mata a animales silvestres en época de cría?

Partes textuales del extenso escrito difundido a mitad de mayo de 2011 por la     legisladora: “Los dichos de Daniel Scioli han sido contradictorios al asegurar que él no se encontraba cazando”; “no se le puede dar crédito porque la foto es clara y concisa y de insistirse en lo expresado, tendremos que creer que además de encontrarnos ante una actitud de menosprecio por la normativa vigente y de desprecio por la naturaleza, estaríamos ante un gobernador mentiroso”.

La funcionaria -seguramente de la oposición- solicitó informes oficiales para saber si Scioli cuenta con permiso de caza, permiso para portar armas “y todo aquello que puede ser de interés en el tema y que sirva de elemento para que los ciudadanos de la provincia de Buenos Aires sientan que viven en una provincia que respeta sus derechos, con obligaciones establecidas para ser cumplidas por todos” (textual difundido).

También expresó: “Que la disposición no resulta caprichosa, dado que la época de reproducción de la perdiz es entre la primavera y el verano, quedando claro que la caza furtiva impide el cuidado de huevos de la especie y la cría de pichones, condenando a la extinción al ave”.  Por último la diputada argumentó: “por más que el propio gobernador intentó aclarar en una nota periodística que él no se encontraba cazando, la categórica foto difundida por la propia área de Prensa de Gobierno muestra a un Daniel Scioli armado con una escopeta sobre el hombro, junto a su esposa Karina Rabollini y un perro Bretón que en su boca tiene una perdiz muerta”.

En ese momento me pareció excelente que una diputada se haya ocupado de cuestionar el hecho,  aunque las peleas entre políticos y este tipo de presentaciones ante la  Cámara generalmente obedecen a búsqueda de notoriedad sin ningún interés por la vida de los animales, es decir, un poco de circo (dicho respetuosamente) para justificar abultados sueldos de arcas públicas, cuando vemos tristes problemas en la calle que no curan.  

Los legisladores no pueden desconocer que la inseguridad crece secretamente permitida, desaparecen misteriosamente niños y bellas mujeres (muchos posteriormente asesinados), hay millonario tráfico ilícito de fauna vulnerable, los cordones de pobreza avanzan y atenazan las grandes ciudades, los sistemas de salud y la educación están quebrados, la anarquía aumenta y los ancianos pobres duermen olvidados en bancos de las plazas, paseos públicos tomados por indigentes. Entonces, el pedido de informes por las perdices que habría cazado el funcionario, hoy lo recuerdo como teatro barato  (de ser auténtica la investigación me conmovería y la elogiaría), pero la Biblia sigue junto al calefón como aseguró Discépolo en su tango “Cambalache”. 

Defiendo el patrimonio natural y equilibrio ecológico, el hecho protagonizado por el gobernador en el 2011 es cruel y violatorio de normas vigentes  ¿"olvidó" que debe dar ejemplo de cumplimiento personal de las leyes?  ¿se sentirá impune?  Al burlar un deber ineludible queda sin autoridad moral para impulsar sanciones contra cazadores furtivos que quebrantan disposiciones legales.

En nuestra castigada Patria el poder engolosina y los que llegan a enquistarse en despachos oficiales de poder  (habría excepciones) pronto pierden la memoria que treparon gracias al voto de millares de engañados, de “ simpatizantes”, de gran número de individuos comprados con planes sociales y de otros convencidos con promesas. Estos funcionarios rápidamente comienzan a manejar a los habitantes no influyentes como títeres, dando la espalda a sus necesidades y padecimientos; millones de contribuyentes (no incluyo a los contratados para aplaudir el pan y circo y tampoco a grupos de serviles), son doblemente damnificados… no obtienen elemental seguridad en las calles y deben pagar grandes sueldos (muchos inmerecidos), para lujos de personajes “intocables”, sus caprichos, “vistosas” secretarias, asesores para los asesores, custodios, imponentes residencias en barrios privados, costosos vehículos último modelo, fondos reservados a disposición,  viajes de mandatarios por el mundo con ayudantes y colaboradores para dar cumplimiento a periódicas  “misiones oficiales”  (?)  ¡Argentina generosa!,  todo fruto extraído de maltratadas arcas públicas,  trabajos “dulces” que los llevan a perpetuarse en áreas oficiales y pasar horas (usando dinero del pueblo) para elaborar estrategias destinadas a obtener puestos más altos sin atender las obligaciones del momento, es decir, se desentienden de las tareas para las que han sido elegidos, mientras en los hospitales públicos no hay algodón ni elementos de primeros auxilios y muchas escuelas no tienen bancos suficientes para los niños y los días de lluvia sus techos filtran agua. Lamentablemente, Dios es generoso con innumerables “dueños” del país que en ingrata retribución descuidan la vida de habitantes (conste que respeto investiduras y no generalizo).

Los funcionarios bonaerenses tendrían un Código de Ética (los nacionales también y en el campo de lo supuesto, la mayoría se tira al suelo de la risa al leerlo), por ende, son necesarios comportamientos honorables en ejercicio de los cargos y en la vida  privada, no hacer oídos sordos y vista gorda ante la muerte de miles de personas víctimas de la inseguridad,  permitir con indiferencia fallas en los sistemas de salud y educación, romper leyes que deberían defender, autoridades oficiales que no siempre se muestran transparentes y merecen duras críticas cuando salen al cruce con discursos previstos para enmascarar la verdad.

Cazar en época de veda y en Semana Santa roza el espíritu malvado, la peor bajeza humana;  atentar de manera criminal contra una especie silvestre en época de reproducción y justificar ese despreciable accionar en nombre del “deporte” es perverso.  Sólo la cobardía puede impulsar el fusilamiento de inocentes animales mientras disfrutan sus vuelos o se posan para buscar alimento para sus crías, sacándolos de este mundo con impactos a traición y terrible dolor en sus frágiles cuerpos, hijos de la Naturaleza que no merecen ese final, menos dejando nidos indefensos.

Creí en el montaje y esperé que un número considerable de diputados -olvidando conveniencias, amiguismos y líneas políticas- acompañaran el pedido de informes, incluso me dirigí por correo electrónico a la funcionaria felicitándola por su iniciativa, pero como estaría en una “burbuja” de poder y todo pudo ser contienda interna o “entretenimiento” político, no respondió.  Es cosa común que no se presenten proyectos útiles al pueblo y cuando aparecen aisladamente terminen archivados,  abundando los “pedidos de informes ” y circos parecidos (habría excepciones) para justificar sueldos, viáticos, uso y abuso de fondos reservados, etc.,  de paso lo difunden y conforman a los que obligadamente consumen pescado podrido.

Bulla de prensa durante dos días en mayo de 2011  y después nada del tema ¿resultado? ¿qué se aclaró? ¿qué averiguaron? ¿qué respondieron por escrito las autoridades consultadas?  Dicen que el que se quema con leche ve una vaca y llora, entonces se justifica que ante tantos discursos mentirosos y promesas vacías el ciudadano desconfíe de la seriedad de proyectos de tipo “altruistas” y simulada preocupación por una especie animal cuando existe    sospechoso desinterés por el exterminio de fauna en peligro de extinción. Explico:  no impiden traslados interprovinciales ilegales hacia mercados negros del Gran Buenos Aires, Capital Federal y exterior, hay venta impune de ejemplares en populares ferias públicas (reiteradamente denunciadas) ¿qué hace al respecto el ministerio de Asuntos Agrarios y otras autoridades de aplicación que hoy no voy a mencionar?  A la vista de innumerables funcionarios públicos se violan leyes provinciales, disposiciones municipales, ley nacional N° 22.421 de Conservación de la Fauna , ley N° 22.415 (Código Aduanero) y tratados internacionales que Argentina firmó y no cumpliría, en definitiva, se multiplican los actos de contrabando de animales vivos, cueros y pieles causando desequilibrio ecológico en el país (también ingresan especies de países limítrofes damnificados) y la economía nacional sufre pérdidas anuales de millones de dólares.

Como otros raros asuntos “autóctonos”, el trámite habría quedado en papeles inútiles  amontonados en piezas húmedas, con pérdida de horas de comisiones parlamentarias sin que aparezcan respuestas coherentes, máxime en niveles donde premian los valores morales cambiados y este posible ilícito del gobernador por su “insignificancia”  no despertará atención oficial (entiéndase: no moverá conciencias dormidas). Numerosos se harán los distraídos y el resto de “ilustres” seguirán cómodos en sus sillones públicos creyendo que la vida es eterna y siempre rodeada de postres agradables, incluso alguno –vaso de whisky o “agua mineral” mediante- pensará:  ¿tanto lío por unas perdices?

Mi indignación se centra precisamente en las aves fusiladas por el mandatario,  las otras  irregularidades detalladas nunca van a solucionarlas porque no habría intenciones de hacer crecer a las provincias y ayudar a su gente (¿pueden demostrar lo contrario?), la cuestión sería tener atada a “la gallina de los huevos de oro” y nada más  (habría excepciones).  Los patriotas salvadores pertenecen a lejano pasado, hace décadas que todos no tiran el carro para el mismo lado, prefieren alimentar intrigas, crear odio ente hermanos y hacen realidad eso de  “divide y reinarás”.  

Para terminar: Quien abusa de arma y de autoridad violando leyes que juró defender y mata a balazos en veda a seres indefensos, carece de autoridad ética para perseguir bandidos y para aconsejar a ciudadanos honestos, máxime cuando se comprueba que hábilmente los desarman para exponerlos a caer en manos de plagas de delincuentes y así someterlos por el miedo.

------------------------------------------------

Carlos Estrada  *ex periodista parlamentario y columnista de revistas jurídicas, proteccionista independiente, rescatador de fauna con decenas de reconocimientos de autoridades oficiales y científicas, periodista de investigación desde 1970.

Buenos Aires, Argentina, 20 de septiembre de 2012

Nota: las fotografías copiadas por el autor podrían tener defectos, pero no pierden valor como documentos probatorios.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (0)   No(0)
29/735
Comparte esta noticia  Compartir en Wikio Compartir en Del.icio.us Compartir en Digg Compartir en Technorati Compartir en Yahoo Compartir en Google Bookmarks Compartir en Fresqui Compartir en MySpace Compartir en Meneame compartir en Tuenti Compartir en Facebook compartir en Twitter

Comenta esta noticia



Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Gestor PDF Digital EditMaker 7.1.1