cabecera
Hemeroteca :: Edición del 16/06/2012 | Salir de la hemeroteca

¿Fuerzas cósmicas buscando el justo equilibrio?....

El infortuinado cazador en una fotografía de archivo, al centro de la imagen...
El infortuinado cazador en una fotografía de archivo, al centro de la imagen...

Fallece un cazador de Peruyes tras sufrir un infarto en Nieda después de abatir a un jabalí

Leandro de la Roz participaba en un rececho y se desplomó en una pista forestal tras haber efectuado cuatro disparos Fuente: Guillermo F. Buergo | Cangas de Onís.

Resultaron inútiles los masajes cardíacos realizados por el guarda que le acompañaba. El veterano cazador cangués Leandro José de la Roz Cuenco, de 62 años y vecino de Peruyes, falleció en la mañana de ayer, víctima de un infarto, cuando participaba en un rececho de jabalí en la localidad de Nieda, dentro del lote de caza de Següenco.

 

El cazador, que se encontraba acompañado por el guarda Luis Manuel García Quesada, había efectuado cuatro certeros disparos sobre un jabalí de 90 kilos y a continuación cayó desplomado en una pista forestal. García Quesada comentó ayer que al darse cuenta de la gravedad «llamé al 112 y estuve realizándole masajes cardíacos hasta la llegada de la ambulancia». Y ya en presencia de los servicios sanitarios se le realizaron varios intentos para reanimarle con el desfibrilador. Pero, todos los esfuerzos resultaron inútiles para salvar la vida del infortunado cazador.

Luis Manuel García Quesada explicó que habían comenzado el rececho «un poco antes de las siete de la mañana» y que media hora más tarde habían avistado «un jabalí enorme» en la zona de Nieda. Al observar que el suido se dirigía hacia el lugar donde se encontraba acompañado por Leandro José de la Roz, decidieron aguardar la llegada del animal en una zona de matorral. Una vez que el verraco se encontraba a una distancia de «unos 20 metros», el cazador efectuó hasta «cuatro disparos con un rifle del calibre 270 y todos impactaron en el cuerpo del jabalí». Y cuando se disponían a caminar para cobrar la pieza, el cazador «se desplomó en medio de una pista forestal». El guarda confirmó que en pocos minutos se produjo la llegada de una ambulancia al monte, desde Arriondas, y él se encontraba abatido «ante la impotencia de no haber podido hacer nada por salvarle».

Leandro de la Roz, que deja viuda y dos hijos, era vecino de la localidad canguesa de Peruyes, donde su familia regenta el hotel El Llagar. El funeral y posterior entierro tendrá lugar esta tarde, a partir de las 17 horas, en la localidad de Margolles.

Leandro era un cazador de los de toda la vida y durante años fue el jefe de la partida de una de las dos cuadrilla de Margolles, tras haber tomado el relevo del ya fallecido Miguel Tárano. Esa cuadrilla está gestionada en la actualidad por Javier Collado. Y tras un paréntesis de varias temporadas alejado de la actividad cinegética, Leandro había retomado la afición hace un par de años encuadrado en la palomilla capitaneada por el cántabro Victoriano Méndez.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (0)   No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Gestor PDF Digital EditMaker 7.3.0.5