www.euromundoglobal.com

Hoy se vive con mayor intensidad

Felipe V ganó la guerra de sucesión
Ampliar
Felipe V ganó la guerra de sucesión

Desafío independentista catalán mide fuerzas desde 1714

12SEP17 – MADRID.- La historia de independencia de Cataluña está llena de fechas interesantes que explican a propios y extraños, espeñoles o no, el camino recorrido tanto por las instituciones de la región catalana como por el gobierno central de España. En la actualidad, y con mayor intensidad, la nación ibérica sigue viviendo el conflicto entre ambos.

El Secesionismo catalán data de antes del 11 de septiembre de 1714, cuando Felipe V eliminó privilegios a catalanes. Cataluña comenzó a recuperar sus instituciones en 1975 durante la época de la transición del franquismo a la democracia. La historia del secesionismo catalán, data de mucho antes del 11 de septiembre de 1714 cuando Felipe V ganó la guerra de sucesión y decide eliminar varios privilegios catalanes como el control económico, judicial y monetario y la capacidad legislativa de la región.

Pocos recuerdan este capítulo de la historia pero, el gobierno catalán se encargó de recordarlo 300 años después, en el año de 2014. El tricentenario fue una ocasión ideal para rememorar el origen, de lo que los pro independentistas llaman opresión. Hay quienes lo ven como el origen de la convivencia, pero en el camino de esta “convivencia” sucedieron hechos no tan amables, como que el idioma catalán y su enseñanza en las escuelas, fuera prohibida en tiempos del franquismo, por ejemplo.

Cataluña comenzó a recuperar sus instituciones en 1975 durante la época de la transición. La Generalitat, una televisora en catalana, escuelas en las que se habla catalán y se imparte la historia en catalán y hasta unos juegos olímpicos, formaron parte del patrimonio recuperado por los habitantes de la región. Incluso el orgullo por sus instituciones culturales como el Barsa y el Eliseu, entre otras, les hizo soñar que esta vez sí, el camino estaría libre hacia la independencia.

Al principio de la transición, la independencia no era una prioridad. Los partidos que la querían, no llegaban a un 15%. Sin embargo, poco a poco se fueron desarrollando eventos y los catalanes no cejaron en su intención de conseguir la tan anhelada autonomía. En este trayecto transitado por políticos, instituciones y el pueblo catalán en general, se llega al año 2006, en el que debe marcarse un antes y un después en la historia separatista catalana, pues en marzo, el Parlamento español, adopta un nuevo estatuto que refuerza la autonomía de Cataluña. El preámbulo la define como una nación dentro del Estado español y también establece el derecho y el deber de los ciudadanos catalanes de conocer las dos lenguas oficiales, el catalán y el castellano.

Sin embargo, a mediados de 2006, el Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy, entonces de oposición, presenta un recurso contra el nuevo Estatuto de autonomía ante el Tribunal Constitucional. Rajoy fustiga el texto como una amenaza a la unidad de España.

Los catalanes no quedaron tranquilos y votaron por un nuevo estatut, bajo la premisa de que daban más dinero a España del que recibían. Querían tomar más decisiones sobre su territorio, definiéndolas como competencias territoriales, y contar con un nuevo sistema de financiación. El gobierno español que transitaba por su peor crisis de democracia, se negó y muchos catalanes pensaron que una forma de solucionarlo rápido era salir a la calle para pedirlo. Comienza así, una larga carrera de resistencia por parte de la Generalitat y los catalanes, para lograr que Cataluña sea considerada una nación.

Se llega entonces al mes de junio de 2010, cuando el Tribunal Constitucional, luego de muchas querellas, anula parte del estatuto catalán. Concluye que la referencia a Cataluña como nación en el preámbulo, no tiene ningún valor jurídico, y que la Constitución no reconoce otra nación, que no sea la Nación española. Igualmente, rechaza el uso del catalán como lengua preferente en las administraciones públicas y los medios de comunicación de Cataluña. Muchos catalanes lo toman como un agravio, y al mes siguiente, cientos de miles se manifiestan al grito de "Somos una nación, nosotros decidimos".

Mientras tanto, Mariano Rajoy, que lleva gobernando España desde finales de 2011, aplica una política drástica de austeridad en plena crisis económica y es en este año que salieron a la calle a manifestarse, unas 50.000 personas en Cataluña, en contra de las reformas y también, en contra de lo que consideraron un agravio contra su gentilicio.

Ya corría por si sola la crispación entre el Gobierno español y la Generalitat y para septiembre de 2012, un millón de personas, aproximadamente, manifestaron en Barcelona con motivo de la Diada, fiesta de Cataluña, bajo el slogan, "Cataluña, próximo Estado de Europa". En este acto, los manifestantes formaron una cadena humana de 400 km, como gesto por la independencia.

En respuesta y muy rápidamente, Rajoy se niega a negociar con el presidente regional catalán, Artur Mas, una mayor autonomía fiscal para Cataluña que aspiraba tener un marco privilegiado, similar al del País Vasco y Navarra, que gestionaban ( y aún lo siguen haciendo) sus propios impuestos.

Es así que, para noviembre de 2014, dos manifestaciones se llevan a Cabo: una sardana gigante y una consulta informal (simbólica) en la que votaron más personas de las esperadas. Dicha consulta fue declarada anticonstitucional por la justicia española aunque la tasa de participación fue de alrededor del 35%. El 80% de los votantes, es decir 1,8 millones de catalanes, se pronunciaron a favor de la secesión. Esto le valió al hoy ex presidente de la Generalitat, Artur Mas, quedar inhabilitado durante dos años por la justicia española, por incurrir en desobediencia.

El 27 de septiembre de 2015 hubo elecciones que se presentaban como un plebiscito a favor o en contra de la independencia y las encuestas auguraban un empate entre los que estaban a favor o en contra. Los partidos separatistas, de izquierdas y de derecha, obtienen en total, un 47,8% de votos, y por primera vez son mayoritarios en número de escaños en el Parlamento catalán.

Para noviembre de 2015, la Cámara catalana adopta una resolución por la que declara el lanzamiento del proceso, que debe concluir con la proclamación de un Estado catalán independiente en forma de república, a más tardar en 2017. La resolución fue anulada por el Tribunal Constitucional.

En enero de 2016, Carles Puigdemont, separatista de larga data, es designado presidente de Cataluña y a mediados de ese año, el recién estrenado presidente de la Generalitat, anunció la celebración de un referendo de autodeterminación para el 1 de octubre de 2017, pese a su prohibición por la justicia española, con la pregunta ¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente en forma de República?

En caso de victoria del "Sí", y si la tasa de participación no es considerable, según él, la región emprenderá su desconexión del resto de España. El gobierno de Rajoy asegura que la consulta no se celebrará. Puigdemont cesa a un miembro de su gobierno regional que manifestó dudas sobre la viabilidad del referendo. Igualmente, deja marcharse a otros tres miembros del ejecutivo catalán, también dubitativos, y el jefe de la policía catalana presenta su dimisión.

A principios de septiembre, el Parlamento catalán aprueba la ley que permite el referendo, el gobierno regional adopta el decreto de convocatoria y crea una junta electoral para la consulta. Igualmente, la Cámara aprueba la ley que fija los primeros pasos de una hipotética república catalana. La justicia española, mediante el Tribunal Constitucional español, suspende, de forma cautelar la consulta, y advierte a más de un millar de funcionarios catalanes que deben abstenerse de ayudar a organizar el referendo, so pena de incurrir en responsabilidades penales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8